Empresas y finanzas

El Grupo Newrest plantea despedir a casi la mitad de su plantilla en España

  • Se verán afectados 481 trabajadores, el 42,79% del total
  • CCOO considera que el Grupo busca abaratar costes
Madrid

La multinacional del catering aéreo y ferroviario ha comunicado a las plantillas y a los representantes sindicales su intención de iniciar un Procedimiento Mixto de Despido Colectivo y de Regulación Temporal, que afectará a 481 trabajadores de las 1.124 personas que componen la plantilla, es decir, un 42,8% del total.

A pesar de que la documentación aportada por el Grupo Newrest pone en evidencia que se enfrenta a problemas económicos derivados de la crisis generada por la pandemia mundial, CCOO cree que la solución propuesta no resulta la más adecuada, cabe recordar que en abril tuvo un descenso en su facturación del 90%. Lo argumenta en que las plantillas de las empresas del grupo están afectadas desde finales de marzo de 2020 por ERTEs de fuerza mayor, sin ninguna medida de acompañamiento ni social ni económico por parte de la empresa, beneficiándose durante más de 6 meses de las exenciones de cuotas a la seguridad social previstas por las normas surgidas a raíz del virus.

Para defender su posición el sindicato se basa en el RDL 24/2020, que afirma que se deben atender como eje fundamental de solución a las consecuencias derivadas del Covid-19, medidas de flexibilidad interna, de carácter coyuntural, teniendo por objetivo estabilizar el empleo, evitar la destrucción de puestos de trabajo y sostener el tejido productivo.

Además, CCOO cree que "la fuerza mayor y las causas económicas, técnicas, organizativas y de producción en las que se amparan las medidas de suspensión de contratos y reducción de jornada previstas en los artículos 22 y 23 del Real Decreto-ley 8/2020, de 17 de marzo, no se podrán entender como justificativas de la extinción del contrato de trabajo ni del despido".

Asimismo considera que el objetivo del grupo es "la fuerza mayor y las causas económicas, técnicas, organizativas y de producción en las que se amparan las medidas de suspensión de contratos y reducción de jornada previstas en los artículos 22 y 23 del Real Decreto-ley 8/2020, de 17 de marzo, no se podrán entender como justificativas de la extinción del contrato de trabajo ni del despido".

comentariosforum3WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin

forum Comentarios 3

En esta noticia no se pueden realizar más comentarios

Usuario validado en elEconomista.es
skubidur
A Favor
En Contra

Es una noticia bastante triste y nadie quiere que la gente pierda sus empleos, pero considero que una empresa tiene todo el derecho del mundo a despedir por los motivos que sean. Los sindicatos suelen empeorar las cosas, no deberían de estar financiados por el Estado.

Puntuación 5
#1
ricardo
A Favor
En Contra

Es solo el inicio de un proceso de despidos masivos en grandes y pequeñas empresas, que se va a ver muy agravado por el cierre de autónomos, la caída del consumo es ya catastrófica en algunos sectores.

Sumado a una falta internacional de confianza en España por culpa del actual gobierno y sus socios de extrema izquierda y la desmemoria histórica esta empeorando aun mas el panorama, los separatistas siguen dinamitando España , los Okupas a lo suyo, la migración masiva incesante que destruye el tejido social de cualquier nacion, una ya insostenible administración enorme para un pais tan pequeño ....

Un conflicto Social colosal se avecina algo nunca visto desde el golpe que dieron comunistas socialistas en España en 1934 tras perder las elecciones en 1933, detonante mas tarde de la guerra civil en España y posterior guerra Mundial y Dictadura.

Puntuación 7
#2
Usuario validado en Google+
Javier Silva
A Favor
En Contra

La multinacional francesa Newrest quiere aprovechar la pandemia, ya que se acoge a un ERTE de fuerza mayor para ahorrarse las cotizaciones y salarios de sus trabajadores durante 6 meses. Lo que no es de recibo es que quieran aprovechar la pandemia para “estructurar” la empresa en forma de despidos colectivos, para que en fecha próxima de reactivación del sector volver a contratar a personal más barato y no cualificado. Es una vergüenza que esto lo haga una multinacional que facturó el año 2019 por más de 2000 millones de €. Ese no es el trato que merecen esos trabajadores que han ayudado con su esfuerzo (trabajan a contrarreloj) a la facturación de esta multinacional. La Autoridad laboral no debería dejarles hacer este estropicio. Ánimo a los trabajadores y no os dejéis avasallar por éstas empresas. Este caso requiere mucha ACCION SINDICAL, MUCHA, para evitar estos despidos.

Puntuación -2
#3