Empresas y finanzas

Las transacciones de espacios flexibles crecen un 85,4% en Madrid y Barcelona

  • Se cerraron 2.521 transacciones en Barcelona y 2.454 en Madrid
  • En ambas ciudades, la ocupación de los centros flex supera el 60%
Instalaciones 'coworking' de Impact Hub

En la actualidad los espacios flexibles se consolidan como una alternativa para muchas empresas y el aumento de transacciones es una muestra de ello. Así, las transacciones de puestos flexibles han aumentado un 85,4% en Madrid y Barcelona en el primer trimestre del año, respecto al último de 2020. Según los datos de CBRE, se cerraron 2.521 transacciones en Barcelona y en 2.454 en Madrid.

Los datos muestran "la estabilidad y el comportamiento positivo del flex en comparación con otros sectores y como las compañías españolas lo están integrando en sus modelos de trabajo. Estas empresas consideran el uso de espacio flex como algo estratégico, por lo que se alarga el ciclo de ventas y, la contratación, ya no es de un día a otro", explica Jesse Derkx, director del área de Agile Practice en CBRE España.

El aumento de estas transacciones no se ha visto materializado en ocupantes, ya que los puestos cerrados son para un futuro cercano, coincidiendo con los planes de vuelta a la oficina de las principales compañías españolas. En concreto, en Barcelona los centros flex tienen una ocupación promedia de un 66% y en Madrid de un 63%.

Perfil del demandante

Ha habido un cambio significativo de tendencia en cuando al perfil del demandante de este sector, ya que los espacios flexibles ya no son la única alternativa para empresas tecnológicas y start-up con necesidades inmediatas. El 60% de los puestos flexibles demandados por empresas provienen de aquellas que no habían usado este servicio con anterioridad, según los datos de CBRE. No obstante, el 30% de la demanda proviene de empresas tecnológicas y start-up, ya familiarizadas con esta metodología de trabajo.

"Este cambio de tendencia, en el perfil de las empresas que demanda este tipo de servicio, está demostrando que el sector flex es una opción de presente y futuro muy atractiva para las compañías que, a priori, no tienen un perfil tecnológico o de start-up. Además, pone en valor la estrategia hacia el modelo de trabajo híbrido, en los que los empleados alternarán el trabajo en una oficina física proporcionada por su empresa, con el trabajo en el hogar o en un coworking", comenta Alfonso Galobart, vicepresidente de CBRE España, Head A&T CBRE Continental Europe y Head Agile CBRE EMEA.

Otro dato que confirma este cambio de tendencia es la media de puestos flexibles solicitados por las compañías, ya que el 41% de las mismas han demandado en torno a más de cien puestos.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin