Empresas y finanzas

El nuevo presidente de Iberia reestructura la cúpula directiva para plantar cara al covid

  • Sánchez-Prieto empieza los ajustes en la aerolínea por el comité de dirección
  • Ficha al jefe de relaciones laborales de Ferrovial para pilotar la transformación
Javier Sánchez-Prieto, nuevo presidente de Iberia

Apenas una semana después de su toma de posesión como presidente de Iberia, Javier Sánchez-Prieto ha llevado cabo los primeros ajustes. El primer espada ha empezado por la cúpula directiva con la eliminación de direcciones generales, cambios de puesto y un fichaje para el departamento de Personas, que gana peso en un momento marcado por el reajuste que debe llevar a cabo la aerolínea para adaptarse a un mercado que será más pequeño muchos años.

Así, lejos de sustituir a Marco Sansavini, que ha dejado la dirección Comercial para presidir Vueling, Sánchez-Prieto ha unificado el área con la dirección de Red y Alianzas, que pasan a estar dirigidas por María Jesús López Solas, hasta ahora al frente de Cliente. En esta línea, se han agrupado bajo una misma dirección Transformación, Sistemas y Cliente, con Gabriel Perdiguero al mando. Así, se fusionan cuatro direcciones en dos por lo que el nuevo comité de dirección quedará conformado por ocho direcciones generales.

"El cambio se enmarca dentro de la estrategia de contención de costes necesaria para superar los efectos de la crisis"

Iberia explica que la nueva organización es continuista y austera "dentro de la estrategia de contención de costes necesaria para superar los efectos de la crisis sobre los negocios". "La situación actual, muy condicionada por la pandemia del coronavirus, nos obliga a tomar decisiones rápidas. El nuevo equipo directivo cuenta con la experiencia, solvencia técnica y determinación que necesitamos en este momento para superar los retos a los que nos enfrentamos y seguir avanzando hacia la recuperación de la demanda", asegura Sánchez-Prieto.

En esta línea, tampoco se ha fichado a nadie nuevo para sustituir a André Wall, que dejó la dirección del negocio de mantenimiento para unirse a otro proyecto. Iberia ha puesto al frente a Andy Best, que en la actualidad es el director comercial de la división y por lo tanto "conocedor y partícipe de la transformación llevada a cabo en los últimos años", explica la aerolínea. En este punto, no hay que olvidar que Iberia lleva años trabajando para mejorar la rentabilidad y competitividad de su negocio de mantenimiento y ganar peso dentro del grupo.

En cuanto a la división de personas, que aglutina tanto Relaciones Laborales como Desarrollo de Personas y gestión de Talento, Iberia ha fichado a Agustín González Hermosilla, hasta la fecha director de Relaciones Laborales de Ferrovial.

González llega a la aerolínea basada en Madrid con el reto de pilotar la reestructuración de la compañía, que debe adaptar su tamaño a la crisis que demanda que se alargará hasta 2024. Aunque de momento no se hable de Eres en Iberia porque la plantilla está sujeta a los Ertes por fuerza mayor, lo cierto es que a medio plazo se tendrán que llevar a cabo los ajustes para "los que ya están trabajando todas las aerolíneas de IAG", tal y como aseguró Luis Gallego, actual consejero delegado del holding, en la última presentación de resultados.

Mientras Álex Cruz, presidente de British Airways, habla de "un cambio estructural en la demanda", la aerolínea de bandera española ya ha retirado los A340, suprimido 800 empleos temporales y reducido su capacidad para la recta final del año.

El resto del equipo lo forman las personas y funciones actuales: José Antonio Barrionuevo como director de Estrategia y Finanzas; Juan Cierco como director Corporativo; Rafa Jiménez Hoyos, director de Producción; y Ángel Marcos como director de Servicios Aeroportuarios.

comentariosforum1WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin

forum Comentarios 1

En esta noticia no se pueden realizar más comentarios

Usuario validado en Google+
Antonio Lopez Lopez
A Favor
En Contra

Los accionistas han hecho un esfuerzo reduciendo su capital a la mitad con la ampliación.

Ahora toca un plan de reajuste espartano para sobrevivir y adelgazamiento de la aerolinea con forme a los tiempos que corren y baja demanda de servidio.

Los aviones más antiguos tendran que jubilarlos o venderlos en el mercado a paises segundos o terceros.

Y el Gobierno tendrá que entrar si o si en Iberia tarde o temprano eligiendo el metodo de inversión.

Hoy habló el director del Banco de España comentando que el sector turistico está en juego y miles de empleos dependen de ello. España depende de ello.

Puntuación 4
#1