Empresas y finanzas

Eslovenia entra en zona euro tras una historia de éxito económico

Zagreb, 7 dic (EFECOM).- Eslovenia, que entrará como primero de los nuevos miembros de la Unión Europea (UE) en la zona euro en enero, vivió desde su independencia de la antigua Yugoslavia en 1991 una verdadera historia de éxito y cumple todos los criterios de convergencia exigidos.

Su camino hacia la moneda única europea se inició prácticamente con la entrada del pequeño país alpino en la UE en mayo de 2004.

Sólo dos meses después de entrar en la UE, Eslovenia fue aceptada en el Mecanismo Europeo del Tipo de Cambio (ERM II), junto con las dos repúblicas bálticas de Estonia y Lituania, que debido a su fuerte inflación aún deben esperar para ser admitidas en la zona euro.

El 11 de julio pasado el Ecofin (Consejo de ministros de Economía y Finanzas de la UE) aprobó la incorporación de Eslovenia en la zona euro, fijando el tipo de cambio de 239,640 tólares eslovenos por el euro.

El ministro esloveno de Finanzas, Andreij Bajuk, aseguró la semana pasada que el camino recorrido por su país demuestra que "las reformas dolorosas y el arduo trabajo" brindan sus frutos.

Los cuatro criterios exigidos por la UE son la estabilidad de precios, la situación de las finanzas públicas, los tipos de interés a largo plazo y la estabilidad de los tipos de cambio.

El criterio más duro fue la inflación, cuya tasa media no debe exceder en más de 1,5 puntos la de los tres países mejor situados, algo que Eslovenia logró cumplir apenas en otoño de 2005.

En marzo de 2006, la inflación media anual de Eslovenia fue del 2,3 por ciento, o sea 0,3 puntos por debajo del límite referencial del 2,6 por ciento.

El déficit presupuestario fue en 2005 del 1,8 por ciento del Producto Interior Bruto (PIB), muy por debajo del 3 por ciento máximo permitido, y la deuda pública alcanza apenas alcanza el 30 por ciento del PIB, la mitad del 60 por ciento tolerado.

Los tipos de interés a largo plazo se situaron en marzo pasado en el 3,8 por ciento, frente al valor de referencia del 5,9 por ciento, mientras que la moneda eslovena, el "tólar", permaneció durante dos años en el ERM II sin grandes oscilaciones.

Según Bajuk, fue posible cumplir estos criterios gracias al amplio consenso político en el país, mientras que el gobernador del Banco de Eslovenia, Mitja Gaspari, destacó que estos datos se lograron "sin víctimas".

Se calcula que este año el desempleo alcance una media anual del 6,5 por ciento, mientras que el PIB por habitante será de 14.500 euros per cápita, con lo que Eslovenia ya se encuentra cerca de dos de los "viejos" miembros de la Unión, Portugal y Grecia.

Las proyecciones de crecimiento económico para este año hablan de un 4,8 por ciento, de una inflación del 2,5 por ciento y de un déficit público del 1 por ciento.

Sin embargo, para mantener unas finanzas públicas sostenibles Eslovenia deberá llevar a cabo reformas estructurales, entre otras, del sistema de jubilaciones.

Según los expertos, la inflación se enfrentará a varios riesgos como el aumento de los impuestos sobre el tabaco hasta 2008 y el posible aumento del impuesto sobre el valor añadido (IVA) en 2007.

Además, la CE advierte de la necesidad de medidas adicionales para impedir que la introducción del euro sea aprovechada para el alza injustificada de los precios en enero, tal y como sucedió en algunos países de la actual zona euro en el año 2002. EFECOM

vb/jk/cs

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Google+Google plus
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
Publicidad
Otras noticias
Contenido patrocinado