Empresas y finanzas

Viviendas imaginadas por la Inteligencia Artificial

  • Nuevo número de Vivienda a fondo
  • Tribuna de opinión de Javier Sánchez, Director de Innovación y Marca de AEDAS Home

La Inteligencia Artificial (IA) es un software que se escribe a sí mismo. Mantenga este pensamiento. Enseguida volveremos a él. ¿Cómo aprendió usted a distinguir la cara de una mujer de la de un hombre? Es difícil de explicar, ¿verdad? Simplemente, lo hace de forma natural tras haber visto miles de caras a lo largo de sus primeros años de vida.

De forma análoga, si a una red neuronal de deep learning se le proporciona un número suficiente de caras (data) para que estime si son de hombre o de mujer y se le corrige en función de sus aciertos (output), llegará un momento en el que el sistema, sin haber sido programado explícitamente por un ser humano, cree un algoritmo experto en distinguir caras. Y cuando un sistema de IA ya lo sabe todo sobre caras de hombres y mujeres, ¿puede "imaginar" caras nuevas que no existen? Claro que sí. No tiene más que visitar thispersondoesnotexist.com para comprobarlo y entender que algo profundo está cambiando.

La Inteligencia Artificial está introduciéndose en todos los sectores de la economía, la política y nuestra vida privada y, además, evoluciona de forma tan exponencial que ni la vemos venir. Y por supuesto, acabará irrumpiendo en el mercado inmobiliario. Por ejemplo, nuevas promotoras IA que piensan por sí mismas e imaginan escenarios posibles:

-IA experta en gestión y compra de suelo que negocia a la velocidad de la luz con la IA del ayuntamiento o del dueño de la parcela.

-IA experta en diseño exterior e interior de edificios que se alimenta de todos los datos históricos de todos los estudios de arquitectura y que correlaciona los materiales a utilizar hasta con el tiempo atmosférico de los últimos y próximos 200 si fuera necesario.

-IA experta en venta y postventa de viviendas que domina el funnel de conversión y hasta conoce de antemano quiénes serán los nuevos inquilinos, ajustando los precios de cada vivienda a sus posibilidades de financiación y pago, optimizando así el margen.

-IA experta en analizar los datos generados en nuestras casas y cómo las vivimos para proporcionarnos el mayor confort y ahorro a la vez que somos sostenibles.

En este escenario, nuestra forma de trabajar y gestionar cambiará profundamente. Tendremos que definir cuál es el objetivo y alimentar a la IA con datos suficientes y relevantes, pero ya no habrá que programar el cómo se hace algo. Eso lo hará la IA mucho mejor y más rápido que nosotros, los humanos.

El software se escribirá a sí mismo, predecirá por sí mismo y nosotros tendremos que valorar si el resultado es el deseado o no, si es ético o no. El know how ya no estará en los años de experiencia. Ahora el valor será saber enseñar a la IA a hacer algo.

Como queda reflejado el 1er Barómetro de Ética e Inteligencia Artificial, disponible en eticainteligenciaartificial.com, consejeros y CEO del Ibex 35 opinan que implantar hoy IA proporciona dos grandes beneficios: la optimización operativa y la mejora en la toma de decisiones. El objetivo es crear una IA justa, responsable, transparente, segura e igualitaria.

¡Ánimo, damas y caballeros! ¡Y a por ello, que tenemos mucho que aportar!

comentariosforum0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin