Empresas y finanzas

Las automovilísticas mejorarán su rentabilidad pese a la falta de chips

  • Ferrari, Tesla y el Grupo Volkswagen superarán el 15% de margen 'ebitda'
  • Los fabricantes apuestan por la producción de modelos más rentables

La escasez mundial de semiconductores, que afecta a todo el sector desde finales de 2020 y que las previsiones apuntan a que se mantendrá hasta bien entrado 2022, no lastrará la rentabilidad de los principales grupos automovilísticos a nivel mundial.

Pese a que la producción y las ventas están lejos de alcanzar los registros de 2019 -año previo a la pandemia-, las compañías mejorarán sus márgenes este año.

Y es que, en una situación como la actual, las automovilísticas priman la producción de modelos con unos márgenes más elevados, lo que les permite alcanzar unos resultados financieros que se acercan o incluso superan a los registrados en 2019. Así, en el caso de Europa, el Grupo Volkswagen prioriza la producción de modelos en sus plantas alemanas frente a otras factorías europeas o donde hay clientes con un alto margen de contribución.

Todo ello pese a que, según un informe de la consultora AlixPartners, esta escasez de chips costará a la industria de la automoción 210.000 millones de dólares (180.650 millones de euros al cambio) y estima que se dejarán de producir 7,7 millones de unidades. Estas previsiones son peores que las que presentó la consultora en mayo, cuando estimó una pérdida de 110.000 millones de dólares para el presente ejercicio y dejar de fabricar 3,9 millones de vehículos.

Así, en los seis primeros meses del año -últimos datos disponibles- se fabricaron en todo el mundo un total de 40.338.546 vehículos, lo que supone un 29% más en tasa interanual, aunque un 12% menos si se compara con las cifras de 2019, según datos de la Organización Internacional de Fabricantes de Automóviles (OICA, por sus siglas en inglés).

Por regiones, quien más se acerca a los niveles de producción de 2019 es Asia-Oceanía, ya que ensambló en la primera mitad del año un total de 22.685.914 vehículos, un 27% más en tasa interanual y un 5% menos frente a los registros de hace dos años. Europa, por su parte, fabricó 8.807.069 unidades entre enero y junio, un 27% más en tasa interanual y un 22% menos en comparación con 2019. América, por su parte, produjo 8.362.790 unidades, un 36% más frente a 2020 y un 20% si se compara con dos ejercicios atrás.

Mayores márgenes

Los datos avalan esta mejora de las rentabilidades de los principales grupos mundiales. Si atendemos a las cifras de las 10 grandes automovilísticas (excluyendo a la firmas chinas), este año conseguirán un margen sobre el ebitda (beneficio antes de impuestos, intereses, depreciaciones y amortizaciones) del 15,6%, más de 3 puntos porcentuales por encima de lo que lograron hace solo dos años, antes de que la pandemia de coronavirus golpease al sector. Y eso, pese a los recortes que se prevén en la producción. "Los problemas de suministro en los semiconductores van a provocar que este año se fabriquen menos coches, algo que ya ha descontado el mercado en bolsa", apuntan desde Goldman Sachs. Los analistas del banco americano esperan que la producción global se incremente este año en un 2,3% frente a 2020, lo que está "muy por debajo" de las expectativas que había al inicio del ejercicio. "Los más afectados serán los fabricantes de componentes ya que los fabricantes de coches podrán compensar estas reducciones con unos mayores precios, que además se mantendrán de cara a 2022 cuando la producción también se recupere", concluyen desde Goldman.

En lo que va de año, se ha visto un incremento importante en las previsiones que los analistas hacen sobre los márgenes. De media, el 1 de enero se esperaba un margen ebitda medio para este año del 14,1%, 1,5 puntos porcentuales menos que ahora.

Ninguna recomendación de venta

Por automovilísticas, Ferrari será la automovilística que mejor margen ebitda tiene del sector, con un 35,5% para el presente ejercicio (ver gráfico). Le sigue Tesla, con un margen del 20%, nueve décimas más de lo pronosticado en el comienzo del año; el Grupo Volkswagen, con un 16,4% de margen ebitda y casi dos puntos más frente a las previsiones al comienzo del año; el grupo industrial sueco Volvo, con un 15,6% y 1,3 puntos más; y Daimler, con un 15,1% y 4,7 puntos más frente a las estimaciones al inicio del ejercicio.

De hecho, estos cinco mismos grupos automotrices son los que tienen mejores previsiones de margen ebitda tienen para los ejercicios 2022 y 2023.

El sectorial europeo se anota más de un 20% en lo que va de año pero cede un 8% desde los máximos alcanzados en junio. "Tras esta evolución en bolsa y la mejora de las estimaciones de beneficio, los títulos del sector se han abaratado de forma significativa", apuntan desde Bank of America. "Los fabricantes de vehículos se están beneficiando de una fortaleza de los precios que no llega a los de componentes, que están sufriendo el descenso en volúmenes y esto parece que está siendo descontando en el mercado, donde el PER a 12 meses se ha reducido en un 30% en lo que va de año y los deja cotizando a 7 veces su beneficio, lo que implica un descuento del 28% frente a su media de los últimos 5 años", concluyen.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin