Empresas y finanzas

La petrolera Exxon Mobil cierra 2020 con unas pérdidas récord de 22.440 millones de dólares

  • Tuvo un desempeño negativo en todos los trimestres del año pasado
Imagen de archivo.

La petrolera estadounidense Exxon Mobil perdió en el 2020 un récord de 22.440 millones de dólares (18.652 millones de euros), frente a un beneficio el año previo de 14.340 millones de dólares (11.919 millones de euros al cambio actual), debido a la caída del demanda y el precio del petróleo durante la pandemia y la baja rentabilidad de las operaciones, según ha informado este martes la compañía.

Exxon Mobil tuvo un desempeño negativo en todos los trimestres del año 2020 y por primera vez en 40 años cerró el año con pérdida, tras encadenar un ejercicio de octubre-diciembre en el que perdió 20.070 millones de dólares.

Los ingresos en el último trimestre del año cayeron un 30,7% hasta los 46.540 millones de dólares, más de 2.000 millones por debajo de lo que esperaban los analistas.

"El año pasado nos presentó las condiciones de mercado más difíciles que jamás hemos experimentado", explicó el consejero delegado de la multinacional, Darren Woods, en un comunicado.

La compañía espera obtener unos ahorros de 6.000 millones de dólares con un programa de restructuración y recorte de gastos para 2023.

Los precios del petróleo se han recuperado de los mínimos registrados durante la pandemia de coronavirus y se sitúan en los niveles más altos desde hace un año, pero han impactado con fuerza en la industria, que sigue lidiando con una baja demanda, especialmente en los transportes.

En los últimos 12 meses, la acción de Exxon Mobil ha perdido cerca del 30% de su valor y solo ha comenzado a recuperarse en el último mes.

En el cuarto trimestre, la producción fue de unos 3,7 millones de barriles diarios, similar a la del trimestre anterior.

Para 2021, la multinacional espera tener liquidez suficiente para cubrir sus gastos de capital y mantener el dividendo para accionistas.

Asimismo, Exxon Mobil ha comenzado a poner el acento en tecnologías de bajas emisiones y captura de carbono, algo que para algunos analistas llega demasiado tarde.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin