Empresas y finanzas

De matarlos a resucitarlos: Amazon planea abrir sus propios grandes almacenes

  • El gigante online forma parte de los culpables de su desaparición
  • Es el último giro del Apocalipsis del retail tras la pandemia

Amazon planea resucitar y renovar el viejo modelo de grandes almacenes en EEUU. Estas superficies, que durante décadas fueron el templo del consumo antes de que llegaran los centros comerciales, están prácticamente heridas de muerte tras la pandemia y el auge del comercio online.

El Apocalipsis del retail en EEUU, como se conoce al fenómeno de cierre masivos de tiendas físicas, abre un nuevo capítulo tras el impacto de la pandemia, que aceleró las quiebras de centros comerciales y grandes almacenes. Antes de la aparición del coronavirus, todo el mundo apuntaba a Amazon como máximo responsable de la crisis del retail y el abandono de cientos de centros comerciales al imponer en los consumidores su agresivo negocio online.

Ahora el gigante del comercio en Internet pretende resucitar el viejo modelo de grandes almacenes, que fue máximo exponente del consumismo, tras la quiebra de compañías como JC Penney, Neiman Marcus, Lord & Taylor y Stage Stores. Almacenes que han vendido todo tipo de productos, desde ropa a artículos del hogar.

Según The Wall Street Journal, Amazon estudia abrir superficies comerciales para llenarlas con productos de las marcas más conocidas para aumentar su influencia en la venta de textil, hogar o electrónica. Los centros contará con un tamaño más pequeño. Estará limitada a menos de 10.000 metros cuadrados, frente a los 30.000 metros cuadrados que suelen tener las moles tradicionales, siguiendo la tendencia de las nuevas tiendas de Bloomingdale's y Nordstrom.

Ohio y California son los estados elegidos para que Amazon ponga en marcha su nuevo plan. No es la primera vez que la compañía fundado por Jeff Bezos que realiza incursiones en un escenario físico. Amazon abrió su primera tienda física en 2015 con una librería en Seattle, volviendo a sus orígenes. En 2017 adquirió los supermercados Whole Foods. Y lanzó tiendas efímeras para exhibir en establecimiento sus productos más exitosos. El nuevo lanzamiento se produce una vez que Amazon se ha consolidado como primer vendedor textil, superando por primera vez a WalMart.

Los grandes almacenes durante décadas fueron el sitio predilecto para realizar compras, donde se podía adquirir desde vestidos de noche a comida, pasando por electrodomésticos. Pero prácticamente pasaron a mejor vida de la mano de los grandes centros comerciales, tiendas low cost y grandes marcas como Zara o Uniqlo. El último zarpazo lo dio el comercio online. Los grandes almacenes en los ochenta tenían una cuota de mercado dentro del sector retail de aproximadamente del 10%, según la consultora Customer Growth Partners. En lo que va de año, representan menos del 1%.

El movimiento de Amazon despierta mucha expectación de cómo lo va a poner en práctica. La compañía reinvento la librería clásica con descuentos a los clientes de Amazon Prime, ofreciendo sus propios de lectura para probrar y ser muy cuidadoso en la selección y clasificación de libros.

La tienda física permitiría a Amazon ofrecer a los consumidores una gran cantidad de artículos que podrían probar en persona antes de decidirse a comprar. Eso sería particularmente beneficioso en la ropa, que a menudo es el producto más problemático a la hora de adquirirlo online.

Los ejecutivos de Amazon creen las tiendas físicas permitirían un mejor compromiso con los clientes y proporcionarían un escaparate de sus dispositivos y otros productos a los compradores que de otro modo no los hubieran probado, detalla The Wall Street Journal. Además de podrían recopilar datos valiosos de los clientes de comportamiento y brindar nuevas experiencias de compra.

Amazon ha tenido dificultades para irrumpir en la moda de marca de alta gama. Es reciente, de que marcas como Nike tengan su propio espacio en la web y el diseñador Oscar de la Renta comenzó a vender vestidos de fiesta.

comentarios5WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin

Comentarios 5

En esta noticia no se pueden realizar más comentarios

Usuario validado en elEconomista.es
aviamquepasa
A Favor
En Contra

cuando te sobran miles de millones, tienes margen para fallos...

Puntuación 4
#1
Usuario validado en elEconomista.es
guitarra
A Favor
En Contra

Sé que es verano, y no es un artículo de portada, pero podríais molestaros como mínimo en revisarlo por encima después de sacarlo del traductor de Google.

La redacción es absolutamente indecente, zafia e impropia de una publicación seria.

Puntuación 1
#2
BENEFICIO DE UNOS CUANTOS Y ESPLOTACIÓN DE TRABAJADORES
A Favor
En Contra

SI LA MAFIA DE AMAZON ACABARA EL COMERCIO PEQUEÑO RESUCITARIA Y LA ECONOMÍA SE REPARTIRIA ENTRE MILLONES DE EMPRESAS.

Puntuación 7
#3
Usuario validado en elEconomista.es
gc1258
A Favor
En Contra

Los grandes almacenes de Amazon, ¿estarán rotulados solo en inglés al igual que su Centro Logistico de Móstoles?. Me parece una falta de respeto hacia los ciudadanos del pais que te acoge o una maliciosa estrategia globalista contraria a la diversidad.

Puntuación 1
#4
John
A Favor
En Contra

Es curioso, los bazares regentados por asiáticos siempre han tenido fama de baratos cuando, en realidad, siempre son más caros.

Lo mismo con Amazon, puedes encontrar productos a más del doble de precio que en las tiendas especializadas del sector. Y sin embargo ahí está.

Hasta el punto que ya puede poner tiendas físicas. Luego vendrá la caída.

Puntuación 0
#5