Empresas y finanzas

2020, pandemia y nuevas prioridades de vivienda

  • Nuevo número de la Vivienda a Fondo
  • Tribuna de Javier Sánchez, Director de Innovación y Marca de AEDAS Homes

El COVID-19 no sólo ha acelerado el ritmo del comercio online, también ha hecho que la sociedad se decante más por la vivienda de obra nueva, capaz de cumplir mejor con sus nuevas expectativas de vivienda.

Los tres meses encerrados en casa han provocado que la sociedad perciba ahora su vivienda como un espacio para ser vivido y no sólo para vivir en él.

La pandemia ha cambiado la forma de entender la vivienda. Según el estudio del impacto del confinamiento en la demanda de viviendas de los jóvenes de AEDAS Homes publicado el pasado verano, el 70% de los encuestados de entre 25 y 34 años se dio cuenta de que necesitaba una casa diferente tras los meses sin poder salir a la calle. Este fuerte interés por mudarse a una casa mejor se ha traducido en un aumento del 33% de las visitas a nuestras oficinas de venta del 1 de junio al 30 de septiembre.

"La vivienda de obra nueva se ha confirmado, definitivamente, como la opción preferida del mercado"

Las terrazas, los grandes ventanales que aportan luz natural, las vistas, las zonas ajardinadas y los espacios versátiles para teletrabajar han llegado para quedarse y serán imprescindibles en todas las promociones de obra nueva. El mismo estudio apuntaba que el interés por comprar una casa con despacho se ha disparado un 105%; con piscina, un 27%; y con terraza y/o jardín, un 23%. Por el contrario, el interés por vivir cerca de colegios, centros de ocio o del trabajo ha caído entre un 15% y un 18%.

La vivienda de obra nueva se ha confirmado, definitivamente, como la opción preferida del mercado después de que la ubicación céntrica, el gran atractivo de la segunda mano, haya perdido interés en el mercado alentado por precios más bajos y por la posibilidad, más real que nunca, de teletrabajar buena parte de la jornada semanal.

"Cómo me recuerda esto al principio del comercio electrónico"

El otro aspecto que ha cambiado el COVID-19 para siempre es cómo se afronta la compra de una vivienda. Ahora, la fusión del canal físico y digital es total, hasta el punto de que ambas realidades forman ya una experiencia única y consistente. El entorno físico se digitaliza (piense en las tiendas Amazon Go en las que se compra sin pasar por caja) y el entorno digital se humaniza (piense en LIVE Virtual Tours en los que un asesor comercial responde en directo a sus preguntas mientras se pasea por las estancias de la casa).

¿Conoce a alguien que haya reservado la compra de una casa de obra nueva y que en su proceso de decisión no haya accedido a ninguna web, app, red social o portal inmobiliario en el que conocer más detalles de la promoción que le interesaba? Yo no. Sin embargo, sí conozco a personas que durante la pandemia han reservado una vivienda sin pasar por el punto de venta físico. Ay, cómo me recuerda esto al principio del comercio electrónico.

comentariosforum1WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin

forum Comentarios 1

En esta noticia no se pueden realizar más comentarios

JUAN
A Favor
En Contra

La gente esta huyendo de las grandes ciudades, buscando precios mas baratos, mas metros cuadrados, mas calidad de vida y seguridad, menos aglomeraciones....el teletrabajo permitira al menos a un 20% de la gente joven tomar esa solucion.

Puntuación 0
#1