Empresas y finanzas

Hostelería, moda y 'telecos' repercutirán el aumento de costes a los consumidores

  • El auge de electricidad y combustibles marcan el camino

Vivienda, electricidad, combustible, transporte y la cesta de la compra seguirán subiendo en 2022. Pero no será lo único. Tomarse un café en el bar mientras se llama por teléfono o se planean las siguientes compras de moda y electrónica también será más caro. Estos productos y servicios también sufrirán un encarecimiento de cara al próximo ejercicio tras el aumento de costes.

En este sentido, la hostelería se suma al imparable incremento de los precios y prepara subidas de entre el 10 y el 15% para las próximas semanas, tras las fiestas de Navidad. Desde el sector explican que, "aunque se ha intentado evitar en todo momento un encarecimiento para consolidar la recuperación y entre las empresas había un debate muy fuerte entre acometer las subidas ahora o esperar a que pasaran las fiestas de Navidad, la situación ya es insostenible y no va a quedar otro remedio que subir los precios a partir de enero". Aunque la patronal Hostelería de España prefiere no pronunciarse sobre estas subidas ni dar cifras, sí que admite que hay un problema y que la situación parece ya inevitable. "En estos momentos hay máxima preocupación sobre el incremento de los costes en hostelería, que son los que componen el precio final que se le cobra al cliente", explicaba Emilio Gallego, secretario general de organización tras la presentación de un informe sobre la importancia de las terrazas para el sector. El responsable de la patronal hostelera hizo hincapié en la preocupación del sector ante una subida de los costes de la electricidad del 40% en términos globales y que, "en las franjas horarias en las que más consumen nuestras empresas hay momentos en los que el precio se ha multiplicado por tres, lo que implica que la mayoría de los recibos de la luz de nuestros locales se han duplicado". Y el problema es que, tal y como apunta, "entre un 6 y un 8% del coste de explotación de un establecimiento corresponde a la energía".

Más por lo mismo en 'telecos'

El nuevo año se presenta especialmente convulso para el sector de las telecomunicaciones debido a dos fuerzas casi antagónicas: por una parte se prevé la aceleración del proceso de consolidación entre los operadores pequeños y regionales y, al mismo tiempo, se aprecia una mayor agresividad de las ofertas de bajo precio por parte de los escasos virtuales que han logrado sobrevivir. La tensión entre ambas fuerzas posiblemente marcará el curso para un negocio que históricamente ha sido deflacionista. Hasta el momento, los grandes del negocio han optado por elevar sus tarifas bajo el modelo "más por más". Es decir, Telefónica, Orange, Vodafone y también MásMóvil no disimulan su estrategia de ofrecer mejoras en los servicios a cambio de leves incrementos de los precios. Sin embargo, en los últimos meses se ha percibido un leve giro entre los gigantes españoles de la telefonía con alzas en las tarifas, pero sin contraprestaciones evidentes en las ofertas. Si no se produce un cambio repentino, a lo largo de este 2022 se barrunta por un "más por lo mismo".

En el lado justo contrario de las telecos tradicionalmente establecidas marcan tendencia los operadores de bajo precio, liderados por Digi y Finetwork. Estos últimos pisan el acelerador para arrebatar clientes a sus rivales, lo que obliga a estos últimos a diversificar propuestas con segundas o terceras marcas capaces de competir en precio.

Hasta la fecha se conocen los planes de Movistar de encarecer las tarifas Fusión en 3 euros a partir del próximo 7 de febrero, sin ventajas adicionales para los clientes. El catálogo de tarifas de servicios convergentes del operador líder queda de la siguiente forma: Fusión 0 pasará a costar 58 euros en la modalidad de 300 Mbps de velocidad de fibra óptica, o 65 euros con 1 Gbps. Con los mismos criterios, la Fusión Inicia costará entre 74 y 81 euros, Fusión Selección se situará en los 95 euros; Fusión Plus Ficción se cotizará a 105 euros al mes, mientras que Fusión Plus Fútbol costará 120 euros, Fusión Total se elevará hasta 150 euros y Fusión Total Plus se encarece otros tres euros hasta los 175 euros al mes.

Netflix también se ha apuntado al carro de las subidas de precios. La plataforma de streaming anunció a principios de octubre que subía sus tarifas en España hasta dos euros. La decisión afectó de los tres planes que ofrece la multinacional estadounidense. El único plan no ha subido es el básico de 7,99 euros, que también es el que bloquea la mayor cantidad de funcionalidades. El cambio en las tarifas se produce en el momento en el que Netflix tiene más competencia que nunca en España tras la llegada de HBO Max. Este nuevo canal tendrá un coste de 8,99 euros y contará con el contenido de Warner Bros, HBO y Cartoon Network. Además, hay que tener en cuenta que hace un par de años también se produjo en desembargo de Disney+.

La moda, un 10% más cara

Una combinación de escasez de materiales, cuellos de botella en el transporte y mayores costes logísticos tendrán impacto en la cadena de valor de la industria de la moda, tensando aún más el desequilibrio entre la oferta y demanda. Como resultado, las empresas se verán forzadas a aumentar los precios para los consumidores. De hecho, el 67% de los ejecutivos del sector textil espera elevar los precios al por menor en 2022, con un aumento medio del 3%, mientras que el 15% de los ejecutivos incluso espera aumentar los precios en un 10% o más. La industria de la moda mundial registró en 2020 un beneficio económico negativo por primera vez en una década y, este año se ha repetido el fenómeno, ya que un 69% de las compañías se han enfrentado a estos resultados, según indican los datos del Índice Global de la Moda de McKinsey (MGFI) incluidos en el informe "El estado del negocio de la moda 2022" publicado por The Business of Fashion (BoF) y McKinsey & Company. Este índice anticipa un escenario optimista, ya que se prevé que las ventas globales de moda superarán los niveles de 2019 entre un 3 y un 8% en 2022, una tasa de recuperación más rápida de lo previsto incluso hace seis meses. Aunque se espera que 2022 sea un año de crecimiento, muchos de los potenciales beneficios se verán lastrados por desafíos relacionados con la pandemia y la economía global como los problemas en la cadena de suministro a la cabeza durante los próximos meses.

Los sellos suben un 7%

Uno de los productos que cada año sube su precio son los sellos postales. Correos subirá un 7% el coste de los sellos necesarios para el envío de cartas y tarjetas postales normalizadas y de hasta veinte gramos de peso a destinos nacionales para el próximo año 2022.

Según recoge Ep, a partir de este sábado, 1 de enero, la tarifa pasará a ser de 0,75 euros, lo que supone un aumento de hasta cinco céntimos de euro.

Correos defiende que, con esta tarifa, España seguirá figurando en 2022 entre los países de la Unión Europea con las tarifas postales más económicas, con una diferencia respecto a la tarifa media europea en 2021, que es de 0,86 euros, de 11 céntimos de euro por envío, y por debajo de Alemania (0,80 euros), Reino Unido (1 euro) y Francia (1,08 euros).

En 2021, los precios para el envío nacional de cartas aumentaron un 7,7%, después de que se incrementasen un 8,3% en 2020, un 9% en 2019, un 10% en 2018, un 11,1% en 2017, un 7,14% en 2016 y un 10,5% en 2015. Así, desde 2015, cuando costaba 0,42 euros, el aumento llega ya al 79%.

La sanidad privada no subirá

El sector sanitario no afecta a la evolución del IPC tanto como otros sectores. Si bien es cierto que se han incrementado los precios tanto en atención ambulatoria como hospitalaria en un 0,7% interanual hasta noviembre de media, la regulación que tiene este sector impide que su escalada sea similar a otros. Recientemente se ha llevado a cabo la revisión anual de precios de medicamento y, según datos oficiales del Ministerio de Sanidad, el ahorro que se va a producir en los meses venideros será superior a los 240 millones de euros.

Respecto a la sanidad privada y aseguradoras de salud, lo que se observa es una caída de los precios para el ciudadano. La irrupción de nuevos agentes que ofrecen coberturas sanitarias ha provocado que los precios caigan respecto a lo que era la norma hasta hace un año. Las principales empresas que están entrando en este ámbito están relacionadas con las comunicaciones.

comentarios10WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin

Comentarios 10

En esta noticia no se pueden realizar más comentarios

Fácil
A Favor
En Contra

La mejor solución es comprar/consumir lo mínimo posible y verás como se le acaba el chollo a todos estos listos..

Puntuación 29
#1
Al 1
A Favor
En Contra

Para acabar con el chollo de los "listos" deberíamos dejar de pagar impuestos.

Si un hotel sube un 7% los sueldos de sus empleados, la SS también le quita un 7% más.

La electricidad le cuesta el doble (a las empresas no se les ha bajado el IVA para compensar la subida del precio.

Además, ahora les han subido las cotizaciones (impuesto al trabajo) para que Psoe y Podemos puedan subir las pensiones un 2,5% (menos de la mitad del IPC que luego han provocado ellos, vaya negocio).

Los alimentos que compran para sus clientes también han subido un 7%.

Bueno, pues ya tenemos al listopán de izquierdas que, en vez de quejarse por la subida del IPC y de los impuestos (por decisiones del PSOE para tener 23 ministerios, miles de asesores sin estudios, paguitas a inmigrantes, sanidad gratis a todo el planeta...) lo que nos pide es que no gastemos en el hotel y tgenga que cerrar y despedir a sus empleados.

Para que sus familias pasen hambre.

Vamos, lo que han hecho en Venezuela.

Puntuación 10
#2
Sanchinfl4s y palmer@s corrut@s giratory doors
A Favor
En Contra

Cerramos largos y bajamos la persiana, a tirar de preparados de Carreful y DIA y a rescatar los modelitos de hace 5 años que será la moda de ahoras!! jaja

Puntuación 7
#3
guille
A Favor
En Contra

La realidad es lo que sucede a tu alrededor mientras tú estás en otras cosas".

El problema de los dirigentes políticos es el de siempre, están en el discurso propagandístico de manera permanente mientras la realidad del ciudadano va por otros derroteros; Sánchez practica algo peor aún, trata de acomodar la realidad a su percepción y quiere hacernos ver que la realidad que vivimos es la que él nos predica. Naturalmente esto trae la consecuencia de falta de credibilidad, tal como ha sucedido con la trola de la "luz", el discurso económico va mal con las mentiras, los euros vuelan en el bolsillo de los ciudadanos cuando se atienden las necesidades más esenciales, y ya vemos lo que está pasando con salarios y pensiones, que van a perder un buen pellizco en esta batalla de los precios. Los millones de euros Europeos llegarán para determinados sectores pero no pueden ocultar las perdidas de poder adquisitivo de una mayoría de la población. Si a una subida de precios muy elevadas se le añaden subidas de impuestos, ocultos unos y a la vista otros, las consecuencias no tardarán en manifestarse, y no van a gustar al engolado Presidente al que únicamente salva el tener delante una oposición de muy bajo nivel.

Puntuación 15
#4
Joaquin
A Favor
En Contra

Mantener 17 CCAA, tantos ministeriis, tantos organismos, tantos, Aytos, tantos funcionarios es el mayor problema para un país excesivamente endeudado y dependiente de ayudas europeas y si a esto se le suma que lis gobiernos están formados por funcionarios aun más.

Puntuación 17
#5
Bilbo
A Favor
En Contra

"Más por lo mismo" en el mundo de las Telecos es una falacia. Se invierte mucho dinero en seguridad para que todo funcione. Ese dinero está allí pero no se ve y ayuda a ahorra mucho dinero al consumidor final

Encantado de mi tarifa, servicios y atención al cliente en O2. No puedo decir lo mismo de otros sectores como eléctricas, bancos, aseguradoras, aerolíneas o empresas de transporte.

Si las aerolíneas hubiesen mejora al mismo ritmo que lo han hecho las telecos haríamos la facturación en el salón, no habría colas de espera, los aviones cruzarían el atlántico en minutos, el covid no se habría extendido por los 5 continentes.

Normal que cada vez más y más gente abandone las oficinas y los viajes de negocio y teletrabaje gracias al "más por lo mismo" de las malvadas telecos.

Puntuación 3
#6
Agricultor
A Favor
En Contra

Siempre lo hacen, por eso hay que subir tipos ya, ya b asta de joder siempre al sector primario, para pagar las fiestas de los urbanitas de MIERDA.

Puntuación 5
#7
Marc66
A Favor
En Contra

Pues van a consumir solo los tontos.

Puntuación 2
#8
Al listopan del 2
A Favor
En Contra

Creo que con esa mentalidad debes de ser tú el votante del psoe...

Puntuación -2
#9
Kiko
A Favor
En Contra

La pandemia nos afecta a todos, no sólo a los negocios y empresas del tipo que sean.Si se creen que van a subir los precios finales a los consumidores para que seamos los que nos carguemos siempre con los gastos, sólo puedo decir que me parece bien, pero mi presupuesto no es de goma y tendré que hacer " correcciones" en mayor medida que los precios que me impongan. Mi empresa soy yo. Mi negocio soy yo, mi consumo y gastos los ajustaré adecuadamente. La famosa regla quitambiciones siempre funciona y lo seguirá haciendo. " Stop consumo y que les den por culo." Forma pacífica, inteligente, eficaz y empática de revindicar nuestros derechos, respeto e importancia en la vorágine económica, social, política,etc. Ellos verán y nosotros actuaremos en consecuencia. Hay campos en lis que estamos pillados, pero en la mayoría somos los putos amos y lo saben. No no van a chulear los manzanillos de siempre. PPP Paseo, Pipas, Paseo.

Puntuación 3
#10