Empresas y finanzas

El Gobierno bloquea la iniciativa de facilitar a los autónomos deducirse gastos en comida

  • Hacienda niega la posibilidad de que se paguen con cheques restaurante
  • ERC pedía equiparación con los autónomos societarios y trabajadores en nómina
  • Desde 2017 se está intentando modificar este aspecto del IRPF
La ministra de Hacienda, María Jesús Montero.

Los autónomos tendrán que esperar para comenzar a desgravarse sus comidas diarias de manera automática. El Gobierno ha rechazado una enmienda de ERC que tenía el objetivo de añadir flexibilidad para los trabajadores por cuenta propia a los hora de desgravarse gastos por manutención. Desde UPTA denuncian agravios comparativos con las grandes empresas que pueden deducir las dietas y comidas de directivos, sin necesidad de demostrar que se incurren en ellos durante el desarrollo de la actividad profesional. En la práctica, implica equiparar la figura del autónomo sin empresa con con los autónomos societarios y trabajadores en nómina.

La enmienda presentada por ERC pretendía facilitar la vida a los autónomos a la hora de justificar gastos deducibles en comidas, tal como sucede con los automatismos que se aplican a las empresas. Hasta hace relativamente poco tiempo, los trabajadores por cuenta propia, llegado el caso, estaban obligados ante Hacienda a acreditar que los gastos en hostelería y restauración correspondían a encuentros con clientes y proveedores.

En la práctica, suponía que los autónomos no tenían posibilidad de desgravarse comidas diarias. Una vez abierta la puerta, todavía los autónomos encuentran trabas con Hacienda a la hora del pago. La Agencia Tributaria niega la posibilidad de que las comidas se paguen con cheques de comida, ya que no demuestran que el gasto se realice en el ámbito laboral.

ERC había planteado la posibilidad de flexibilizar este requisito en las enmiendas número 797 y 804 a los Presupuestos Generales del Estado. El partido justifica la medida para "evitar toda litigiosidad en una cuestión que depende casi siempre de una apreciación subjetiva de !as pruebas otorgando seguridad jurídica a la persona trabajadora autónoma contribuyente". En la práctica supone equiparar la figura del autónomo que cuenta con una sociedad, una pyme, y con un trabajador en nómina con un autónomo que aplica los  rendimientos de la actividad económica en el IRPF.

De hecho, la modificación de ERC plantea introducir la deducción automática de los gastos de manutención incurridos en días laborables para el autónomo, con los límites cuantitativos previstos para los trabajadores por cuenta ajena de 11 euros diarios, siempre que la realidad del gasto esté acreditada con la correspondiente factura del establecimiento o comprobante del emisor de la tarjeta de comida.

La propuesta de ERC está avalada por las asociaciones de autónomos que llevan reclamando esta modificación desde 2017. Es una vergüenza que "las grandes empresas se desgraven de manera automática las comidas de sus directivos, mientras que un fontanero no puede deducirse el menú del día", comenta Eduardo Abad, presidente de UPTA (Unión de Profesionales y Trabajadores Autónomos).

"Es una tomadura de pelo que se inició en con la aprobación de la Ley de Medidas Urgentes. Los que entonces eran oposición y los que ahora tienen esa responsabilidad, han manifestado en reiteradas ocasiones que esta circunstancia es inaceptable, lo han dicho incluso en sede parlamentaria", añade.

La propuesta supondría una facturación de casi 120 millones de euros para el sector de la pequeña restauración de menú diario, y se crearían aproximadamente 10.000 puestos de trabajo directos, además de ser el mejor modelo para terminar con la injusticia que sufren los autónomos en concepto de gastos deducibles, añaden desde la asociación.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud