Empresas y finanzas

Borja Escalada (RLH Properties): "Queremos ser la mayor empresa hotelera de ultralujo del mundo"

Borja Escalada, consejero delegado de RLH Properties

El grupo mexicano RLH Properties acaba de reabrir las puertas del emblemático Hotel Rosewood Villa Magna, en Madrid. Adquirido a finales de 2018, la firma que dirige el español Borja Escalada ha redoblado su presencia este verano en España con la compra de su segundo hotel, el Bless de Madrid. La compañía quiere convertirse en la mayor empresa hotelera de lujo y ultralujo del mundo y, para ello, seguirá buscando oportunidades en España, donde ya ha invertido 350 millones de euros, y en otros países europeos como Portugal, Francia, Italia e Inglaterra.

El viernes reabrió sus puertas el nuevo Hotel Rosewood Villa Magna, en Madrid, tras su compra por parte de RLH Properties. ¿Qué espera la compañía de su entrada en España?
Cuando compramos el Villa Magna teníamos claro que en la apuesta de RLH por su internacionalización el país que tenía más sentido para nosotros, por motivos obvios, era España; no sólo por el mero hecho de ser yo español, sino por el vínculo que siempre ha existido entre México y España, y este activo siempre ha estado muy ligado a los mexicanos. A parte de que el arquitecto del inmueble originalmente fue un mexicano, no hay mexicano que no pase por Madrid y se quede en el Villa Magna. Con la apertura por fin se ve la luz al final del túnel. Han sido 18 meses tremendamente complicados para todos y obviamente para el sector turístico en especial, aunque es cierto que el segmento del lujo se ha comportado mucho mejor. Estoy convencido de que este es un hotel que se va a convertir en un icono del nuevo lujo contemporáneo, no solamente de España, sino de Europa.

"Nuestra vocación es expandirnos y vemos cosas en Italia, Inglaterra, Portugal y Francia"


¿Qué ritmo de reservas está registrando el Hotel Villa Magna?
Estamos siendo muy cautelosos con sacar habitaciones a la venta porque queremos estar seguros de que están todas terminadas y con los estándares tanto del hotel como de la marca Rosewood, pero las que estamos sacando están volando. La demanda en Madrid está siendo ya bastante buena y acercándonos más hacia Navidad estoy convencido de que el hotel va a estar muy lleno.

"Nos encantaría seguir creciendo en España y, de hecho, estamos viendo oportunidades"


Al margen del Villa Magna, este verano RLH compró el Hotel Bless de Madrid. ¿Qué planes tienen en España? ¿Comprarán más activos?
Obviamente creemos que España es un mercado que tiene todo el sentido para nosotros y para el segmento en el que estamos trabajando, e invertimos. España tiene 89 millones de visitantes en un año normal y quizás el segmento del lujo es el que menos se ha desarrollado, muy probablemente por la historia reciente y de dónde venimos. Pero España tiene todo para ser un destino de lujo. Tiene la gastronomía, la cultura, la gente, el clima, la diversidad geográfica, la infraestructura y tiene un mercado cautivo o potencial muy importante. Toda Europa son más de 300 millones de personas y si preguntases cuál es el clima que al querrían ir España seguro que estaría entre los primeros. Lo que pasa que nunca habíamos tenido la suficiente oferta de turismo de lujo y de ultralujo. Nos habíamos quedado en un turismo muy bueno, pero sin llegar probablemente a este segmento.

Nos encantaría seguir creciendo en España y, de hecho, estamos constantemente viendo oportunidades. Crear un portafolio como el que tenemos requiere ser selectivo y buscar las oportunidades. No tenemos prisa, pero seguimos analizando.

¿Está RLH analizando alguna operación concreta ahora?
Mentiría si no dijese que siempre estamos analizando operaciones concretas. El Villa Magna lo compramos en diciembre de 2018 y llevábamos viendo hoteles en España desde 2017. Creo que todavía hay oportunidades en España para nuestro segmento. La compra del Bless es una confirmación de que Madrid tiene además que ir segmentando ese lujo. Creemos que el Bless está llamado a cubrir un nicho de mercado que se abre justo inmediatamente en términos de tarifa un poco por debajo de Villa Magna, el Ritz y el Four Seasons. Y creo que Bless va a ser líder en ese segmento. Al final es lo que buscamos, el lujo alto sin llegar a ser el ultralujo y, sobre todo, con un hotel más jovial, probablemente el hotel de los hijos del Villa Magna.

¿Con qué capacidad de inversión cuenta RLH?
Afortunadamente hasta ahora nuestros accionistas siempre nos han apoyado y apoyan el crecimiento de la compañía. Hemos crecido muy rápido, somos una compañía tremendamente joven. No creo que ahora mismo el limitante sea acceder a recursos, sino encontrar las oportunidades correctas que encajen bien en nuestro portafolio y que, sobre todo, lo complementen y tengan sentido. Nuestra vocación es crear un portafolio diversificado y complementario con los mejores activos hoteleros del mundo.

¿Podrá RLH acometer inversiones de la talla del Villa Magna?
Si encontramos una oportunidad que tenga sentido para la compañía, está lista para hacer nuevas inversiones, bien sea con capital que tengamos o con capital que acudamos al mercado de capitales para levantar. De hecho, cerramos una ampliación de capital recientemente, justo antes del verano, de 140 millones de dólares con una sobresuscripción de más del 60%. Estamos en el sector correcto, que tiene mucho potencial y en el que la demanda va a superar a la oferta. El número de personas que puede acceder por riqueza a estos activos está creciendo de una manera acelerada y crisis como esta lo impulsan. Pero lo más importante es que el abanico está creciendo mucho porque las nuevas generaciones están pasando del tener al vivir, vivir experiencias, y destinan mucha más parte de su patrimonio o de su capacidad de gasto en viajar y a un nivel más considerado como lujo o ultralujo de lo que lo hacían las generaciones anteriores. Esto hace que no solamente personas con un altísimo poder adquisitivo sean nuestro target sino que también gente con un poder adquisitivo más normal esté decidiendo destinar una parte importante a vivir estas experiencias.

"El Hotel Villa Magna se va a convertir en un icono del nuevo lujo contemporáneo de España y Europa"

¿Cuál es la vocación temporal de RLH en sus activos?
No somos un fondo, somos una empresa cotizada. Nuestra vocación es de permanencia, de muy largo plazo, lo que nos convierte en muy buenos socios de los operadores. No somos una compañía que busque comprar en la parte baja del ciclo y vender en la parte alta. Si Dios quiere tendremos el Villa Magna por las siguientes décadas.

En su apuesta por España, ¿están abiertos a crecer en Madrid o a entrar en otras ciudades?
El foco en España es España. El foco es crear un portafolio diversificado y complementario. Posiblemente en Madrid sería más difícil encontrar un activo que siga complementando nuestro portafolio y el foco ahora ya es fuera de Madrid. Hay muchos destinos que tienen la potencialidad para ser interesantes para nosotros: Barcelona, la Costa del Sol, las islas… España tiene todavía mucho potencial.

¿Cuál es el próximo paso de RLH en Europa?
No sabría decirlo. Hemos visto cosas en Portugal, en Francia, en Inglaterra, en Italia… Nuestra vocación es expandirnos y crecer en Europa, aunque estamos viendo ahora también en la zona del Caribe.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin