Empresas y finanzas

El fondo ICG pone a la venta la farmacéutica española Suanfarma por 600 millones

  • Ha contratado a Rothschild como asesor del proceso
Foto: Istock.

El fondo británico Intermediate Capital Group (ICG) ha puesto a la venta Suanfarma, compañía española dedicada a la fabricación de materias primas para el sector farmacéutico, veterinario y nutricional, según han confirmado diferentes fuentes financieras a elEconomista. La transacción está valorada en una horquilla de entre 500 y 600  millones de euros. Para orquestar este proceso, según las mismas fuentes, el fondo británico ha contratado al banco de inversión Rothschild, que ha comenzado a sondear a potenciales interesados para procederles a enviar el cuaderno de venta.

ICG, capitaneado en España por Jaime Chocrón, entró en el accionariado de Suanfarma en el año 2018, dando relevo a ProA Capital, que permanece en el capital como minoritaria junto al equipo directivo, liderado por Héctor Ara. Las mismas fuentes apuntan a que la gestora controlada por Fernando Ortiz todavía no va a salir del accionariado de Suanfarma, pese a ser una de sus participadas más antiguas (invirtió por primera vez en el año 2015 con su segundo fondo) al considerar que todavía puede maximizar su inversión.

En cuanto a los posibles candidatos a hacerse con la compañía, las fuentes consultadas señalan que el perfil más buscado es otro fondo de capital riesgo que pueda seguir haciendo crecer la compañía, en un momento de máximo interés por el sector sanitario en todo el mundo. De hecho, este ha sido uno de los motivos por los que el fondo británico ha puesto en venta su participación en esta compañía, en la que desembarcó hace menos de tres años.

Fundada hace casi tres décadas, Suanfarma ha elevado su crecimiento de forma exponencial de la mano de los fondos y ahora está presente en más de 70 países –ha hecho cinco adquisiciones en España, Portugal, Colombia e Italia– y cuenta con una plantilla de más de 650 personas. El objetivo de la compañía española es cerrar este ejercicio con una facturación cercana a los 350 millones. Por ejemplo, algunas de sus compras han sido la de la portuguesa cotizada Cipan, la colombiana Distribuidora Disandalo y la farmacéutica española Idifarma.

A finales de 2019, llegó a un acuerdo con la farmacéutica Novartis para comprarle Sandoz Industrial Products, una planta de producción de ingredientes farmacéuticos activos (Apis) para uso en salud humana y animal situada en Rovereto (Italia). Este tipo de operación, denominada buy & build, es una de las más frecuentes en el capital riesgo, donde los fondos buscan compañías líderes en un determinado nicho de negocio para hacerlas crecer mediante adquisiciones para obtener unas plusvalías mayores en el momento de la venta.

Gran actividad

Con el cierre de esta operación, que si todo va según lo previsto será antes del mes de agosto, ICG se quedará en España con una única participada: la destilería Alvinesa, que compró hace escasas semanas a los March (Artá Capital), como reveló este diario. Con más de 855 millones de libras (996 millones de euros) en activos bajo gestión, la gestora británica lleva años apostando por España, donde ha cerrado conocidas transacciones como la compra de Konecta (los antiguos call centers del Santander) o las clínicas dentales Vitaldent, entre otras. También ha analizado compras como la de SAS Agrosolutions.

comentariosforum0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
forum Comentarios 0
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.