Empresas y finanzas

Media docena de herederos tomará el timón de grandes firmas familiares

  • El 89% de las firmas son familiares, generan el 67% del empleo y el 57% del PIB privado
Marta y Amancio Ortega, en Mónaco en el año 2012. Foto: eE

La llegada de Marta Ortega a la presidencia de Inditex ha abierto el debate de las sucesiones en las grandes empresas españolas. A sus 37 años, Ortega tendrá bajo su mando un conglomerado de empresas con una capitalización que supera los 88.000 millones de euros. Y es que, tras la sucesión anunciada en Inditex, otras grandes empresas familiares españolas como Mercadona, Ferrovial, Almirall, Grifols, Acciona, Miquel i Costas o Catalana Occidente han de llevar a cabo la transición en los próximos años y algunas ya han tomado decisiones.

Según el informe de 2021 del Instituto de Empresa Familiar (IEF), el 89% de las empresas españolas son familiares. Ellas generan el 67% del empleo y el 57% del PIB del sector privado. De hecho, en casi nueve de cada diez compañías participa solo una generación en la gestión de la empresa; mientras que en un 12% hay varias de ellas involucradas. En aquellas compañías en las que participan varias generaciones, en un 43% hay hasta dos generaciones; mientras que en un 15% hay hasta una tercera generación. Y es que dentro del mundo empresarial es conocido el dicho de que la primera generación crea el negocio, la segunda se lo reparte y la tercera, lo destruye o lo vende.

Mercadona, Acciona, Grifols, Almirall, Miquel i Costas y Catalana Occidente aún no lo han hecho

Buen ejemplo de ello aconteció con la compañía valenciana de figuras de porcelana Lladró. Los hermanos Juan, José y Vicente Lladró decidieron dividir el negocio familiar en 2007 tras 54 años. Entonces, Juan Lladró y sus hijas, poseedores del 70% de las acciones, aceptaron la propuesta realizada por el fondo de inversión PHI Industrial.

La propia revista Forbes publicó hace unos días que, de los 100 españoles más ricos, solo 26 pueden considerarse emprendedores de primera generación, los cuales acumulan el 57% de la riqueza, con un total de 85.850 millones de euros.

Pero dentro de estas sucesiones, en materia de igualdad de género al frente de los consejos de administración, los casos de Marta Ortega, Ana Patricia Botín y Marta Álvarez son anecdóticos.

Pendientes de sucesión

En el caso de Mercadona, Juan Roig, quien en repetidas ocasiones ha asegurado que ya sabe quién le sucederá al frente de la compañía, tiene cuatro hijas que forman parte del consejo de administración. De hecho, Hortensia Roig es la vicepresidenta del consejo de administración de cadena valenciana; mientras que Carolina es la secretaria del mismo. Además, Amparo y Juana Roig son vocales del consejo de administración de la compañía. El empresario valenciano, de 72 años, no ha desvelado quién será el encargado de tomar las riendas de Mercadona en el momento en el que él dé un paso al lado.

Ayer reconoció en la clausura de un curso de emprendedores y autónomos que "todas las empresas de éxito tienen tres cosas en común: un número 1 claro, un modelo de empresa y una misión", pero siguió sin desvelar ningún nombre para la sucesión.

La multinacional vasca de componentes de automoción Gestamp siguió el mismo proceso. Fundada a finales de 1997 por Francisco Riberas Pampliega cuenta con más de 40.000 trabajadores, más de 100 plantas en 24 países, 13 centros de I+D y su facturación entre enero y septiembre alcanzó los 5.145 millones de euros, un 16,9% más interanual. Desde su fundación, su hijo, Francisco Riberas Mera es el presidente ejecutivo de Gestamp, mientras que su hermano Juan María es el vicepresidente.

En el caso de Ferrovial, Rafael del Pino es el máximo mandatario de la constructora desde el año 2000. No obstante, su sucesión todavía tendrá que esperar. A través de su sociedad holandesa Rijn Capital controla el 20,11% del capital, con un total de 148,5 millones de títulos, mientras que la sociedad Menosmares, que gestiona su hermana María del Pino, acapara el 8,08% del capital, con 59,68 millones de acciones. Le sigue otro hermano Del Pino, Leopoldo, quien a través de Siemprelara controla el 4,19% del capital de Ferrovial, con 30,91 millones de títulos. Además, Joaquín del Pino conserva otro 2,55% de la constructora a través de Soziancor, mientras que Fernando del Pino vendió todas las acciones en 2014.

En Acciona, los Entrecanales son legión. José Manuel es el presidente de la compañía, mientras que su hermano Juan Ignacio es el vicepresidente. Asimismo, el hijo del mandamás de Acciona, José Entrecanales, es el director de Desarrollo Corporativo y Estrategia de Acciona Energía desde este año.

El caso de la papelera Miquel i Costas también tiene sus particularidades. Y es que, antes de 1996, el control de la compañía se repartía entre las familias fundadoras. Tras su salida a bolsa, los fondos salieron y volvieron a recuperar terreno en el capital las familias fundadoras. Al frente de la compañía está Jorge Mercader Miró, quien tiene el 15% del capital. Su hijo, Jorge Mercader Barata también forma parte del consejo de administración, es vicepresidente y director-general y es titular de 145.000 acciones de la sociedad y de 99.200 opciones sobre acciones.

En casi nueve de cada diez compañías participa solo una generación en la gestión de la misma

Las farmacéuticas también han pasado por un caso similar. En Almirall se preparan para la llegada de la tercera generación. Actualmente, Jorge Gallardo, de 80 años, es el presidente ejecutivo de la compañía, mientras que su hijo Carlos Gallardo se encuentra en el consejo de administración y es el vicepresidente segundo de la compañía. No obstante, Jorge Gallardo ya reconoció que todavía no ha llegado el momento de dejar el cargo, aunque también apuntó que "el plan está preparado, pero no lo comentamos".

En Grifols, Víctor y Raimon Grifols actúan como coconsejeros delegados de la compañía, tras la salida de Víctor Grifols Roura a finales de 2016. Desde entonces, su hijo y su hermano son los encargados de liderar la farmacéutica catalana.

Otra compañía que ya prepara el camino de la sucesión es el grupo asegurador Catalana Occidente. De hecho, el pasado mes de octubre, el grupo nombró a Hugo Serra, hijo del actual presidente José María Serra Farré, como consejero delegado, cargo que empezará a desempeñar a partir del próximo 1 de enero. El próximo consejero delegado de la compañía catalana venía desempeñando hasta ahora las funciones de vicepresidente del grupo, así como la de director general adjunto a la presidencia. La familia Serra controla hasta el 62% de las acciones de Catalana Occidente.

Sucesión realizada

En los últimos años, algunas compañías ya han aclarado su horizonte con la llegada de nuevos directivos que tienen relación con los anteriores mandamases. Es el caso de la propia Inditex, El Corte Inglés, Antolin o el Grupo Villar Mir.

El Corte Inglés está liderado desde mediados de 2019 por Marta Álvarez, hija de Isidoro Álvarez, y que este año también fue nombrada presidenta de la Fundación Ramón Areces, holding que controla el 37,4% del capital. Todo ello tras una cruenta guerra familiar con su primo Dimas Gimeno, que fue apartado, gracias a la mayoría que las hermanas Álvarez tienen en la sociedad Iasa, segundo accionista de El Corte Inglés con un 17,6% del capital.

Otro ejemplo es el grupo Antonolín. En febrero de 2015 José Antolín, hijo de Avelino, fundador de la compañía en 1950, daba un paso al lado y dejaba al frente del grupo a su sobrino Ernesto. Tras más de 20 años al frente del grupo pasaba a ser presidente de honor. No fue el único movimiento y María Helena Antolin, hija de José, ascendió a la vicepresidencia del grupo, cargo que sigue ostentando. Ahora, el Grupo Antolin da empleo a más de 27.000 personas, tiene 150 fábricas en 26 países distintos y su facturación en los tres primeros trimestres de 2021 se sitúa en los 2.905 millones de euros.

Otra de las grandes sucesiones fue la llevada a cabo por Juan-Miguel Villar Mir el pasado mes de mayo a favor de su hijo Juan Villar-Mir de Fuentes. Tras 34 años al frente del holding, Juan-Miguel cedió el testigo a su hijo, el cual es el actual presidente y consejero delegado del consorcio, al tiempo que sus otros descendientes, Álvaro y Silvia, entraron en el consejo de administración. El propio Juan-Miguel Villar Mir dejó la presidencia de OHL (actual OHLA) en 2016 en manos de su hijo, decisión que duró hasta 2020, cuando el consejo de administración de la compañía aceptó la renuncia de Juan ante la llegada de los hermanos Amodio.

comentarios4WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin

Comentarios 4

En esta noticia no se pueden realizar más comentarios

Nano54
A Favor
En Contra

"En febrero de 2015 José Antolín, hijo de Avelino". Infórmense mejor. Avelino Antolín Toledano y José Antolín Toledano eran hermanos y no padre e hijo.

Puntuación 1
#1
en fin
A Favor
En Contra

Así va el ibex.

Puntuación 0
#2
hp
A Favor
En Contra

VIVA ETA.

Puntuación -11
#3
A Favor
En Contra

ahora me explico muchas cosas de las empresas españolas

Puntuación 0
#4