Empresas y finanzas

García Carrión replica a Félix Solís y denuncia que la Junta no intervenga la DO Valdepeñas

  • Denuncia que la Consejería no ha intervenido pese a conocer los hechos
Foto: Archivo.

Las bodegas García Carrión, después de que la Audiencia Nacional admitiera a trámite una denuncia sobre el posible falso etiquetado de la DO Valdepeñas, han reivindicado que fueron los primeros que denunciaron –en mayo de 2017– que los vinos que se estaban comercializando como como crianza, reserva y gran reserva vinos no cumplían los requisitos de elaboración.

Además, la compañía bodeguera lamentó a través de un comunicado que la Consejería de Agricultura de Castilla-La Mancha, "pese a conocer perfectamente los hechos, no ha intervenido en los órganos de control de la DO Valdepeñas ni ha auspiciado un funcionamiento democrático de la misma", así como tampoco ha afrontado "el nombramiento de un presidente representativo de todos los sectores e independiente".

Todo ello en un contexto en el que el presidente de la DO y el sector productivo del a organización dimitieron, al igual que el secretario, mientras que el vicepresidente, Carlos Nieto, "ostenta la Presidencia en funciones y es trabajador de Félix Solís", por lo que considera García Carrión está "al servicio de sus intereses". En este nuevo comunicado, la compañía apunta que se ha dirigido "reiteradamente" tanto al presidente de la región, Emiliano García-Page, como al consejero de Agricultura, Francisco Martínez Arroyo, "pidiendo medidas concretas dirigidas a garantizar la representatividad de la DOO y la defensa de los intereses sectoriales, sin que se haya atendido ni una sola de estas peticiones".

La última de estas comunicaciones al presidente castellanomanchego fue, según precisa la empresa, el 1 de abril, antes de la emisión del auto de la Audiencia Nacional. Pero, añade el comunicado, "ante la inactividad de la Administración y el bloqueo de la Junta Directiva de la DO por parte de Félix Solís, fue García Carrión la que acudió a los tribunales en demanda de la implantación obligatoria de contraetiquetas específicas identificativas del tipo del vino y añada comercializado como única medida eficaz de control".

Ahora, el auto dictado por el Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 1 de Valdepeñas el pasado año "acuerda que se pueda instaurar un régimen de etiquetas en garantía de los consumidores", pero esta resolución judicial "está siendo incumplida por el actual presidente de en funciones de la DO, mano derecha de Félix Solís".

"Parece mentira que después de cuatro años de denuncias por parte de García Carrión la Administración se haya mantenido al margen del problema, y sin voluntad de arreglarlo, dejando la DO Valdepeñas sin intervenir, en manos de la principal empresa denunciada, Félix Solís, que además ha bloqueado todas las medidas de control propuesta", argumentaron desde la compañía bodeguera.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin