Empresas y finanzas

El Grupo Gallardo Balboa alcanza un acuerdo de venta con Cristian Lay

  • La operación reduciría la deuda financiera en 440 millones de euros
  • El comprador asumirá el cien por ciento de la deuda con los proveedores comerciales
  • La compañía gallega Megasa expresó su interés por adquirir activos del grupo

Steel Balboa, propietario y máximo accionista del Grupo Gallardo Balboa (GGB), con sede en Jerez de los Caballeros (Badajoz), ha aceptado la oferta de compra de todos sus negocios presentada por Cristian Lay, también grupo extremeño y con sede social en esta misma ciudad pacense.

Según ha informado el Grupo Gallardo, la operación cuenta con la aceptación de la mayoría de los acreedores financieros e incluye una reestructuración de la deuda financiera, que reduciría ésta en 440 millones de euros.

La opción del Cristian Lay era la que más agradaba tanto a la plantilla de trabajadores como a la Junta de Extremadura, frente a otras opciones, como la gallega Megasa, que también pujaba.

El acuerdo incluye el compromiso por parte de Cristian Lay de asumir el resto de la deuda, que incluye líneas de circulante, y otros instrumentos que totalizan unos 145 millones de euros.

Además, el comprador asumirá el cien por ciento de la deuda con los proveedores comerciales y adicionalmente se ha comprometido a mantener la plantilla actual de todo el Grupo.

La decisión ha estado precedida por un riguroso examen de las condiciones planteadas por el comprador en su oferta, entre ellas la asunción de los compromisos de pago al cien por ciento con todos los proveedores (comerciales y de materia prima).

Plan industrial de Cristian Lay

Asimismo, Cristian Lay ha manifestado su intención de acometer un plan industrial que refuerce la solidez del grupo. La operación se enmarca en el plan de reestructuración financiera acometido por el Grupo para mantener sus actividades en situación de rentabilidad y solvencia.

En el transcurso de este proceso, varios grupos industriales expresaron su interés por adquirir activos del grupo, especialmente la compañía gallega Megasa, con varias ofertas firmes de compra, muy similares en términos legales y económicos.

Finalmente, el consejo informó favorablemente al accionista -tras el análisis comparativo de las propuestas presentadas- sobre la opción más rápida de implementar y con menor riesgo de ejecución.

Cristian Lay factura anualmente unos 800 millones de euros y tiene una plantilla compuesta por 1.600 trabajadores distribuidos en sectores tan diferentes como la promoción y construcción de plantas de energía renovable, distribución de gas, producción química, producción papelera y fundición y distribución de joyas.

El GGB agradece el apoyo

El Grupo Gallardo Balboa ha destacado el apoyo de los trabajadores, proveedores y clientes, que han permitido continuar las operaciones de la compañía con total normalidad a pesar de la paralización que ha sufrido todo el sector siderúrgico debido a la covid-19, impactando en la liquidez y posición financiera del Grupo.

El Grupo Gallardo Balboa es la mayor industria de la comunidad extremeña, con una plantilla de más de 900 trabajadores, que proporciona empleo indirecto a varios miles de trabajadores más en la región, además de contar con factorías en otras partes de España.

comentariosforum0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
forum Comentarios 0
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.