Empresas y finanzas

El nuevo consejero delegado de Siemens Gamesa se mudará a Zamudio

  • Los trabajadores ven la decisión de Andreas Nauen como una muestra de apoyo
  • La empresa convoca la Junta de Accionistas para el próximo 22 de julio
Andreas Nauen, consejero delegado de Siemens Gamesa. Foto: Archivo

Andreas Nauen, nuevo consejero delegado de Siemens Gamesa, buscará residencia en Zamudio, sede de la compañía, y hará las maletas para mudarse desde Dinamarca hasta el País Vasco, según informó ayer por videoconferencia a la plantilla, que lo considera un gesto de respaldo en un momento particularmente convulso. El fabricante ha convocado la Junta de accionistas para el próximo 22 de julio.

El día de su nombramiento al mando del fabricante hispano-germano, Nauen celebró una multiconfernencia muy temprano con los analistas y luego un encuentro digital, con toda la plantilla, donde le trasladó más o menos los mismos mensajes: la situación de la empresa es complicada y se agrava por la pandemia. El presidente, Miguel Ángel López, también dio otra charla a los trabajadores para informarles sobre el cese del anterior consejero delegado Markus Tacke.

Los empleados recibieron con satisfacción las comunicaciones y valoraron especialmente que Nauen les anunciase que piensa mudarse a la sede de la compañía, en Zamudio (Vizcaya), porque lo consideran una muestra de apoyo. La compañía señala a elEconomista que aún no hay una fecha fijada para el traslado.

Preocupación laboral

Los trabajadores de Siemens Gamesa en España están muy preocupados por la continuidad de sus empleos. Por una parte, la empresa adquirió el pasado mayo una fábrica a Senvion en Portugal, más moderna y adaptada para producir las palas de los nuevos y enormes aerogeneradores que las factorías hispanas. Por otro, el consejero delegado de la división eólica terrestre, Alfonso Faubel, ya les avisó hace unos meses de ajustes en la rama de negocio.

Y por otro lado -y esto lo relacionan directamente con la mudanza de Nauen-, Siemens está en proceso de integrar Siemens Gamesa en la nueva Siemens Energy, una subsidiaria que aglutine todos los negocios energéticos, que tiene previsto sacar a Bolsa el próximo mes de septiembre y que puede condicionar toda la cúpula de la organización.

Para frenar la mala evolución de la empresa, Tacke anunció en mayo a la plantilla un programa de aceleración de su Plan 2018-2020, denominado L3AD 2020, que aspiraba a ahorrar 2.000 millones hasta el final de este año y obtener un margen Ebit del 8% al 10%, unas cifras muy lejanas del actual 1,5%. Este programa, denominado LEAP, (siglas de L3AD Acceleration Program), iba a afectar a todas las líneas de negocio de la organización -Terrestre, Marina y Servicios-, pero desde su anuncio no ha habido ninguna novedad.

Reserva 133 millones del beneficio de 168 millones

En otro orden de cosas, la empresa ha remitido a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) la convocatoria de la Junta para el próximo 22 de julio. En ella, sin modificar la propuesta del Consejo de Administración del 27 de noviembre pasado, de los 168 millones de beneficio repartirá 35 millones de euros a dividendos, dejando en reserva otros 133 millones.

comentariosforum0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin