Empresas y finanzas

Capital Energy prescinde del consejo que creó para su OPV

  • Rosa Sanz, Covadonga Soto y Laura Muríes salen de la empresa

Capital Energy ha decidido prescindir del consejo de administración del que se dotó para su salida a bolsa. La compañía ha simplificado así su estructura, asumiendo los accionistas y el Comité de Dirección las funciones que hasta ahora desempeñaba el Consejo. Juan Lasala sigue como presidente no ejecutivo, desempeñando funciones de representación institucional.

La decisión, por contra, supone, la salida de Rosa María Sanz, que era consjera dominical de la compañía, de Covadonga Soto, consejera independiente y de Laura Muríes.

En la misma línea, Capital Energy también decidió recientemente reestructurar su cúpula directiva, nombrando a Juan José Sánchez nuevo consejero delegado, puesto desde el que está liderando la gestión no solo de las áreas de negocio sino también de las áreas corporativas de la empresa. Jesús Martín Buezas, propietario de la compañía, continúa como vicepresidente ejecutivo.

En el marco de su compromiso con la transición energética ecológica y justa, Capital Energy cuenta en la actualidad en la península ibérica con una cartera de proyectos eólicos y solares que ronda los 38 GW de potencia, de los que más de 8,7 GW ya disponen de los permisos de acceso a la red concedidos.

Gracias al lanzamiento de su comercializadora, en el último trimestre de 2020, Capital Energy ha culminado su objetivo estratégico de estar presente a lo largo de toda la cadena de valor de la generación renovable: desde la promoción, donde la compañía tiene una posición consolidada dada su trayectoria de casi 20 años, hasta la construcción, producción, almacenamiento, operación y el suministro.

El objetivo de la empresa, que tiene más de 380 empleados distribuidos a lo largo de 15 oficinas en España y Portugal, es llevar al consumidor final la energía 100% renovable que ya está produciendo en sus propias instalaciones.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
Comentarios 0
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.