Empresas y finanzas

La solución de Amazon para frenar la escasez de repartidores: contratar a fumadores de marihuana

  • El problema para los empleadores es la responsabilidad en caso de accidente
  • La empresa presiona para que la droga sea despenalizada en todo el país
Una furgoneta de reparto de Amazon. Foto: Bloomberg.

Amazon tiene una solución para tajar la escasez de repartidores: reclutar a fumadores de marihuana. La compañía está aconsejando a sus socios, pequeñas empresas familiares de reparto que operan las omnipresentes camionetas azules de Amazon, que anuncien de manera destacada que no harán tests de consumo de marihuana a los solicitantes de empleo, según revelan documentos compartidos con la agencia Bloomberg y entrevistas con cuatro propietarios de negocios.

Permitir que los consumidores de esta droga puedan participar en los procesos de selección puede aumentar el número de solicitantes de empleo hasta en un 400%, dice Amazon en un mensaje, sin explicar cómo se le ocurrió la estadística. Por el contrario, dice la compañía, realizar pruebas de consumo de marihuana reduce el grupo de posibles trabajadores hasta en un 30%.

Una de estas empresas de reparto, que dejó de hacer pruebas de drogas a los solicitantes a instancias de Amazon, dice que la presencia de trazas de marihuana en sangre era la razón predominante por la que la mayoría de las personas eran excluidas del proceso de selección. Ahora que solo están realizando test de drogas más duras, como opiáceos y anfetaminas, aprueban más conductores.

Otras empresas de reparto continúan examinando a los solicitantes, preocupadas por las implicaciones de cara a los seguros y la responsabilidad en los muchos estados donde el uso de marihuana sigue siendo ilegal. También les preocupa que la finalización de las pruebas de detección de drogas pueda llevar a algunos conductores a fumar antes de salir a una ruta.

"Si uno de mis conductores choca y mata a alguien y da positivo en la prueba de marihuana, ese es mi problema, no el de Amazon", dijo uno, que solicitó el anonimato para discutir el tema porque Amazon recomienda a los propietarios de las empresas de mensajería que no hablen con los medios de comunicación.

Todo tipo de incentivos

Los empleadores están lanzando una gran variedad de incentivos para los nuevos empleados en medio de la crisis laboral que sacude EEUU después de la pandemia, ya que los bonos de bienvenida de 1.000 dólares, por sí solos, ya no se destacan. Target anunció este mes que pagaría la matrícula universitaria de sus empleados. Applebee's ofreció aperitivos gratuitos a los solicitantes en su esfuerzo por reclutar a 10.000 trabajadores.

Amazon, que está presionando al gobierno federal para que legalice la marihuana, anunció en junio que ya no haría pruebas de esta droga en sus entrevistas de trabajo. No pasó mucho tiempo antes de que la empresa comenzara a instar a sus socios a hacer lo mismo. En un comunicado, una portavoz de Amazon dijo que las pruebas de marihuana han afectado de manera desproporcionada a las comunidades de color, frenando el crecimiento del empleo.

También dijo que la compañía tiene tolerancia cero para los empleados que trabajan mientras están drogados. "Si un socio de entrega está trabajando sin plenas facultades mentales y da positivo en la prueba después de un accidente o debido a una sospecha razonable, a esa persona ya no se le permitirá realizar servicios para Amazon", dijo.

La contratación y el reclutamiento de conductores fue una de las principales preocupaciones de unos 100 propietarios de empresas de reparto que se reunieron esta semana en Las Vegas para intercambiar ideas para ayudar a sus empresas a prosperar. Con la ajetreada temporada de compras navideñas que se avecina, están luchando por destacarse en el apretado mercado laboral. Los contratistas de entrega de Amazon a menudo son superados por las empresas de autobuses escolares, donde los conductores pueden ganar más de 20 dólares la hora y volver a casa para cenar. Los conductores contratados de Amazon generalmente ganan 17 dólares a la hora y, a menudo, trabajan hasta altas horas de la noche para satisfacer la demanda.

Una solución es aumentar sus salarios. Pero eso solo puede suceder si Amazon acepta pagar más a sus socios de entrega por sus servicios, lo que la empresa no tiene pensado hacer a corto plazo.

comentarios2WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin

Comentarios 2

En esta noticia no se pueden realizar más comentarios

Usuario validado en elEconomista.es
gc1258
A Favor
En Contra

Como no nos libremos pronto de estas megaempresas superpoderosas, la población mundial estará en riesgo maximo de ser sometida de la forma mas abyecta.

Puntuación 18
#1
A Favor
En Contra

La solución está en no machacar a los repartidores con semejante montonaso de expediciones y que puedan tener vida y compajinarla con el trabajo, he escuchado a muchos quejarse por la calle, aparte los domingos deberían ser sagrados para el descanso por que este trabajo todos los días quema a la gente.

Puntuación 8
#2