Empresas y finanzas

Naturgy y Enagas se unen para exportar hidrógeno desde Asturias

  • Aspira a 13.000 millones de los fondos de reconstrucción europeos
  • Trabaja con BP, Enagas y los azulejeros para crear plantas de hidrógeno
Francisco Reynés, presidente de Naturgy. Foto: Reuters.

Naturgy y Enagas preparan una gran alianza para crecer juntas en el negocio del hidrógeno. Ambas compañías van a aliarse para convertir la planta de regasificación de El Musel en una instalación destinada a la exportación de hidrógeno, lo que supondrá una inversión de cerca de 400 millones de euros.

Este proyecto se sumará al que ya comparten en La Robla (León), donde se invertirán 266 millones, para impulsar la mayor planta de hidrógeno de nuestro país, con el objetivo de producir hasta 9.000 toneladas al año a partir de una planta fotovoltaica de 400 MW y un electrolizador de hasta 60 MW, para cubrir el consumo local, inyectar a la red gasista y posibilitar esta futura exportación hacia el noroeste de Europa.

Naturgy prepara también un proyecto de hidrógeno en la planta de Meirama (A Coruña) en colaboración con la planta de regasificación de Reganosa.

Fondos europeos

La compañía que preside Francisco Reynés se prepara así para aprovechar los fondos de reconstrucción europeos. Naturgy, a través de seis grandes líneas de actuación, ha desarrollado casi un centenar de proyectos que aspiran a conseguir del orden de 13.000 millones y que podrían generar más de 40.000 empleos.

Naturgy apuesta por la economía local y la transición energética, para favorecer a la denominada 'España vaciada' donde la economía circular con el biometano, el hidrógeno, las energías renovables y el almacenamiento jugarán un papel clave.

Algunos de los proyectos más destacados supondrán la puesta en marcha de diferentes plantas de hidrógeno y oxígeno, utilizándose el hidrógeno generado para el consumo o su valorización en procesos industriales y/o uso para transporte en hidrogeneras. El oxígeno obtenido como subproducto del proceso de electrólisis, se va a valorizar dándole usos industriales y/o sanitarios. También destaca la instalación de varias plantas de producción de biometano (Upgrading) a partir del biogás y su posterior inyección a la red de distribución de gas natural más cercana, como por ejemplo es la obra prevista para la estación de depuración del Guadalquivir.

Acuerdos con los azulejeros

Naturgy junto con BP y Enagas se encuentra trabajando también en dos proyectos que a largo plazo se convertirán en los grandes hubs de hidrógeno de la Comunidad Valenciana. Por un lado, junto con los dos clústeres de la industria cerámica, Ascer y Anffec, la compañía está investigando la posibilidad de introducir mezclas de hidrógeno en sus procesos productivos o para la inyección en la red.

Por otro lado, Naturgy, junto a otros 7 socios (ETRA Investigación y Desarrollo, Autoridad Portuaria de Valencia, Balearia, Cobra, Dam y Ariema), desarrolla también el proyecto demostrativo IPCEI Orange Bat, que pretende introducir el hidrógeno en vehículos, grúas y otras infraestructuras del Puerto de Valencia.

Naturgy apuesta también por la digitalización, la eficiencia energética y la movilidad sostenible y calcula que puede conseguir una reducción de 8,3 toneladas de CO2 al año gracias a este nuevo impulso verde.

De esta manera, la compañía ha presentado proyectos relacionados con la descarbonización de la movilidad como el desarrollo de infraestructuras privadas y públicas para la disponibilidad de puntos de carga de vehículos eléctricos y estructuras de red de hidrogeneras y gasineras.

Red de movilidad andaluza

La multienergética ha firmado sendos acuerdos con las empresas de transporte Grupo Ruiz y Transgunon, con el objetivo de evaluar la viabilidad de proyectos de hidrógeno para movilidad en sus estaciones de servicio e instalaciones. Asimismo, la compañía construirá una red de movilidad sostenible en el territorio andaluz.

Asimismo, también ha presentado un proyecto para digitalizar las líneas eléctricas e instalar un pionero sistema que permite la detección de incendios.

La descarbonización llega a su vez a los sectores de edificación e industria, apostando por ofrecer nuevos servicios de eficiencia y autoconsumo y participar de manera activa con las ciudades para el cumplimiento de sus objetivos en materia de eficiencia energética.

El Gobierno tiene ahora que elegir los proyectos que finalmente acabará apoyando.

comentariosforum4WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin

forum Comentarios 4

En esta noticia no se pueden realizar más comentarios

Hurl
A Favor
En Contra

Como se dijo, gran parte de los fondos europeos terminarán en las grandes empresas. Empresas que necesitan menos esos fondos que las pequeñas y medianas para sobrevivir y que habrían realizado igualmente esos proyectos, aunque igual a un ritmo mas lento.

Puntuación 17
#1
Usuario validado en elEconomista.es
busgosu10
A Favor
En Contra

Esta es el nueva economía del Nuevo Orden Mundial.

Solo caben los grandes , acabar con la clase media y la paguina de renta mínima para el resto.

Puntuación 8
#2
And1
A Favor
En Contra

Para de generar hidrogeno necesitan otras fuentes de energia que España no tiene y las importan. Si me dices que vas a usar el gas o el petroleo que extraes ok, pero españa no tiene nada de eso... no lo entiendo, a lo mejor van a vivir de las subvenciones?

Puntuación 1
#3
A
A Favor
En Contra

Arden tan bien el H2 que no emite llama, sólo cuando arde la persona se ve algo de llama. ¿Cuantos políticos van a arder? ¿Cuantos que tenían el título de ingeniero y los políticos se lo quitaron? VIVA ETA.

Puntuación -8
#4