Empresas y finanzas

Más de 10 empresas se disputan la logística del solar de Nissan Barcelona

  • La mesa de reindustrialización prevé elegir a un único adjudicatario este mes
Imagen de los terrenos de la Zona Franca de Barcelona. Foto: eE
Barcelona

Más de una decena de empresas tienen como objetivo hacerse con los terrenos dedicados a actividad logística que incluirá el solar dejado por Nissan en la Zona Franca de Barcelona. En la lista figura nombres que ya han ido trascendiendo durante el proceso de propuestas, como Goodman, Cilsa (alianza de Merlin Properties y el Puerto de Barcelona), Prologis y Mecalux, así como Logicor, Segro, VGP, GLP y Panattoni, según la documentación que baraja la comisión de reindustrialización que debe definir la continuidad de la actividad empresarial en las instalaciones ocupadas hasta finales de 2021 por la automovilística japonesa.

Están en liza hasta 100.000 metros cuadrados, alrededor de la quinta parte de la parcela total de la Zona Franca, aunque la cifra es variable dependiendo de las necesidades definitivas de la actividad industrial que acabe tomando el relevo de Nissan. Además, solo se elegirá a un adjudicatario para el suelo logístico.

Inversiones millonarias

Según la última reunión de la comisión de reindustrialización, el hub de electromovilidad liderado por la alianza de QEV Technologies, Btech y Ronn Motor Group ocupará unos 375.000 metros cuadrados, mientras que Silence contará con 55.000 metros cuadrados. Además surgió como novedad un proveedor de baterías y componentes de motos eléctricas para Silence que también se ubicaría en la parcela. Además, el Centro Técnico Europeo de Nissan en España mantendría su actual ubicación. Con todo ello, quedan tres espacios dentro del recinto de la Zona Franca, uno de 70.000 metros cuadrados y otros dos de 30.000 metros cuadrados, destinados a proyectos logísticos e industriales complementarios aún por acabar de determinar.

Las propuestas de los candidatos logísticos son de cientos de millones, aunque hay que tener en cuenta que se trata de planteamientos de máximos que se deberán adaptar al espacio final en caso de ser elegidos. Por ejemplo, Goodman planteó hace unos meses un proyecto para la reconversión de los terrenos de las plantas de Nissan en la Zona Franca y Montcada i Reixac (Barcelona) para el que preveía una "potencial inversión" de 550 millones de euros y la creación de 3.200 empleos a través de espacios para actividad logística, industrial y centros de datos.

Cilsa prometía una inversión de 800 millones de euros y 4.000 empleos, y el presidente del Puerto de Barcelona, Damià Calvet, se ha mostrado abiertamente interesado en ubicar logística ligada al tráfico marítimo. Por su parte, Prologis plantea varias naves por fases que requerirían entre 300 y 500 millones.

El 'hub' de electromovilidad sigue pendiente de la financiación

El hub de electromovilidad que debe asumir el grueso de las instalaciones sigue pendiente de asegurarse la financiación, y precisamente una de las opciones es que el operador logístico aporte capital para el proyecto industrial. Además de la Zona Franca, prevé utilizar la planta de Montcada i Reixac para sus procesos de estampación y de producción de componentes, siempre que el plan de negocio y de financiación presentados sean finalmente aprobados y asumiendo que se llegue a un acuerdo con el hub asumible para la mesa.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin