Empresas y finanzas

Los bonistas exigen a Amrest un nivel de liquidez superior a 80 millones

La Tagliatella, una de las cadenas de restauración que gestiona AmRest.

Los bonistas de Amrest han eximido a la compañía de tener que cumplir determinados compromisos financieros (covenants) sobre su endeudamiento y cobertura de intereses a cambio de que su nivel de liquidez no baje de los 80 millones de euros.

Así lo ha informado este lunes a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) la empresa de restauración, que opera más de 2.300 locales y que ya había anunciado el 31 de diciembre la existencia de un acuerdo con bonistas y bancos para suspender el cumplimiento de varias exigencias relativas a su situación financiera.

Los responsables de Amrest han detallado que esta exención ha sido apoyada por el 77% de los bonistas (por encima del mínimo exigido, el 70%).

Además, han precisado que el nivel de liquidez que debe mantener el grupo como contrapartida será de 80 millones de euros para el último trimestre de 2020 y los dos primeros de 2021; esta cantidad bajará a 50 millones de cara al tercer y cuarto trimestre del ejercicio.

La firma (que gestiona marcas como La Tagliatella, Bacoa, Blue Frog y Sushi Shop y trabaja en calidad de máster franquiciado con las enseñas Burger King, Pizza Hut y Starbucks) atraviesa dificultades financieras en un contexto marcado por el impacto de la pandemia en el negocio de la restauración.

Amrest (controlada por Finaccess, del millonario mexicano Carlos Fernández) cerró el tercer trimestre del año con pérdidas de 160 millones de euros y durante el pasado ejercicio incumplió una de las condiciones acordadas con sus acreedores financieros, aunque finalmente obtuvo una "carta de dispensa" por parte de estas entidades.

comentariosforum0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin