Empresas y finanzas

El AVE low cost calienta motores para mover 1.200 viajeros por tren desde 7 euros

  • Fija un sistema de precios dinámicos con un máximo de 65 euros por trayecto
  • Avlo necesita un 80% de ocupación para ser rentable en plena pandemia

A las 11.00 horas, con puntualidad ferroviaria, el Avlo de Renfe arrancaba esta mañana su primer viaje con pasajeros entre Madrid y Barcelona. La hora de llegada fijada eran las 13.45 horas por lo que el tren de bajo coste recorre los 630 km que separan las dos ciudades en dos horas y cuarenta y cinco minutos, alcanzando velocidades de 300 kilómetros por hora en algunos tramos, y realizando una parada en Zaragoza, como está previsto que haga en la mitad de los cuatro viajes diarios programados a partir del 23 de junio. Fecha en la que se espera que arranque el servicio con el que el operador se juega ser rentable con billetes de entre siete y 65 euros por trayecto.

El AVE low cost iniciará la operación con los trenes de la serie 112 (los patos), que además de estar pintados de morado, naranja y turquesa, contarán con 438 plazas, un 20% más que la serie original que presta el servicio del AVE. Para incrementar la capacidad y facilitar la viabilidad de los viajes, Renfe ha eliminado la clase preferente y la cafetería que se ha convertido en un vagón con dos máquinas de vending y plazas. También se ha reducido el espacio para el equipaje en los coches, que se pesará, medirá y cobrará, como en las aerolíneas.

Este primer viaje, que se celebra casi un año después de la fecha de inauguración prevista en 2020, el 6 de abril, está siendo pilotado por una mujer (las maquinistas son el 15%), los baños y coches se limpian con frecuencia por el covid-19 y las máquinas están apagadas, un hecho que no ha evitado que los pocos pasajeros, en su mayoría periodistas, visiten lo que queda de cafetería.

"Un tren de doble composición nos permitirá transportar hasta 1,200 viajeros por trayecto en alta velocidad", asegura Arteaga

Avlo empezará a operar con una flota disponible de cinco S112, pero el objetivo es incorporar 15 Avriles (serie 106) a lo largo de 2022. Estos trenes contarán con 581 plazas en composición de cinco asientos por fila (3+2) y, aunque no tendrá cafetería propiamente dicha, sí que dispondrá de un coche con máquinas de vending y una pequeña barra para que los pasajeros se reúnan. "Un tren de doble composición nos permitirá transportar hasta 1.200 viajeros por trayecto en alta velocidad", señala Francisco Arteaga, director de área de Negocio de Alta Velocidad, lo que supondrá un número récord de pasajeros por viaje de alta velocidad en España. Y es que cuantos más personas mueva el Avlo por trayecto, más fácil será rentabilizar el servicio.

"El bajo coste es un negocio de volumen, cuantos más pasajeros y frecuencias realice un mismo tren al día, más fácil es ganar dinero·, explican fuentes del sector. En este sentido, Arteaga ha reconocido que los Avlo necesitan una ocupación del 80% para rentabilizar los viajes, unos niveles difíciles de conseguir en plena pandemia, cuando la demanda en el corredor Madrid-Barcelona está por debajo de la mitad que en 2019.

Así, el operador arrancará el bajo coste entre Atocha y Sants, con parada en Delicias, al ser el trayecto más demandado de España y tiene previsto llevar el servicio al corredor Sur (Sevilla) y Levante (Valencia) a lo largo 2022. "No hay fecha, pero el plan estratégico contempla extender el bajo coste por otros Corredores a lo largo del año que viene, en función de la demanda y la situación de la pandemia", explica el director de alta velocidad que ha insistido en que el 23 de junio es una fecha de referencia y que están monitorizando la situación para ver si se adelanta o, incluso, se pude retrasar. OuiGo, el low cost de SNCF, tiene previsto empezar el 10 de mayo pese a que los países aumentan las restricciones.

Precios dinámicos y servicios extra

Renfe ha anunciado que se podrán comprar billetes de Avlo por un mínimo de siete euros por trayecto. En un primer momento, el operador fijó en nueve euros el suelo, pero han realizado una serie de ajustes en la fijación de las tarifas dinámicas que han llevado a rebajarlo en dos euros. Hay que tener en cuenta que OuiGo, que sí que tendrá cafetería, ha fijado su precio mínimo por trayecto en los nueve euros por lo que el ajuste de Renfe se puede interpretar como una estrategia para meter a presión a la compañía francesa en la competencia por los pocos pasajeros actuales.

Arteaga recuerda que el objetivo del Avlo es llevar la alta velocidad a colectivos que nunca han accedido a ella por los altos precios aumentando la base de clientes en detrimento del coche particular y el autobús. Los precios dinámicos dan el salto a nueve y 15 euros llegando a un máximo de 65 euros por trayecto, por lo que un viaje en Avlo te puede costar 130 euros, lo mismo que actualmente uno de AVE con ofertas o en horarios poco concurridos. El precio del billete incluye un bulto, por lo que si se quiere llevr dos hay que pagar la maleta extra. También hay que pagar por asiento y un seguro de ocho euros para poder cambiar el billete hasta media hora antes de la salida.

Renfe, que ya ha vendido 200.000 billetes del bajo coste con las ofertas lanzadas a principios de año, mantendrá los billetes de los niños menos de 14 años en cinco euros y ofrecerá descuentos de entre el 20 y el 50% a familias numerosas El internet es gratuito hay que registrarse con tus datos personales.

Foto: Alberto Martín. Video: Remo Vicario.

comentarios3WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin

Comentarios 3

En esta noticia no se pueden realizar más comentarios

Gwe
A Favor
En Contra

No quedan muchos en la España vacilada para subvencionar a los ricos. Aunque no lo vean, en las costillas se siente. VIVA ETA.

Puntuación 0
#1
Andi
A Favor
En Contra

Solo espero que limpien los baños, los últimos madrid-Alicante que hice los s-100 parecían más un tren marroquí... estaban casi todos los aseos estropeados y atascados con mlerda

Puntuación 2
#2
Nh3 para españa
A Favor
En Contra

Ya lo veo venir. En el futuro el servicio actual será un servicio de lujo y el bajo coste será una mierda pinchada en un palo. Menos espacio, apretujados como ovejas, sin cafetería, sin audiovisuales, con limitaciones en equipaje... Ryanair en ferrocarril.

Puntuación 3
#3