Empresas y finanzas

¿Especulación salvaje o tendencia corporativa? Elon Musk lleva al bitcoin al corazón de las empresas

  • Para los expertos añadir la divisa al balance es un riesgo innecesario
  • Puede volatilizar el efectivo de una empresa y ocasionar problemas de liquidez
  • MicroStrategy se ha disparado un 600% desde que comenzó con esta práctica
El fundador de Tesla, Elon Musk. Reuters.

La cotización del bitcoin superó a primera hora de la mañana los 48.000 dólares por primera vez en su historia. El nuevo hito marcado por la moneda digital se produce tras el respaldo de Tesla, la cuarta compañía más grande del S&P, a la hora de utilizar la divisa en su balance como activo de tesorería. Para los expertos contables es un riesgo innecesario y peligroso para las compañías. Pero el mercado se pregunta ahora si habrá una ola corporativa de compras de bitcoin, mientras la fiebre por la divisa dispara sus valoraciones hasta los 100.000 dólares por parte de sus acólitos.

El movimiento de Tesla de invertir de 1.500 millones de dólares en bitcoins para su tesorería y de aceptarlo como moneda de pago ha cambiado la perspectiva de la divisa digital más famosa. La noticia se ha producido en mitad de una nueva fiebre por las criptodivisas y con las discusiones sobre la moneda más enconadas que nunca. Los detractores siguen defendiendo que el bitcoin vale cero, mientras sus seguidores defienden valoraciones fuera de órbita apostando a que será la moneda del futuro.

El respaldo de la compañía de Elon Musk supone acercar el futuro y un aval para el bitcoin como moneda que será utilizada por una empresa real. La cotización en 2017, en su primera burbuja rozando los 18.000 dólares, ya se movió a golpe de este tipo noticias de inversores arropando la moneda y con fondos y empresas creciendo a su alrededor. Pero está vez supone que una empresa real apuesta claramente por la divisa digital. Y no lo hace una cualquiera porque Tesla es la cuarta compañía por capitalización del S&P 500 y su fundador, Elon Musk, está considerado para muchos como el mayor visionario del mundo empresarial.

Fuente: Bloomberg

No es la primera vez que una empresa acepta el bitcoin. Ya lo hicieron Square y PayPal, del que también formó parte del equipo fundacional Musk, pero lo de Tesla está a otro nivel al plantear, por un lado, que puede ser útil para los balances de las empresas y, por otro, que es válido para la adquisición de bienes físicos. Supone romper el muro para que el bitcoin entre en el mundo corporativo, prácticamente la última frontera para deje ser un activo minoritario y tenga uso real.

La noticia ha abierto un profundo debate de cuántas empresas seguirán los pasos de Tesla y si es viable. Apple fue la primera empresa en estar en la mente del mercado, por lo que supondría para la propia compañía y para el bitcoin. "No creemos que esto suceda de la noche a la mañana, pero creemos que hay mucho más espacio para la penetración de la tesorería corporativa y esperamos que la tendencia continúe", explica David Grider, estratega de Fundstrat Global Advisors a Bloomberg.

Para Tesla es una inversión pequeña, pero el mensaje tiene largo alcance

Para poner en perspectiva la inversión de Tesla hay que tener en cuenta que 1.500 millones de dólares, aunque parezca una fortuna exagerada, solo representa aproximadamente el 8% de su tesorería. El movimiento es más simbólico que una apuesta a una solo carta por parte de la compañía de Elon Musk, pero esconde un potencial enorme para el bitcoin. La tesorería de las grandes empresas en Estados Unidos supera los 2,79 billones de dólares en efectivo. Una cifra de 1.500 millones de dólares apenas llega al 0,05%.

"Imagínese si 100 empresas comienzan a invertir incluso un 1% en bitcoin de su tesorería, lo que eso afectará a la oferta y la demanda", desliza Vijay Ayyar, jefe de Luno, una de las plataformas de intercambio de divisas digitales en Singapur para vislumbrar un futuro de oro para la moneda digital.

Pero lo cierto es que apartar parte del flujo de caja como ha hecho Tesla carece de sentido para los especialistas contables. El bitcoin es un activo demasiado peligroso, salvo que lo utilices para especular de forma salvaje. "Los administradores de efectivo corporativos son generalmente bastante conservadores e invierten los saldos de efectivo corporativos en activos líquidos seguros", explica James Angel, profesor asociado de la Universidad de Georgetown. "El bitcoin es muy volátil y puede subir o bajar fácilmente un 10% en un día o un 50% en un año; ciertamente no es una buena reserva para cubrir la liquidez de las empresas".

MicroStrategy fue la primera en meter en balance al bitcoin y multiplica por siete su valor en bolsa

Pese a la advertencia, el anuncio de Tesla es el inicio de una nueva ola corporativa para muchos de los jugadores que ya se encuentran dentro del bitcoin. Michael Saylor, consejero delegado de MicroStrategy, defiende que en poco tiempo se sumarán más empresas. Su compañía, dedicada a servicios corporativos de marketing, fue la primera en meter bitcoin en su balance. En cinco meses sus acciones se han disparado casi un 600%. Según sus cálculos las empresas tienen en cartera 50.000 millones en bitcoin.

En la primera fiebre del bitcoin, las divisas digitales se hicieron hueco bajo la expectativa de un nuevo activo financiero para los inversores, más allá de su aplicación como método de pago. Ahora el debate girará si vale para los balances corporativos de las grandes empresas. Normalmente, la tesorería de la empresa, el efectivo de la compañía, se cubre con renta fija o divisas, cualquier activo podría ser útil, siempre que sea muy líquido. El objetivo es proteger el fondo de caja de la inflación o de una caída de las divisas que hay en balance.

El gran público todavía no había valorado esta aplicación, MicroStrategy era una anécdota "el bitcoin como activo de tesorería corporativa no es común", reconoce Seamus Donoghue, vicepresidente de ventas y desarrollo comercial del proveedor de infraestructuras digitales Metaco. "Pero con patrocinadores como Tesla, las empresas se sumarán muy rápido". El riesgo es más que evidente. Si baja el bitcoin, desaparece de un plumazo la liquidez de una compañía. Y lo que es peor las divisas digitales no se caracterizan por su facilidad en convertirse en efectivo.

Otros expertos además añaden otro riesgo más. Aceptar solo bitcoin por parte de tus clientes supone asumir un riesgo cambiario innecesario, ya que ninguno de los proveedores de Tesla recibe pagos en bitcoins" comenta Christopher Schwarz, profesor de Finanzas de la Universidad de California, a MarketWatch.

Este es un paso para cuando el uso del bitcoin fuera parcialmente aceptado como método de pago, señala el experto. Nadie usa el bitcoin más allá de la pura inversión. Pese a ello, los defensores del bitcoin aseguran que será cuestión de tiempo que las empresas se vayan adaptando. "Algunos sectores se adaptarán más rápidamente que otros, y es probable que las empresas de tecnología y las financieras estén más dispuestas a la idea de las monedas digitales", comenta David Griger de Fundstrat.

Alrededor surgen carreras por ser los primeros. Ya ocurrió por la creación del primer fondo en invertir en criptodivisas o el lanzamiento de los primeros futuros. Motivos para hacer crecer la cotización del bitcoin. "No me sorprendería tener un anuncio de algunos de los gigantes tecnológicos Facebook o Google durante el año para aceptar el bitcoin en sus balances", apunta Amber Ghaddar, fundadora de la firma fintech AllianceBlock, aunque advierte que el camino es largo para que el bitcoin se convierta en un activo de tesorería.

Dentro de Wall Street, Michael Novogratz, el ex Goldman Sachs fue de los primeros en apostar por las divisas digitales. Ha llegado a levantar Galaxy Digital, el primer hedge fund en invertir en criptodivisas. Novogratz cree que el bitcoin terminará el año en 100.000 dólares gracias al respaldo corporativo. "Todas las empresas en Estados Unidos hacen lo mismo, no tiene por qué ser mucho. Lo que importa es el mensaje y ya hay una manada que hará lo mismo", comenta.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud