Empresas y finanzas

Just Eat prevé la salida de su competencia en España si se les obliga a contratar riders

  • La decisión de Just Eat ha sido utilizar riders con contrato en vez de autónomos
  • Su modelo de subcontratación está "en revisión" y "podría cambiar" para integrarlo
  • "No creo que haya fusiones entre operadores, pero sí que abandonen el país"

Just Eat ya prevé la posibilidad de que alguno de sus competidores deje de operar en España si a nivel legal se aprueban cambios que obliguen a las empresas a contratar a los repartidores como trabajadores en plantilla debido al aumento de costes que ello supondría.

Así lo señala en una entrevista con Efe el director general de la compañía de reparto de comida a domicilio, Patrik Bergareche, quien recuerda que la decisión de Just Eat ha sido la de utilizar riders con contrato en vez de autónomos -a través de empresas de reparto externas-, al contrario que la mayoría de firmas del sector.

"Siempre pensé que cumplir con la ley de manera directa y sin vacilaciones era una apuesta a largo plazo (...) Hacer las cosas bien tiene su recompensa", asegura Bergareche en alusión a las sentencias que apuntan a que los riders que trabajan para otros competidores (como Deliveroo, Glovo o Ubereats) son falsos autónomos.

Just Eat, que es la decana del sector en el país y cumple este año una década de vida, nació ofreciendo a los restaurantes acceder a clientes a través de su aplicación, pero inicialmente no se hacía responsable del reparto y era cada establecimiento el que se encargaba del envío a domicilio con su propia flota.

Tras la llegada en los últimos años de otros operadores se vio obligado a incorporar ese servicio, aunque todavía son minoría los restaurantes asociados que lo utilizan. Por el momento lo ofrecen con empresas de reparto externas cuyos riders tienen contrato laboral, aunque Bergareche reconoce que el modelo de subcontratación está "en revisión" y "podría cambiar" para integrarlo.

"Siempre pensé que era mejor tenerles contratados"

"Han sido muchos los que en estos dos años me han cuestionado por qué si todos usaban autónomos no lo hacíamos nosotros. Ha habido que aguantar, pero yo siempre pensé que desde el punto de vista regulatorio y de opinión pública, era mejor tenerlos contratados", argumenta.

Esta misma semana, el Tribunal Supremo ha emitido una sentencia que considera que la relación entre un repartidor y Glovo era de naturaleza laboral, lo que de momento inclina la balanza hacia quienes defienden que los riders son en realidad falsos autónomos. El Gobierno, mientras, trabaja ya en una nueva regulación.

Para Bergareche, legislar en esta línea podría provocar que se redujera el número de empresas de reparto en España, un movimiento que se augura desde hace meses dada la dificultad de hacer rentable el sector pese a crecer a doble dígito y hacerlo ahora incluso con más fuerza en plena pandemia.

Cambios de estrategia y abandono de España

"No creo que haya fusiones entre operadores, lo que sí podría ocurrir es que alguno cambie su estrategia -y abandone el país- en función de los movimientos empresariales de concentración que se están produciendo a nivel global. En cualquier caso, tendría más impacto el tema laboral, eso puede generar salidas del mercado porque la cuenta de explotación te cambia completamente", advierte.

No obstante, explica que el problema va más allá: "No vale tampoco echarle ahora la culpa al modelo laboral, muchos no son rentables ni utilizando autónomos".

El responsable de Just Eat incide en que a nivel global, el sector ha sido "vitaminado" por fondos de inversión para "crecer en cuota de mercado a toda costa", y es ahora en un contexto marcado por la covid-19 cuando comienzan a pesar más "los criterios de rentabilidad", lo que dificulta conseguir más dinero en rondas de financiación.

La compañía, que no hace públicos sus datos de ventas ni de cuota en el país, afirma que ha logrado ser rentable "desde hace años".

"En España hay que hacer una reflexión de cómo se puede ganar dinero cumpliendo las reglas, nosotros por ejemplo no entramos en guerras de descuentos y promociones", recalca Bergareche.

Según sus datos, Just Eat lidera el mercado tanto en número de pedidos como de restaurantes asociados y usuarios en su "app", aunque cada vez ve más difícil comparar operadores.

"Definición del mercado cada vez más difusa"

"Nuestros competidores empiezan a dedicarse a otras cosas, no solo llevan comida de restaurantes, y por eso la definición del mercado es más difusa", afirma el directivo, quien descarta seguir la estela de sus rivales y entrar en el envío de la compra del supermercado a domicilio, por ejemplo.

"Es verdad que recibimos propuestas y sobre todo al principio de la pandemia nos planteamos trabajar con supermercados cuando vimos que los restaurantes empezaban a cerrar, pero reflexionamos y tomamos esa decisión", relata.

comentariosforum8WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin
forum Comentarios 8
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.

Más vale tener un trabajo malo que no tenerlo
A Favor
En Contra

Si hacen lo que dice el artículo cientos de muchachos que ganan unos euros se irán con una mano tras otra a su casa. No se puede permitir.

Puntuación -1
#1
Robot Aspirador de Esmegma
A Favor
En Contra

Y cuantos mas trabajos que no existen en España... gracias a la legislación laboral de manicomio y la incansable labor de vagos sindicalistos y otras malas hierbas de la izquierda, que consiguen mas y mas derechos para cada vez menos trabajadores... porque no hay empresa que pueda permitirse tanto gasto laboral.

Puntuación 4
#2
Mosen
A Favor
En Contra

Pues si no les gusta, que se larguen, nadie se lo impide y, se establezcan en países africanos que es de donde sacaron y sacan a los esclavos.

Ya está bien de tener beneficios a costa de esclavos.

Puntuación -4
#3
A Favor
En Contra

Julius

¿ Y a qué están esperando.?

Que se larguen cuanto antes. Ya están tardando. Ya saldrán otras empresas que hagan lo mismo pero con más respeto, dignidad y salarios paea los empleados.

Empresas mierda las hay a montones y hay que expulsarlas a todas. Son como una lacra de esclavistas.

Puntuación -2
#4
jajaja...
A Favor
En Contra

Hay algo que está claro, siempre ha estado claro, vulneran la reglamentación laboral española y también la europea. Los riders no son autónomos sino que entrarían en la figura que todos conocemos como falso autónomo para que la empresa pague menos dinero de seguridad social y de esa manera no tener personal propio. Todos esos trabajadores que no tengan luego trabajo en caso de que alguna plataforma se vaya lo tendrán en las que cumplan ya que necesitarán más personal. El planteamiento de algunos no es ya sólo penoso es indecente cuando mantienen que algunos ganan unos pocos euros y los pueden perder, lo que es indecente es que muchos euros caigan en manos de una empresa que no paga ni cumple con la legislación laboral. A ver si nos enteramos siempre han habido repartidores y estos cobraban más y estaban asegurados correctamente hasta que estas empresas precarizaron el trabajo y bajaron sueldos. En cuanto a las empresas que actúan así lo que hacen es competencia desleal pura y dura. Si Just. Eat puede pagar los demás también sino hay tiene repartidores, ha contratar y a ganar dinero honradamente.

Puntuación 0
#5
Emigrante económico por el mundo
A Favor
En Contra

Habla de costes pero...

¿cuál es el coste de esclavizar a los ciudadanos?

¿Cuál es el beneficio social que aportan estas empresas que no contratan a nadie y registran su sede en un paraíso fiscal?

¿Cuál es el coste de la competencia desleal?

Por mi que se vayan!

Puntuación -2
#6
Usuario validado en Google+
Daniel Gonzalez
A Favor
En Contra

Es lamentable que el director de Just Eat desconozca que su modelo ha precarizado al trabajador cuando en realidad pocos restaurantes contratan a los Riders y como.consecuencia solo obtenemos por entregas hasta 2,5 euros, sin contrato ni seguridad social.

Puntuación 2
#7
Usuario validado en Google+
Daniel Gonzalez
A Favor
En Contra

He visto como Just Eat viene monitoreando la situación de Glovo y marcando distancia de su competencia. Sin embargo, su modelo no contrata Riders y deja en manos de sus clientes la situación laboral por así decirlo, se lava las manos porque estos últimos hacen los que venga en gana con los trabajadores pagando ínfimas comisiones sin contratar, vulnerando los derechos sociales. Just Eat propicia la explotación del trabajador y la inspectoría del trabajo ¡Bien, Gracias! Ojalá La inspectoría investigue está plataforma y ponga orden.

Puntuación 0
#8