Empresas y finanzas

Renfe cumple 80 años en un momento crucial para su futuro

  • El objetivo es recuperar viajeros tras el impacto del Covid-19
En los años sesenta Renfe comenzó a decir adiós a los trenes de carbón

Renfe cumple 80 años en un momento en el que su situación presenta numerosos retos a futuro con los que enfrentarse. La pandemia causada por el Covid-19 ha lastrado los resultados de la compañía, que ha cerrado el ejercicio del 2020 con unas pérdidas de 479,1 millones. Parte de culpa ha tenido las restricciones de movilidad, como demuestra que la joya de la corona, la alta velocidad, tan sólo haya transportado 7,6 millones de pasajeros, un 63% menos que en 2019.

Además, su cumpleaños tiene lugar en un momento crucial para el ferrocarril en España. Tras la liberalización del transporte de pasajeros acordado por la Unión Europea para sus estados miembros, la empresa española ha perdido su monopolio, y tiene que hacer frente a la entrada de otros operadores, como es el caso de la francesa de bajo coste Ouigo, perteneciente a SNCF, y al grupo ILSA, integrado por Air Nostrum y Trenitalia.

Para ello, Renfe ha anunciado el lanzamiento para el mes de junio de su tren low cost Avlo, que unirá Madrid con Barcelona, recuperando el proyecto que tuvo que dejar aparcado el año pasado por efecto de la pandemia. A lo largo de este año la compañía va a lanzar diversas ofertas para recuperar viajeros, que por efecto del Covid-19, cuyo número se ha retrotraído con caídas por debajo del 80% en algunos meses del año pasado.

Pero Renfe siempre ha sabido sacar lo mejor de sí misma para continuar trasportando personas y mercancías a lo largo y ancho del país. Como ha demostrado desde que en el año 1941 cuando, tras la Guerra Civil, se nacionalizó una veintena de compañías ferroviarias que ofrecían sus servicios en el país, para dar origen a la Red Nacional de Ferrocarriles Españoles (RENFE). A partir de ese momento, y con la unificación de servicios del ferrocarril en el país, se fueron realizando diversos trabajos de mejora en las infraestructuras e incorporando nuevo material rodante con el fin de ir sustituyendo las máquinas de vapor por las de diésel y mucho más tarde las eléctricas. Entre los años cincuenta y los sesenta aparece una de las grandes aportaciones españolas al mundo ferroviario internacional, el primer tren articulado Talgo.

Pero desde entonces han pasado muchas cosas, se han conseguido numerosos logros en la red ferroviaria española, que se ha convertido en un referente mundial de la alta velocidad ferroviaria, segunda en extensión del mundo, tras la inauguración en 1992 del AVE entre Madrid y Sevilla. Después fueron llegando las conexiones con otros corredores, más ciudades andaluzas, el de Barcelona y la frontera francesa, o el de Levante.

Actualmente, y ya con la separación de sus servicios de pasajeros, Renfe Operadora, y de mercancías, la compañía se encuentra imbuida en un proceso de transformación e innovación, con la mira puesta no sólo en mantener su protagonismo en España, sino optar a presencia más allá del país. Ahí está su participación en el Ave a La Meca, o en Estados Unidos, o recientemente en el tren Maya de México. Todo ello para convertirse en un operador integral de movilidad.

Año europeo del ferrocarril

Con el fin de recuperar el ferrocarril como uno de los medios de transporte más sostenible, inteligente y seguro, desde la Unión Europea se ha lanzado la iniciativa de declarar al año 2021 como el Año Europeo del Ferrocarril. Con ello se trata de fomentar su uso tanto por parte de los ciudadanos, como por las empresas, y al mismo tiempo contribuir al objetivo del Pacto Verde Europeo de alcanzar la neutralidad climática de aquí a 2050. Hay que recordar que desde el año 1990 el ferrocarril es el transporte que más ha ido reduciendo sus emisiones de al medioambiente, y que en la UE, el tráfico ferroviario es responsable de menos del 0,5% de las emisiones de gases de efecto invernadero asociadas al transporte.

Se busca que, con diferentes actuaciones a lo largo del año, se consiga que sea un transporte mucho más utilizado para la conexión de personas y el tráfico de mercancías. De acuerdo con los datos que se barajan en la Comisión Europea, sólo el 7% de los pasajeros que se mueven por la UE utilizan el ferrocarril para ello, y en el caso de las mercancías son el 11%. De hecho, el 75% de las mercancías movidas por tierra se transportan por carretera. La UE trabaja para que una parte importante de las mismas se traslade al ferrocarril y las vías fluviales interiores.

La aprobación del "cuarto paquete ferroviario" hace dos años, se ve ahora refrendado con esta iniciativa que quiere que se contemple al ferrocarril como uno de los elementos fundamentales para llevar a buen puerto el proyecto de la Red Transeuropea de Transporte (RTE-T) y el futuro desarrollo de los nueve Corredores europeos, que se irán implantando en el futuro hasta lograr construir un sistema mallado entre los países de la UE que permitan una mejor comunicación y desarrollo sostenible. La comisaria europea de Transportes, Adina Valean, en la declaración del 2021 como año dedicado al tren, dijo que es una oportunidad para redescubrir este modo de transporte, que "puede desarrollar un fuerte potencial".

comentariosforum1WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin

forum Comentarios 1

En esta noticia no se pueden realizar más comentarios

Renfero
A Favor
En Contra

Renfe no cumple 80 años, en todo caso sería ADIF que es quien se subrogó en derechos y obligaciones a la antigua Red Nacional de Ferrocarriles.

La actual Renfe Operadora se creó el 1 de Enero de 2005.

A ver si nos documentamos un poco.

Puntuación -1
#1