Empresas y finanzas

Una veintena de expolíticos se sienta en el consejo de empresas de la SEPI

  • El Gobierno prepara ahora el relevo de Fernando Abril Martorell en Indra

Fernando Abril-Martorell no renovará como presidente de Indra por decisión del Gobierno. El Estado, a través de la Sociedad Estatal de Participaciones Industriales (SEPI), es el primer accionista de la empresa tecnológica con un 18,71% del capital.

En los próximos días se desvelará si el Ejecutivo de Pedro Sánchez opta por volver a hacer uso de las denominadas 'puertas giratorias' y sitúa a un político al frente de la compañía, integrada en el Ibex 35 y en cuyo consejo de administración ya ha colocado a dos exdirigentes socialistas, el exministro de Industria, Miguel Sebastián, y el exdiputado Antonio Cuevas.

A la espera de la decisión sobre el sustituto de Abril Martorell, hijo del fallecido Fernando Abril Martorell, vicepresidente en la etapa de Adolfo Suárez, pero sin trayectoria política alguna, en la actualidad cerca de una veintena de miembros del PSOE, PP e incluso Podemos forman parte de los órganos de gobierno de compañías cotizadas como Enagás, Red Eléctrica de España, Indra, Aena o Ebro Foods y de grupos controlados por capital estatal como Hispasat, Renfe, Paradores, Correos, Puertos, Navantia, Enusa, Sepides, Cetarsa o Enresa, SAES o Sainsel. A ellos se suman alrededor de un centenar de actuales altos cargos del Gobierno y varias decenas más de asesores de ministros y secretarios de Estado, jefes de gabinete, directores, subdirectores o interventores.

"Se acabaron las puertas giratorias. Hay que cerrarlas"

"Se acabaron las puertas giratorias. Hay que cerrarlas". Sánchez hablaba en estos términos antes de acceder a La Moncloa en 2018. Sin embargo, lejos de cerrarlas, el Gobierno las ha abierto más si cabe en los últimos años colocando en empresas con capital público a decenas de exministros de la época de José Luis Rodríguez Zapatero, exdiputados, exsenadores y asesores afines al PSOE. Y, de igual modo, en las empresas privadas el goteo de nombramientos de expolíticos en sus consejos tampoco se ha detenido.

La pandemia ha abierto una nueva vía de acceso a los consejos de las empresas con los rescates por parte de la Sepi –a través del Fondo de Apoyo a la Solvencia de Empresas Estratégicas–, si bien por ahora Sánchez sí ha cumplido con su compromiso y en los dos únicos procesos cerrados, los de Air Nostrum y Duro Felguera, ha optado por perfiles más técnicos procedentes tanto del ámbito privado como del propio grupo estatal de participadas.

Del conjunto de empresas públicas, aquellas controladas o participadas por la SEPI dominan el amplio listado de expolíticos y exaltos cargos de gobiernos nacionales y autonómicos que se sientan actualmente en sus consejos de administración. La SEPI tiene presencia en el órgano de decisión de cuatro cotizadas (Red Eléctrica, Indra, Ebro Foods y Enagás) con un total de ocho sillas dominicales, de las que cuatro están ocupadas por exdirigentes del PSOE , una por un antiguo alto cargo del Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero y tres por directivos de la propia sociedad estatal.

En Red Eléctrica, cuyo primer accionista es el Estado con el 20% del capital, figura la exdiputada del PSOE Maite Costa

En concreto, además de Sebastián y Cuevas en Indra, en Red Eléctrica, cuyo primer accionista es el Estado con el 20% del capital, figuran la exdiputada del PSOE Maite Costa, el que fuera presidente de la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet) en 2010 y 2012, Ricardo García Herrera, y la directora de Participadas de la SEPI, Mercedes Real. Asimismo, está presidida por la exministra de Vivienda con Zapatero Beatriz Corredor -es consejera con la categoría de otros externos- desde 2020, cuando sustituyó al también exministro socialista Jordi Sevilla, quien a su vez había relevado al popular José Folgado. En Enagás (5% de participación pública) son consejeros dominicales el exdiputado socialista Santiago Ferrer Costa y el vicepresidente de la SEPI, Bartolomé Lora; y en Ebro Foods (10,36%) aparece la subdirectora de Participadas del holding estatal María Jesús Garrido.

A ellos, la SEPI, que preside desde hace dos meses Belén Gualda -exalto cargo de la Junta de Andalucía-, suma en sus participadas al menos siete expolíticos más. Así, José Luis Navarro, exconsejero en la Junta de Extremadura, es el presidente de Enresa; Jordi Hereu, exalcalde de Barcelona, está al frente de Hispasat; Juan Manuel Serrano, exjefe de Gabinete de la Comisión Ejecutiva Federal del PSOE, preside Correos; Manuel Lago, exdiputado por En Marea y actual asesor de la ministra Yolanda Díaz, es consejero de Navantia, en cuyas filiales, SAES (Sociedad Anónima de Electrónica Submarina) y Sainsel, ocupan la presidencia, respectivamente, los exsenadores Joaquín López Pagán y Susana Hernández; y en Cetarsa su presidente es Juan Andrés Tovar, exportavoz del Grupo Socialista del Senado en la Comisión de Cooperación Internacional para el Desarrollo.

La lista de expolíticos en los consejos de empresas participadas por la Sepi se extiende por encima de la veintena al incluir a aquellos que lo están como independientes, una consideración cuestionada desde múltiples ámbitos sociales y políticos. El caso de Enagás es el más representantivo con hasta ocho expolíticos y varios exaltos cargos. Además de Santiago Ferrer como representante de la Sepi, hace un año el operador de la red gassista nombró al exministro de Fomento, José Blanco, y al presidente de la Generalitat de Cataluña y exministro de Industria, José Montilla, como consejeros independientes. Junto a ellos también se le dio una silla a Cristóbal José Gallego, asesor de Podemos. En su consejo también figuran el que fuera presidente de Alianza Popular, Antonio Hernández Mancha, las exministras en los gobiernos de José María Aznar Isabel Tocino y Ana Palacio, la exdiputada del PP Rosa Ruiz y exaltos cargos como Gonzalo Solana o Ignacio Grangel. No termina aquí, porque el consejero delegado, Marcelino Oreja, fue diputado del Parlamento Europeo por los populares. Y su presidente, Antonio Llardén, también ocupó cargos de responsabilidad en el Gobierno de Felipe González y ejerció de vicepresidente de Caixa Catalunya en representación del Ayuntamiento de L'Hospitalet de Llobregat que gobernaba el PSC.

Red Eléctrica, además de Corredor y Costa, tiene en su consejo al exdiputado del PP Arsenio Fernández de Mesa como independiente y a exaltos como Alberto Carbajo, Antonio Gómez Ciria y José Juan Ruiz. En Indra también aparece como consejera independiente Silvia Iranzo, secretaria de Estado de Comercio con Rodríguez Zapatero.

Decenas de altos cargos

La SEPI, que participa directa o indirectamente en más de 100 empresas, ocupa además en los consejos de aquellas que controla a varias decenas de altos cargos del Gobierno, asesores de ministros y secretarios de Estado, jefes de gabinete, directores, subdirectores o interventores.

Considerando todas las empresas públicas, los expolíticos y exaltos cargos con silla en sus consejos superan la veintena, con nombres como los de Maurici Lucena y Josep Antoni Duran i Lleida (Aena), Francisco Toledo (Puertos), Isaías Táboas (Renfe), Óscar López (Paradores), Jesús Huerta (Loterías) o José Vicente Berlanga (Enusa).

comentarios11WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin

forum Comentarios 11

En esta noticia no se pueden realizar más comentarios

Ninis y puertas giratorias
A Favor
En Contra

Ninis , sin mas oficio ni beneficio ,, puertas giratorias y aparcamientos de estomagos agradecidos sin mas oficio ni beneficio De ahi que para mantener el tremendo , multimillonario e infinito gasto estructural del sistema politico español se necesite al menos la recaudacion de tres paises ,, uñargarines . borboncetes .. rodriguitos ratas , pujjolitos , etc ,, aparte Los 1500 corruptos oficiales ninguno devolvera un centimo y menos del 3% pisara la carcel .. No hay pan pa tanto chorisso

Puntuación 25
#1
joven
A Favor
En Contra

Los españoles estamos hasta los huevos de que los políticos españoles se coloquen en empresas del Estado y en las puertas giratorias para seguir chupando mientras el pueblo se muere de hambre.

Puntuación 27
#2
Diego
A Favor
En Contra

y dentro de poco veremos a pablo iglesias y a irene montero en ellas, se pasaron hablando de las puertas giratorias años y ahora son ellos.

Puntuación 20
#3
chapa y pintura
A Favor
En Contra

No tienen remedio, ni se esconden para delinquir.

Puntuación 21
#4
Aurelio
A Favor
En Contra

Cual mas inútil. Pero cobran muy bien. Así nos fue con las cajas que ellos quebraron, nosotros pagamos y ellos se lavan las manos. Así nos va!

Puntuación 22
#5
Usuario validado en Google+
KIKO GOMEZ ORTIZ
A Favor
En Contra

#3 Es posible, por supuesto. Son políticos y la cabra tira al monte. Pero aparte de eso, que a día de hoy son sólo meras suposiciones, está el hecho incontestable que quieres pasar por alto para desviar la atención del tema. Se te ve el plumero y rezumas Ppsencia por los 4 costados. Estos, YA ESTÁN APOLTRONADOS DESDE HACE MUCHOS AÑOS los otros, podrán o no apoltronarse. No es ni parecido colegui, ni parecido. Por otra parte - que guerra os da el coletas- es doctor en ciencias políticas y de los de verdad, no de los vuestros que todos han estudiado en simulado y diferido en la URJC y todos con unas calificaciones muy, muy excelentes, como se pone de manifiesto cada vez que abren la boca y opinan sobre cualquier cosa. No se yo que me ha hecho sentir tanto ridículo y vergüenza ajena como ver a Aznar farfullar en ¿inglés? Al lado de Bush. O a Mariano tratar de salir de esos charcos en los que se metía frecuentemente en sus explicaciones y mentiras. O a Casado el sonrisita boba que gana votos cuando se calla y los pierde en cuanto habla de lo que sea, da igual. No se entera de nada en cualquier tema, sea el que sea. Podríamos seguir, pero ¿ pa quéeee? Me da que lo tuyo no son opiniones, son intereses.

Pero ahí los tienes; sueldos vitalícios y giratorias, y todo a cambio y a pesar de ser una panda inútiles summa cum laude.

Si el coletas hace lo mismo, se le criticará de igual manera, pero ya ha dejado claro que no es ni ha sido un inútil como los que tu defiendes a saber porqué.

El tiempo nos dirá si su legado permanece. Yo creo que si, y tu también deduzco.

De nada.

Puntuación 4
#6
realista
A Favor
En Contra

A la política llega lo peor de la sociedad.

Puntuación 16
#7
Jose
A Favor
En Contra

Las empresas grandes necesitan a políticos porque viven de sus regulaciones. Estamos en la peor combinación posible de estructura económico-política. Plutocracia endogámica, capitalismo extremo e implacable en la plebe y con tintes expoliadores comunistas de la clase dominante sobre la dominada. ¿Cuánto tiempo creen que aguantará esto antes de explotar? Pues el tiempo en que la clase obrera entienda que ha sido vendida por los suyos. Los plutócratas de izquierdas intentarán señalar a la empresa como responsable de los males, a través de los sindicatos. Nada que no pasara ya en otros tiempos.Los medios deben decidir de que parte de la historia quieren estar. Pero este país tiene infinitas miserias y taras morales, por eso acabó como acabó y acabará como acabará.

Puntuación 10
#8
Zenbaki
A Favor
En Contra

esto es completamente ilegal señorías. que esperan? conflicto de intereses de lo público en privado, delito penal señorías. lo publico no puede ser propietario de privado, ni museos, ni teatros, bandas musicales, agencias de seleccion, edificios=300B€, asociaciones, consejos, empresas...y tantas y tantas cosas Señorías, limpien eso ya. o sus inexistentes hij@s lo pagaran.

Puntuación 8
#9
Usuario validado en elEconomista.es
amilcarbarsa
A Favor
En Contra

Crápulas y caparras exprimidores del dinero público. No hay que acabar con las puertas giratorias, hay que hacerlas más grandes para que quepan todos. Facinerosos delincuentes.

Puntuación 5
#10
Usuario validado en elEconomista.es
amilcarbarsa
A Favor
En Contra

Es el anarcocapitalismo, imbécil.

Puntuación 3
#11