Empresas y finanzas

La UE facilitará a las aerolíneas volar bajo mínimos este verano por el covid

  • Relaja la norma de slots que penaliza a las firmas si no operan el 80% de las franjas horarias concedidas
  • La nueva reducción ayudará a las compañías aéreas y evitar vuelos fantasma
Aviones parados en Barajas durante la primera ola.

La Unión Europea trabaja ya para suavizar este verano la regla de oro de la industria aérea, conocida como use it or lose it (úsalo o piérdelo), que obliga a las aerolíneas a explotar el 80% de los slots para no quedarse sin ellos, independientemente de que los aviones vayan llenos o vacíos. "La UE está elaborando nuevas disposiciones temporales para ayudar a las compañías aéreas a hacer frente al drástico descenso del tráfico aéreo causado por la crisis del coronavirus y evitar que operen vuelos vacíos", ha asegurado el Consejo de la Unión Europea en un comunicado. 

La medida, que permitirá a las aerolíneas reducir su oferta este verano sin perjudicar sus derechos de vuelo (franjas horarias) futuros, coincide con el aumento de las restricciones a la movilidad en Europa y América por el auge de los contagios y los fallecidos por coronavirus, hundiendo así las reservas. Por ejemplo, Reino Unido ha confirmado la cuarentena en hoteles para los extranjeros, Alemania ha anunciado limitaciones y desde la UE se pide que solo se realicen viajes esenciales.

Baja al 50% la obligación de uso slots y abre la puerta cambiar el porcentaje mínimo de utilización entre el 30% y el 70%

Bruselas trabaja ya con la mirada puesta en la próxima temporada de verano, que arranca el 28 de marzo, y en 2022, porque no puede predecir cuándo se reactivará la industria, que acumula un descenso de más del 70%. Así, el nuevo el texto del Consejo ofrece a las aerolíneas la posibilidad de devolver el 50% de sus slots (horarios de vuelos), pero "espera que utilicen al menos el 50%". Las normas para la asignación de slots obligan a las aerolíneas a operar al menos el 80% de sus franjas horarias asignadas y el incumplimiento significa la pérdida del derecho a este slot en la siguiente temporada equivalente.

"Se ofrece así la flexibilidad necesaria para adaptarse a los diferentes niveles de tráfico aéreo en función de los datos y previsiones de tráfico y otros indicadores"

Asimismo, el pacto otorga la posibilidad de cambiar las condiciones durante el próximo año (temporada de verano e invierno) para adaptarlas a realidad de cada momento por lo que podrá bajar el porcentaje de uso de los derechos de vuelos (franjas horarias) al 30% o subirla al 70%. "Se ofrece así la flexibilidad necesaria para adaptarse a los diferentes niveles de tráfico aéreo en función de los datos y previsiones de tráfico y otros indicadores", señala el organismo, que asegura que las negociaciones se están llevado a cabo con "carácter de urgencia".

En este punto, cabe destacar que a final de marzo de 2020 se suspendió totalmente la norma, lo que daba más facilidades a las aerolíneas a suspender vuelos fantasma y así reducir gastos y emisiones de CO2, por lo que ahora la medida es menos generosa. La suspensión se prorrogó en diciembre y ahora se modificará.

En paralelo, el Consejo ha llegado a un acuerdo para "adoptar las primeras medidas que permitan relanzar el sector y fomentar la competencia". "Las nuevas disposiciones también ofrecerán flexibilidad para adaptarse a diferentes escenarios y permitirán la adopción de medidas hasta el período de programación de verano de 2022", explica el organismo, que deja patente la incertidumbre que vive un sector que ha concluido 2020 con unas pérdidas muy elevadas y un fuerte aumento del endeudamiento. En este punto, fuentes de la industria empiezan a señalar la necesidad de que los estados inyecten ayudas a fondo perdido para evitar quiebras o ser compradas por gigantes estatales no europeos.

"Es muy prematuro volver a la antigua norma se usa o se pierde. Las nuevas disposiciones de reducción de franjas horarias logran un equilibrio al proporcionar una ayuda muy necesaria a las compañías aéreas", dice Nuno Santos

"Dado que el Covid-19 sigue estando muy presente, sería prematuro volver a la antigua norma se usa o se pierde. Las nuevas disposiciones de reducción de franjas horarias logran un equilibrio al proporcionar una ayuda muy necesaria a las compañías aéreas, fomentar la competencia en el sector y preparar una vuelta gradual a la normalidad lo antes posible, al tiempo que se evitan los vuelos fantasma y se reducen las emisiones. Querría destacar la excelente cooperación entre el Parlamento Europeo y el Consejo, que permite a ambas instituciones prever una rápida adopción de esta legislación", ha asegurado Pedro Nuno Santos, ministro de Infraestructuras y Vivienda de Portugal, presidente del Consejo.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin