Empresas y finanzas

Pablo del Pozo: "España debe triplicar el peso del turismo de alta gama en tres años"

  • Las grandes ciudades son núcleos de atracción y hay que convertirlos en 'hubs' de turismo
  • "Hay que potenciar la marca España, atraer inversión y acomodarse a las tendencias"
Pablo del Pozo, presidente de la Comisión de Turismo de Círculo Fortuny y consejero delegado del Grupo Nuba

Pablo del Pozo, presidente de la Comisión de Turismo de Círculo Fortuny y consejero delegado del Grupo Nuba, urge al Gobierno a intensificar la apuesta por el turismo de alta gama, aprovechando la oportunidad que ofrecen los fondos Next Generation para trasformar el sector turístico. Un desafío que debe llevar a multiplicar por tres el peso de este segmento.

Tras más de un año de pandemia, ¿cuál es el efecto en el sector turístico en España y en el de lujo?

El sector turístico en España ha estado totalmente restringido en los últimos 15 meses. Todo el negocio emisor prácticamente se ha paralizado, se ha reducido más del 80%, y el receptivo ha resistido un poco mejor, con reducciones superiores al 60%. Sin embargo, en esa parte de turistas de alto impacto, de alto poder adquisitivo, se ha reducido algo menos, alrededor del 40%, lo cual demuestra que es más defensivo y más resiliente frente a determinadas crisis. Los últimos 15 meses han sido muy duros, la pandemia ha tocado en la línea de flotación del sector turístico al impedir la movilidad, que es en lo que se basa este sector económico tan importante que, además, es transversal a otros muchos y, por tanto, tiene un impacto multiplicador.

¿Cuáles son las perspectivas a corto, medio y largo plazo?

Empezamos a ver justo los primeros síntomas de recuperación. Hay una demanda latente brutal, porque estamos deseando volver a viajar y a recuperar nuestra vida normal, que se está empezando a ver en términos de peticiones. En Nuba, específicamente, tenemos niveles del 30% superiores a mayo de 2019. Vamos a ver si todo avanza. Estamos en manos del nivel de vacunación y de empezar a recuperar esa movilidad para que esas peticiones se puedan convertir en ventas. Este incremento no sólo se da en el segmento vacacional, también en la parte de empresas, en MICE, que estamos empezando a ver recuperación para el último cuarto del año, en términos de igualar niveles de actividad de 2019.

"Las perspectivas a nivel mundial del segmento de alta gama apuntan a una recuperación muy rápida, de más del 7% de crecimiento anual"

Las perspectivas a nivel mundial del segmento de alta gama apuntan a una recuperación muy rápida, de más del 7% de crecimiento anual, incluyendo 2021. En el turismo, a nivel general, las perspectivas son algo peores y vamos a tardar más. España puede recuperar entre el 40-50% de turistas que nos visitan con respecto a 2019. El 2022 debería ser un año de camino a la recuperación y deberíamos estar en niveles parecidos en términos de actividad global en el turismo a finales de 2022 o principios de 2023.

¿Qué es un turista de alto impacto?

Lo definimos por el gasto que genera ese turista. El gasto no lo suelen hacer en lo mismo que hemos ofrecido siempre en España. Un turista de alto impacto suele generar un gasto de 35.000 euros, entre 10 y 15 veces mayor que uno normal. Y ese gasto lo realizan en varias cosas que tienen que ver con las experiencias únicas, incluso transformadoras, con lo emocional... Esto se hace a través de lo que llamo centros de distribución de excelencia. La composición del gasto suele ir dirigido a hoteles de lujo o resorts exclusivos, gastronomía, actividades culturales, teatros, museos y otros eventos, compras, salud y bienestar, naturaleza y deportes... Con eso estaríamos atrayendo a este tipo de turistas que son los que generan un gasto importante y crean sostenibilidad y mucha riqueza, que España es lo que necesita para una recuperación mucho más rápida.

Apunta a un crecimiento del turismo de alta gama del 7% anual a nivel mundial. ¿Y en España?

España es una enorme potencia turística, somos el segundo del mundo en llegadas de turistas, y mantenerse en el top 3 no es fácil. Ha hecho muchas cosas buenas, pero tenemos la enorme oportunidad de transformar de verdad en parte el sector hacia la aportación de más valor, lo que hará que atraigamos más turistas de alto impacto. Somos los segundos del mundo atrayendo turistas, pero solo los séptimos en los de alto impacto. Ese diferencial de gasto crea sostenibilidad. Si somos capaces de generar esa transformación hacia la atracción de turistas de alto impacto la recuperación será muchísimo mayor, y muy superior al 7%. En la crisis de 2008 el turismo de lujo creció a niveles del 30%.

"Tenemos todos los ingredientes para ser el primer país del mundo: enorme oferta cultural, enorme oferta gastronómica, enorme patrimonio histórico…"

¿Qué peso tienen los turistas de lujo frente al conjunto del sector?

Es un peso relativamente pequeño para lo que creo que podemos hacer. Desde el Círculo estimamos que estará en torno al 10%. Y eso hay que hacerlo crecer muchísimo. Tenemos todos los ingredientes para ser el primer país del mundo: enorme oferta cultural, enorme oferta gastronómica, con más de 200 restaurantes con estrellas Michelin, enorme patrimonio histórico… Tenemos la clave para reducir ese diferencial entre los segundos en atracción de turistas y los séptimos sólo en alto impacto.

¿Qué peso debe tener el turismo de alto impacto en España?

Estando en torno al 10%, nuestra ambición debería ser al menos triplicar el peso del sector turístico de alto impacto sobre el global a un plan de tres años. Ese debería ser nuestro objetivo mínimo para de verdad generar un incremento del sector y de la capacidad de creación de valor real económico.

¿Cuáles son los cambios necesarios para atraer a estos turistas?

Tenemos las capacidades. Hay que ponerlas en marcha. Hay que empezar por realizar una campaña fuera de España para convencer, explicar, hacer llegar a todos esos turistas de nuestros mercados origen lo que tenemos, que es más que sol y playa. Esto tiene que ver con determinadas acciones público-privadas. Hay que potenciar la marca España fuera. Un segundo punto es que atraigamos inversión extranjera para desarrollar esos centros de distribución de excelencia. Y un tercero es que nos acomodemos a esas tendencias que están demandadas por los clientes de alto impacto. Hay que crear un ecosistema en el que se sientan cómodos estos clientes, con una oferta experiencial de producto, sin paquetes y personalizadas, manteniendo la sostenibilidad que pasa por la generación de riqueza en destinos de interior, relacionarse con los clientes en la nueva forma 2.0, no solo a través de experiencias físicas sino también de tecnología, o desarrollando esa ecuación de shopping basada en la parte online y en tiendas físicas. Y todo eso tiene que ir acompañado de algunas cuestiones como potenciar la formación de las personas que trabajan en este sector turístico.

"Para el de largo alcance hay que incidir mucho en Norteamérica, Asia y Latinoamérica, por este orden"

¿En qué mercados existe el mayor potencial de atracción de este tipo de turistas?

Cada mercado es bueno para un segmento distinto dentro del turismo. El que hemos atraído de forma tradicional es de corto alcance, el europeo, que tiene que seguir viniendo y tenemos una oferta muy importante, pero para el de largo alcance hay que incidir mucho en Norteamérica, Asia y Latinoamérica, por este orden.

¿Y en destinos en España cuáles son los que pueden ser más atractivos para este tipo de turistas?

Las grandes ciudades son núcleos de atracción y hay que convertirlos en 'hubs' de turismo, plataformas desde las cuales lo podamos hacer llegar a otras zonas de España. Que Madrid y Barcelona no sean entradas donde los clientes se van a Francia o al resto de Europa sino que se queden una semana o más y les podamos ofrecer experiencias en distintas partes de España. Hay que hacer que España sea un destino para quedarse y que sea para clientes de alto impacto.

¿Qué expectativas tiene con los fondos europeos Next Generation?

Hay que vertebrar los proyectos suficientemente atractivos, primero desde el Estado y después con nuestra ayuda para que se hagan efectivos. En eso va a radicar la diferencia entre la gran velocidad de recuperación que están demostrando China y Estados Unidos y la que está demostrando Europa, donde hay cierta contracción y no hay una aplicación real de estos fondos. Desde el sector privado y las asociaciones que estamos defendiendo este tipo de iniciativas, de un sector de actividad tan importante para la recuperación, estamos haciendo todo lo que podemos y esperemos que se lleven a cabo de forma efectiva. No he visto signos de puesta en marcha claros, ni su vertebración. Estamos esperándolo y creo que tenemos una oportunidad histórica. Todo dependerá de la capacidad de vertebrar ese tipo de fondos y de que se utilicen en las iniciativas que aporten más valor y sostenible.

¿A qué se deben destinar en el ámbito turístico?

Hay cuatro o cinco pilares muy claros: la atracción de la inversión, incentivos para recuperar determinado patrimonio histórico, hacer la reconversión al turismo de alto impacto, crear 'hubs' turísticos y montar un nuevo sistema de comunicaciones y de movilidad que verdad enlace con la España vaciada.

"Ha habido una destrucción de empresas importantísima y todavía nos quedan tiempos difíciles"

Con las perspectivas de recuperación que ha dibujado para este año, ¿puede sobrevivir el tejido empresarial que ha resistido hasta ahora?

Me gusta ser positivo. Tenemos la gran oportunidad de salir adelante. Todavía estamos a tiempo. Ha habido ya una destrucción de tejido empresarial turístico importantísimo en España, de en torno al 30%, que no va a conseguir salir. Ha habido determinadas medidas que ayudan, pero es verdad que no ha habido ayudas directas y las pocas que hay están dirigidas a una parte del sector muy específica. Va a haber importantes dificultades, quedan aún meses de travesía del desierto, porque aunque estos indicios de recuperación son muy claros, son para final de año. No sé si va haber ayudas. Las ayudas directas han sido inexistentes. Espero que con los fondos Next Generation no suceda lo mismo. Otro factor a nivel económico es todo el cambio de la legislación a efectos concursales con una prórroga hasta final y de año. A principios de 2022 aflorará la situación real. Ha habido una destrucción importantísima y todavía nos quedan tiempos difíciles.

¿Volverá a ser el turismo el primer generador de PIB en España?

El turismo debería seguir siendo el motor, ese nuevo turismo, más eficiente, buscando la sostenibilidad, creando riqueza, enraizando con la España vaciada, debería ser el motor de la recuperación, junto con otras iniciativas a nivel macro. Si el sector se abandona y no se vertebra lo vamos a pasar mal y perderemos peso específico y nos adelantarán por la derecha nuestros competidores. Si no hacemos nada va a haber una caída importantísima en términos relativos del sector.

¿Qué otros países pueden quitar protagonismo turístico a España?

Estados Unidos, Francia, Grecia, Portugal y Turquía lo están haciendo muy bien, especialmente en ese turismo de alto impacto.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin