Empresas y finanzas

EEUU reabrirá los vuelos para los extranjeros que hayan completado la pauta de vacunación

  • Tendrán que presentar prueba de vacunación y un test negativo
Foto: Dreamstime

Tras meses de dudas y quejas por parte de la UE, el Gobierno de EEUU ha anunciado que el próximo mes de noviembre, el país finalmente levantará las restricciones de entrada al país a los extranjeros que hayan completado la pauta de vacunación.

Las nuevas normas para los viajes internacionales entrarán en vigencia a "principios de noviembre", según informó este lunes el coordinador de covid-19 del Gobierno estadounidense, Jeff Zients. Las acciones de las aerolíneas europeas subieron tras conocerse la noticia, con picos de hasta el 10% en IAG, cuyos vuelos entre Londres y Nueva York son una de sus principales fuentes de ingresos -o, la menos, lo eran antes de la pandemia-.

Los viajeros tendrán que presentar una prueba de vacunación y un test negativo realizado con un máximo de tres días de antelación para subir a aviones con destino a EEUU. El nuevo régimen también implicará requisitos más estrictos para las pruebas de coronavirus y el rastreo de contactos, dijo Zients. Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades determinarán la definición de "totalmente vacunado" para los viajeros internacionales, agregó, indicando que puede haber dudas con las vacunas no aprobadas en dicho país, como AstraZeneca o las producidas por China o Rusia.

Las nuevas medidas representan una reforma radical de las estrictas normas de entrada impuestas hace más de un año por el expresidente Donald Trump a los viajeros con destino a EEUU para tratar de frenar la propagación del virus. Los países europeos, en particular, se han quejado de que EEUU mantenía restricciones de viaje a sus ciudadanos vacunados incluso después de que los Veintisiete abrieran sus fronteras a estadounidenses vacunados. A finales de agosto, la Comisión Europea recomendó a los países miembros volver a cerrar la puerta a EEUU ante la falta de reciprocidad.

Las compañías aéreas europeas, en particular, dependen de los vuelos trasatlánticos para generar ganancias tras perder una buena parte de la cuota de mercado doméstica frente a las compañías de bajo coste y los trenes de alta velocidad en las rutas de corta distancia.

Actualmente, EEUU prohíbe la entrada directa a personas que no sean ciudadanos estadounidenses o residentes permanentes -con la llamada Green Card- si han estado dentro del espacio Schengen de Europa o el Reino Unido en los últimos 14 días, independientemente de su estado de vacunación.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud