Empresas y finanzas

"Jobs no era un genio natural": Esta es la habilidad que tuvo que desarrollar, según Steve Wozniak

  • Wozniak siempre ha explicado que Jobs se convirtió en un experto en la venta mientras construían su compañía

A menudo cuando se habla de Apple, hoy en día la empresa más valiosa del mundo, a la gente le viene a la cabeza Steve Jobs en su papel de genio fundador. Pero, a su lado, y a menudo con cierta polémica sobre quién puso más de su parte en los momentos iniciales para que Apple despegara, estuvo Steve Wozniak.

Wozniak, ahora dedicado a la filantropia con su fortuna tras salir de la empresa de Cupertino, es reconocido como un genio de la informática y a menudo se cuenta que él 'construía' y Jobs 'vendía' sus poductos.

Pero Wozniak ha explicado en una entrevista para el portal Make It que su socio no siempre fue un gurú del marketing y la comunicación: fueron habilidades que Jobs tuvo que desarrollar para compensar el hecho de no ser un ingeniero informático especialmente hábil.

La comunicación, la base sobre la que Jobs cimentó su éxito

"Aprendió muchos principios de marketing porque no era realmente capaz, en cuanto a ingeniería de hardware y software informático", dice Wozniak sobre Jobs. "Tuvo que encontrar otras áreas para hacerse importante".

El año pasado, Wozniak empezó a protagonizar el reality show online Unicorn Hunters, junto a la ex tesorera de Estados Unidos Rosie Rios y el cantante Lance Bass, entre otros. En el programa, él y el resto de los jueces se enfrentan a lanzamientos de inversión de fundadores de empresas tecnológicas, y Wozniak dice que a veces se "asombra" de la ineficacia de la comunicación de algunos empresarios.

"Vimos muchos lanzamientos que eran un poco toscos y tartamudeaban, y se perdían, y eso no ayuda cuando te presentas a los inversores", dice.

El año pasado, Wozniak señaló que cuando Jobs y él fundaron Apple, la "personalidad de Jobs cambió" de amigo amante de la diversión a alguien que se tomaba muy en serio la construcción de una empresa que cambiara el mundo. Una parte crucial de esa transformación, dice ahora Wozniak, fue ver a Jobs "desarrollar sus [habilidades] de comunicación".

"Ser el principal comunicador y el principal responsable empresarial de las cosas. Era muy bueno en eso", dice Wozniak.

Wozniak dice que las habilidades de Jobs como comunicador y vendedor ayudaron a que Apple comercializara con éxito productos como el iPhone como fáciles de usar. El teléfono inteligente era algo aplicable a la vida de Jobs, dice Wozniak: "Un producto tecnológico comprensible en la mano que no confundiera al ciudadano medio. No tenías que saber de tecnología para usarlo".

Esa habilidad acabó separando a Jobs del resto de su generación de iconos tecnológicos. En una entrevista de 2020, Bill Gates dijo que estaba "muy celoso" de Jobs por ser un orador tan natural. Gates dijo que Jobs era "un genio", sobre todo por la forma en que podía inspirar a la gente, desde los clientes hasta sus propios empleados.

Probablemente era necesario que Jobs inspirara a sus empleados a hacer grandes cosas, porque era un jefe notoriamente difícil, y exigente, para trabajar. El ex empleado de Apple Guy Kawasaki escribió en 2019 que trabajar para Jobs "era a veces desagradable y siempre daba miedo, pero nos llevó a muchos de nosotros a hacer el mejor trabajo de nuestras carreras."

Y según Wozniak, Jobs' no era un comunicador natural. En 2020, Wozniak declaró que el implacable impulso de Jobs por convertirse en un comunicador y líder de éxito provenía de su deseo de ser recordado en última instancia como una figura histórica importante, y esa motivación le llevó a desarrollar las habilidades adecuadas para ello.

WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin