Empresas y finanzas

Así es la casa prefabricada sobre ruedas y sostenible que puedes personalizar a tu gusto

  • La firma estadounidense Modern Shed crea este modelo DW para el aire libre
  • Prima la importancia de la luz en un conjunto de acero, madera y linóleo
  • La empresa asegura que todas sus casas son únicas: ninguna es igual a otra
Foto: Modern Shed.

Uno de los cambios de este mundo de pandemia ha sido la creciente necesidad de la población por el ocio en espacios abiertos. Aprovechar el tiempo en la naturaleza se ha convertido en algo muy valorado y, en ese sentido, el sector de las casas prefabricadas ha tomado nota.

Es el caso de la firma estadounidense Modern Shed, que ha ideado una casa prefabricada sobre ruedas para dar soporte a aquellas personas que deseen vivir cerca de la naturaleza y con el añadido extra de poder moverse cada día a un lugar diferente sin privarse de un diseño elegante y moderno y el resto de comodidades de un hogar.

Su modelo DW (Dwelling on Wheels, o lo que es lo mismo, casa sobre ruedas) se concibe, según informa la compañía, como un diseño "lo suficientemente grande como para llamar hogar, pero lo suficientemente pequeño como para llevarlo a cualquier parte" que prima la luz solar por encima de todo.

Así se entiende su pared frontal (de entrada a la casa) completamente acristalada, pero no solo eso: los paneles solares cargados de baterías, junto a una estufa de leña, dos calentadores y la capacidad para colocar depósitos de agua la convierten en un hogar, no solo transportable, sino también autosuficiente y sostenible energéticamente hablando.

La combinación de metal y madera aporta un toque de modernidad a un conjunto en el que el acero y el linóleo, además del diseño de los interiores, en tonos claros, da siempre una sensación agradable, de disposición al descanso, al ocio, la tranquilidad. En definitiva, los estímulos visuales que se esperan de una casa preparada para el recogimiento y el disfrute al aire libre.

Sus prestaciones no están reñidas con su capacidad: tiene espacio para tres personas, una cama de matrimonio (con litera arriba) y compartimentos de almacenamiento que aprovechan la superficie de la casa. La sala de estar, acogedora gracias a la presencia de una estufa que da temperatura al hogar, da paso a una cocina minimalista pero equipada con una mesa plegable, vitrocerámica y nevera.

Modern Shed destaca en su catálogo que no puede dar un precio de esta casa, mismo procedimiento que ejecuta con el resto de modelos: la firma explica que ninguna de sus casas son iguales, ya que se decantan por la individualización y personalización de cada una de ellas apostando por los más mínimos detalles en cuestión de maderas, acabados, colores, tamaños, puertas o ventanas.

Así, si el consumidor está interesado en adquirir una de estas casas prefabricadas sobre ruedas, lo mejor que puede hacer es ponerse en contacto con la empresa de forma directa para poner en común cuál es su diseño exacto y empezar a hacer realidad este producto apto para nómadas.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin