Empresas y finanzas

Airbus y Sepi ultiman el lanzamiento del fondo de rescate para la industria aérea

  • Negocia con varios países para exportar el A400M y salvar el avión
  • Revisará en enero los ritmos de producción de civil ante una crisis más larga
Foto: Archivo.

Airbus y el Gobierno ultiman el lanzamiento de un fondo de rescate para la industria aeronáutica que se enmarca en los acuerdos alcanzados en julio para garantizar el futuro del sector. El fondo, bautizado como Aerofondo, contará con aportaciones de la Sepi, el propio fabricante europeo y otras empresas del sector, con las que todavía se está negociando, y un gestor privado. Según informa el presidente de Airbus Comercial en España, Manuel Huertas, se ha avanzado mucho en la concreción del fondo en las últimas semanas y se espera que esté constituido y operativo en febrero. "No hay nada firmado todavía pero habrá noticias en unas tres semanas", explica Huerta, que vaticina que será muy necesario para el sector. La dotación final de la herramienta de liquidez no ha trascendido pero contará con bastante más de 100 millones de euros, que era el compromiso mínimo inicial.

Los rescates se articularán mediante la entrada en el capital de las compañías en problemas o la entrega de créditos y préstamos y, por supuesto, será reembolsable. Operará de una forma similar al fondo de solvencia que gestiona la Sepi pero no tendrá el mínimo de 25 millones para solicitar la ayuda. El fondo está pensado así para las empresas que conforman la cadena de producción de la industria aeronáutica (proveedores de Airbus), que afrontan serios problemas por el freno en la producción de aviones y sufrirán nuevas tensiones de liquidez cuando se acaben los ERTE por fuerza mayor y tengan que empezar a devolver los créditos ICO. "La crisis es más profunda y será más larga de lo que pensamos en mayo por eso es importante proteger la cadena de suministro", explica Huertas, que reconoce que en enero se revisarán los ritmos de producción de los aviones comerciales en función de las necesidades de las aerolíneas. Ya se han recortado un 40% y solo se producirán 5 A350 y 2 A330 al mes, lo que afecta mucho a las plantas españolas. "El efecto de vacuna se verá en el tráfico aéreo en el segundo trimestre de 2021 y la recuperación será más rápida en corto radio", señala Huertas.

Paralelamente al fondo, el Gobierno y Airbus avanzan en las compras de los aviones militares pactadas en el acuerdo de Julio entre Pedro Sánchez y Guillaume Faury, consejero delgado del fabricante. Según informa el presidente de Airbus España, Alberto Gutiérrez, está previsto que se cierre el acuerdo de transformación de los tres aviones de Iberia de MRT en el segundo semestre de 2021 así como la compra de los demás aviones militares vinculados al acuerdo. De lo que no se sabe nada todavía es del avión entrenador ni de las ayudas para que las aerolíneas puedan renovar su flota.

Además de la apuesta por el NH90 y los nuevos pedidos del Eurofighter, Gutiérrez tiene buenas noticias para el futuro del A400M, que se produce en Sevilla y solo tiene carga de trabajo hasta 2030 (se redujeron los ratios para alargar su vida). Y es que, según reconoce, la empresa ha abierto una ronda de negociaciones con varios países que están interesados en adquirir el avión militar y otros que buscarían comprar más unidades. "Es un programa que todavía puede dar alegrías. El avión es muy bueno, ha demostrado su valía en la pandemia y cada vez se ve que tiene más aplicaciones. Lo estaremos exportando en dos años", señala el alto ejecutivo.

En este punto, cabe descartar que la división de defensa y helicópteros son las que han dado este año la cara en las cuentas de Airbus ya que van a cerrar el año con todas las entregas previstas realizadas. "Defensa y helicópteros han ayudado a paliar la crisis de civil gracias a que los clientes han adelantado pagos, pedidos y entregas. Tendremos un resultado positivo", apunta Gutiérrez. De cara al futuro, Airbus insiste en la importancia de impulsar la inversión en i+d y en desarrollar el avión de hidrógeno, para lo que necesitan el apoyo de las administraciones públicas, los fondos europeos y la industria.

comentariosforum2WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin

forum Comentarios 2

En esta noticia no se pueden realizar más comentarios

Bilbo
A Favor
En Contra

Si algo ha dejado claro esta pandemia es que la fibra óptica es mucho más rápida, productiva y segura que volar en avión.

El sector de la aviación va a caer con fuerza porque la digitalización se come gran parte de su mercado.

Puntuación -6
#1
Usuario validado en elEconomista.es
acpres
A Favor
En Contra

Yo soy empresario del sector y nunca me di un dividendo haciendo creer la empresa con cabeza invirtiendo en nuevos proyectos y tecnologías, y cuidándome mucho que la empresa siempre tenga siempre liquidez y en momentos de coyuntura como estos y pueda tener pulmón para "sufrir" estos golpes.

No ha sido la primera crisis aeronáutica del sector, por lo que se de lo que hablo, lo que no entiendo es el dar subvenciones y dineros de esta forma. Es decir deberia de dejar cada año la empresa a "0"y cuando vengan mal dadas pedir las subvenciones?? Creo que las gestiones en algunas empresas del sector por parte de algunos directivos ha sido deplorable.

Notese me agrado a las subvenciones

Puntuación 4
#2