Empresas y finanzas

La Guardia Civil destapa la venta de productos ibéricos falsos y el uso sin autorización de la DO Guijuelo

  • Dia vendió una gran parte de los productos sin saber que eran falsos
  • La cadena colaboró para destapar la estafa durante un año
  • Hay 6 detenidos y 63.000 envases intervenidos

La Guardia Civil, en dos actuaciones desarrolladas en Madrid y Salamanca, ha realizado distintas inspecciones en empresas dedicadas al sector alimentario por la venta fraudulenta de productos cárnicos. En algunos casos etiquetaban y utilizaban trazabilidad falsa de productos cárnicos para simular que eran ibéricos; y en otros llegaban a utilizar ilegalmente la imagen de la Denominación de Origen Protegida (D.O.P) Guijuelo para vender los productos ibéricos.

En la operación, denominada Slice, se han intervenido más de 63.000 envases de productos de loncheados con etiquetados manipulados y se ha detenido a 6 personas e investigado a otras 2 en las provincias de Madrid, Badajoz y Córdoba. Además, agentes del Seprona de la Comandancia de Salamanca están investigando también a un hombre y una mujer por la venta irregular de productos con la DO Guijuelo.

Documentación sospechosa

La investigación se inició el pasado año cuando se detectó una documentación sospechosa relativa a unos lotes de envases de loncheados de lomo, paleta y jamón que habían sido preparados para la comercialización como productos de cebo ibérico e ibérico en una nave de Córdoba, y "desde donde se enviaban a una importante cadena de supermercados para su venta a nivel nacional, la cual desconocía la falsedad de los productos", según explica en un comunicado la Guardia Civil.

Aunque el cuerpo policial no lo menciona, tal y como adelantó elEconomista.es se trata de la firma Dia, que víctima de la estafa, lleva un año colaborando para esclarecer la trama, según las fuentes consultadas.

El análisis de la documentación del Área de Calidad Alimentaria de la Consejería de Sanidad de la Comunidad de Madrid y del Servicio de Control de Calidad Agroalimentaria de la Junta de Andalucía, así como informaciones aportadas por certificadoras, dieron lugar a que se constataran irregularidades relacionadas con una posible falsificación documental y /o duplicidad en lotes a nivel nacional.

Centro logístico

Posteriormente en un centro logístico de Getafe de la cadena de supermercados se inmovilizaron 5.768 envases de productos supuestamente ibéricos dispuestos para ser vendidos. Los agentes descubrieron que en otros centros logísticos de la misma cadena situados en las provincias de Córdoba, Toledo, Barcelona, Sevilla, Málaga, Alicante, Almería, Cádiz, Zaragoza y Valladolid, tenían almacenados miles de envases con productos ibéricos que también presentaban las mismas irregularidades relacionadas con la utilización de registros sanitarios mercantiles de terceras empresas sin su consentimiento, así como falsificación y manipulación en su trazabilidad y etiquetado.

En estos centros, con el fin de que estos falsos productos ibéricos no fueran introducidos en el mercado alimentario se inmovilizaron un total de 56.100 envases más de productos loncheados.

Producto robado

De acuerdo con la investigación llevada a cabo, en los últimos meses de 2019 e inicios de 2020, Dia estuvo vendiendo, sin su conocimiento, miles de jamones, embutidos y loncheados bajo las marcas Campo Noble, QSabor y De Casta, que habían sido previamente robados en Comapa, la que fue la mayor distribuidora de productos ibéricos de España.

Esta compañía, que estuvo bajo la dirección del grupo catalán Vall Company hasta su entrada en concurso de acreedores, llegó a presentar una denuncia contra la firma QSabor Foods en la Comandancia de la Guardia Civil de Tres Cantos (Madrid) ante la sospecha de que habían sido sus antiguos gestores -los hermanos David y Jaime Álvarez Fra- los que estaban detrás de toda la operativa. Y es que, según confirman fuentes próximas a la investigación, "QSabor Foods era una sociedad administrada por Mario Sergio Martín González, hijastro de David Álvarez, que se denominaba con anterioridad Iberian Focus y que fue el brazo exportador de Comapa bajo la dirección de los Álvarez".

Un gigante cárnico

Lo que se denunció, en concreto, fue un presunto delito de receptación al haber sacado provecho -de manera consciente- de una mercancía que había sido robada. Capitaneada por los hermanos Álvarez, Comapa se había convertido en un gigante cárnico gracias a la venta de jamones a muy bajo precio en cadenas como Carrefour o Consum, entre otras. Lo que la Guardia Civil todavía no ha aclarado es si los falsos ibéricos pertenecían o no a los lotes que, supuestamente, habían sido robados.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin