Empresas y finanzas

elEconomista derrota a Leo Messi en el Supremo: su empresa declaró pérdidas continuas y no tributó

  • La Audiencia Provincial de Barcelona ya dijo que todo lo publicado era veraz
  • Limecu no ha registrado beneficios desde su creación en 2010

elEconomista.es ha derrotado por goleada a Leo Messi ante los tribunales. El Tribunal Supremo ha rechazado un recurso presentado por el futbolista tras una sentencia en la Audiencia Provincial de Barcelona que dictaminaba que la información publicada por este periódico el 10 de diciembre de 2016, titulada 'La empresa de Messi suma 20 millones de euros de patrimonio y evita tributar al fisco', es veraz, no contiene ningún dato falso y, además, es de interés público dado el carácter mediático del jugador.

El jugador del FC Barcelona presentó una demanda contra Ecoprensa, la editorial propietaria de elEconomista.es, en un juzgado de Primera Instancia de Gavà por intromisión en el derecho al honor, y aunque en un primer momento el tribunal le dió la razón, la Audiencia de Barcelona echó por por tierra todos sus argumentos, algo que ahora el Supremo ha ratificado.

En su sentencia se deja claro que los hechos narrados son veraces y que "apostillar que esa sociedad (en referencia a la firma Limecu, propiedad de Leo Messi), desde 2010, año tras año, declara pérdidas y así elude pagar el impuesto de sociedades no es propiamente una manifestación sino un complemento de la información narrada en ese párrafo".

Información veraz

En consecuencia, según el Supremo, "todo el texto del artículo, incluido su título debía ser considerado una  información al objeto de realizar el juicio de ponderación entre el derecho de información y el derecho al honor del  demandante afectado por el contenido de lo narrado en el texto".

Para el Alto Tribunal, "en primer lugar,  los hechos  narrados en este artículo no carecen de interés general, en atención al carácter público del personaje afectado por la información, la sensibilidad social sobre el  cumplimiento de las obligaciones tributarias y el medio  de  difusión de la noticia, un periódico de información económica". 

Pero no solo es eso. "También se cumple el segundo criterio que legitima el ejercicio de la libertad de información, la veracidad de la noticia", porque "el objeto de la información se nutre de datos verdaderos", tal y como había dictaminado ya la Audiencia de Barcelona.

Sin expresiones vejatorias

La sentencia previa de la Audiencia, firmada por los magistrados Agustín Vigo, Esteve Hosta y Sergio Fernández, recordaba que "el texto no contiene expresiones injuriosas o vejatorias" e insiste en que "la libertad de información de los demandados, cuando aquí se transmite una información pública, obtenida de un registro público como es el Registro Mercantil y de los tribunales; de interés público, que viene dado por la relevancia mediática del actor; y veraz, ya que el artículo no comunica ningún hecho falso (...) debe prevalecer".

En la sentencia se insistía, además, en que "hay que tener presente que habitualmente uno de los motivos, si no el principal, por el que una persona física o familia con elevadas rentas constituyen una compañía mercantil es precisamente para pagar menos impuestos", por lo que "la información que transmite el artículo de que Limecu le sirve al actor para pagar menos impuestos no deja de ser una perogrullada".

El tribunal, que estimó así el recurso de apelación presentado inicialmente por Ecoprensa y obligó a Messi al pago de las costas, tal  como ha hecho ahora también el Supremo, dejó claro que "no apreciamos que el artículo periodístico, en general, ni tampoco su titular y el texto que hemos reproducido, en particular, lesionen la dignidad del jugador, menoscabando su fama, por lo que estimamos que no infringen el derecho al honor del actor".

Las cuentas

De acuerdo con la información publicada en 2016, Limecu España 2010, la sociedad de Leo Messi a través de la cual gestiona sus inversiones, tenía a 31 de diciembre de 2014, el último año del que hay cuentas publicadas, un patrimonio neto de 19,9 millones de euros. Es una cifra que no ha parado de crecer desde su constitución en 2010 y, sin embargo, desde esa fecha, año tras año, declaró pérdidas, por lo que no tuvo que pagar el impuestos de sociedades a la Agencia Tributaria.

De acuerdo con los datos recogidos por Informa con las cuentas publicadas en el Registro Mercantil, la sociedad acumuló entre 2010 y 2014 unos números rojos por importe total de 4,8 millones. La cifra más abultada se registró en el último ejercicio, con pérdidas de 2,08 millones, un 30 por ciento más que en el año anterior.

Limecu -acrónimo de Lionel Messi Cuccittino- está constituida como una sociedad holding y es propietaria de tres sociedades: Leo Messi Management, Digital Messi y Edificio Rostower

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud