Empresas y finanzas

Messi, CR7, De Niro... los famosos que 'se hacen' hoteleros

  • El crack del FC Barcelona acaba de ampliar su cartera de hoteles con la compra de un hotel en Baqueira Beret
Hotel de la cadena de Cristiano Ronaldo

Messi y Cristiano Ronaldo brillan sobre el terreno de juego y también en el tablero de las inversiones hoteleras. Comparten afición con estrellas del celuloide como Robert de Niro, que amplía cada año su imperio hotelero

¿Se imagina dormir en casa de Messi? ¿O que Robert de Niro le invite a pasar una noche en su cama? Está más al alcance de cualquiera de lo que se pueda pensar. Desde que los famosos se han interesado por el negocio inmobiliario, y en concreto, por los hoteles, solo consiste en reservar en alguna de sus propiedades.

El crack del FC Barcelona acaba de ampliar su cartera de hoteles con la compra de un hotel en Baqueira Beret, en concreto, el cuatro estrellas Himalaia. Se convierte en el cuarto hotel de Lionel Messi en España, tras el acuerdo alcanzado con la compañía Majestic en 2017. Antes del hotel del valle de Arán, Messi, a través de la sociedad Rosotel, ya había adquirido hoteles en Sitges, Mallorca e Ibiza. Todos ellos bajo la marca MiM (Majestic y Messi) y gestionados por la compañía hotelera. El de Baqueira será, además, el primer hotel del 10 barcelonista que no se encuentra cerca del mar, pues los otros tres comparten ubicación privilegiada en la costa y habitaciones que rondan los 200 euros la noche.

Hoteles CR7

Messi sigue la estela de otro astro del deporte rey, Cristiano Ronaldo. En el caso del delantero de la Juventus. Hace cuatro años el de Madeira se reunía con su paisano Dionisio Pestana, el dueño de uno de los grupos hoteleros con más peso en Portugal. La compañía, fundada en 1972, empezaba una nueva aventura con la marca Pestana CR7, de la que es inversor Ronaldo al 50%.

El primer establecimiento se abrió en Lisboa y el segundo, cómo no, en Funchal, la patria chica de Cristiano cuyo aeropuerto lleva su nombre. Los planes de expansión de Pestana Hotel Group con la marca CR7 pasan por Madrid -estaba previsto que este verano abrieran un hotel en la Gran Vía, pero el coronavirus frustró los planes- Marrakech, Nueva York, Manchester y París. Sin embargo, habrá que ver la evolución de la pandemia para que se concreten estos proyectos.

Los hoteles llevan dando juego a los futbolistas desde hace años, aunque en estas aventuras no siempre han tenido tanto éxito como en el terreno de juego

Los hoteles llevan dando juego a los futbolistas desde hace años, aunque en estas aventuras no siempre han tenido tanto éxito como en el terreno de juego. En 2001 abría sus puertas el hotel Bahía Tropical en Almuñécar (Granada) con media docena de futbolistas entre sus accionistas: Morientes, Amavisca, Raúl, Lopetegui, Luis Enrique, Carlos Aguilera y Roberto Ríos. Sin embargo, el hotel ahora está pendiente de una orden de demolición ya que, al parecer, en su construcción hubo algunas irregularidades del Plan General de Ordenación Urbana (PGOU). Con idas y venidas, el hotel lleva casi dos décadas de litigios.

Otro proyecto que no salió del todo bien fue el que juntó a veteranas glorias deportivas -Butragueño, Michel, Emilio Sánchez Vicario, Jorge Martínez Aspar con otras celebrities de la talla de Matías Prats y Emilio Aragón. Todos juntos en el hotel Villaitana de Benidorm, un complejo formado por dos hoteles de cuatro y cinco estrellas y dos campos de golf que hoy gestiona Meliá. La propiedad está en manos de Blackstone, tras pasar por concurso de acreedores.

De estrellas del cine

El negocio hotelero en muchas ocasiones va de la mano de la gastronomía. En 2013 Robert de Niro se asoció con el chef Nobu Matsuhisa y el productor Meir Teper para dar a luz la cadena de hoteles y restaurantes Nobu. Siete años después, el imperio ya cuenta con establecimientos repartidos en tres continentes. Solo en Europa, cuatro hoteles, tres de ellos en España: en Ibiza, Marbella y Barcelona.

El hotel de la Ciudad Condal se inauguró en otoño del año pasado en la Torre Catalunya y como los demás, es un hotel de lujo, con precios que no bajan de los 300 euros por habitación y que combina en su decoración elementos locales -en este caso referidos a Antonio Gaudí- con un estilo cosmopolita. En la mesa, también se fusionan las raíces japonesas de Nobu con las influencias mediterráneas.

comentariosforum0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin