Empresas y finanzas

Illa rechaza la interpretación de Comercio sobre las rebajas en las tiendas: están prohibidas

  • El ministro de Sanidad insiste en que solo se permiten las ofertas online
  • Desdice a Comercio, que interpretó que lo prohibido eran las aglomeraciones

El ministro de Sanidad, Salvador Illa, ha corregido este miércoles la interpretación del Ministerio de Comercio, Industria y Turismo al insistir en que las rebajas "no están permitidas" porque conllevan "aglomeraciones" de personas físicas, descartando la posibilidad de que la prohibición solo aplicara en caso de no poder garantizar la seguridad.

"Hay que evitar las aglomeraciones. Puesto que las rebajas son un reclamo que pueden facilitar aglomeraciones, no están permitidas", ha señalado Illa en una rueda de prensa desde el Palacio de la Moncloa después de que el Ministerio de Comercio matizara en respuesta al sector que la intención de la orden del pasado sábado y dijera que sí estaban permitidas. 

Illa ha puntualizado que las rebajas y ofertas en páginas web sí estánr permitidas, volviendo a la primera versión de la historia y descartando cualquier opción de ofrecer rebajas en tienda física. "Pero todo lo que suscite aglomeraciones físicas no está permitido. Las rebajas pueden suscitar estas aglomeraciones y no están permitidas", ha explicado.

Según la opinión de Comercio, "no hay que interpretar lo establecido en la mencionada disposición adicional segunda en el sentido de que lo que se restringe y por tanto se prohíbe son las rebajas o promociones en sí mismas, ya que esto requeriría una modificación de la Ley de Ordenación del Comercio Minorista y la misma no se ha producido, si no que se trata de una medida que tiene como finalidad evitar las posibles aglomeraciones provocadas por acciones comerciales". Así respondió el ministerio que dirige Reyes Maroto a la patronal de comercio textil Acotex, y también de algunas federaciones del sector.

La Orden publicada este martes en el Boletín Oficial del Estado (BOE) por el Ministerio de Sanidad señalaba que "los establecimientos no podrán anunciar ni llevar a cabo acciones comerciales que puedan dar lugar a aglomeraciones de público, tanto dentro del establecimiento comercial como en sus inmediaciones", sin que afectará al comercio online, lo que ha provocado el malestar del sector.

Quejas en aumento en el sector 

El desconcierto y descontento en el comercio no se ha hecho esperar. Este jueves se ha vuelto a pronunciar la Confederación Española de Comercio (CEC) para exigir al Gobierno, en dos cartas enviadas a Sanidad y Comercio, más claridad tras las posturas encontradas de sendos Ministerios: "Las manifiestas contradicciones entre lo publicado en la Orden Ministerial, las aclaraciones desde la secretaría de Estado de Comercio y las declaraciones del ministro Illa provocan una grave inseguridad jurídica para el sector".

Para la CEC, es "intolerable" que se adopten estas medidas sin consultar y sin informar al sector, algo que debería haberse hecho en la mesa de dialogo sectorial cuya constitución lleva reclamando a Maroto desde hace más de dos meses. Además, ha denunciado el desconocimiento y la falta de diálogo del Gobierno, que "ningunea sistemáticamente" a 3,2 millones de trabajadores, un millón de establecimientos y el 13% del PIB que supone el comercio en España. "Una incapacidad semejante de un directivo supondría el cese inmediato en una empresa privada", ha resaltado.

A las quejas se suma el sector en Cataluña, que, a través de sus patronales, exigen que se publique por escrito el criterio interpretativo pertinente para dotar de la seguridad jurídica necesaria. Consideran que sin este marco "el sector del comercio está en falso ante la posibilidad de realizar rebajas, ofertas y promociones".

En un comunicado, PimecComerç y Foment Comerç, recuerdan al Gobierno que se trata de "reconstruir el país, no de recortar oportunidades" y añaden que la situación de desconcierto que se ha generado "solo pone de relieve la falta de unidad de criterio entre sendos Ministerios, sino que, a la vez, muestra el nulo diálogo practicado por parte del Ministerio de Sanidad con un sector tan importante" que, según indican, "se le deja en clara desventaja respecto a la venda online". Y concluyen que todos deben poder realizar rebajas si se garantizan los protocolos de seguridad sanitaria en la compra.

Los autónomos piden regular las rebajas en tienda y online para favorecer al pequeño comercio

Por su parte, la Confederación Nacional de Autónomos del Comercio (CNAC) ha pedido al Gobierno que legisle en favor del pequeño comercio en el asunto de las rebajas. Para los autónomos del comercio, "es necesario aclarar las medidas para favorecer al comercio de cercanía y no a las grandes superficies", según ha indicado Pepe Galván, presidente de CNAC.

A su entender, "no se pueden prohibir las rebajas en las tiendas físicas y permitirlas a través de internet, al mismo tiempo, porque eso puede suponer una nueva ruina para el comercio de proximidad". Según ha comentado, la confusa redacción del texto puede provocar la desigualdad porque "la mayoría de los comercios no pueden competir de forma online con las grandes cadenas y plataformas, que suelen dedicar grandes recursos a su visibilidad y venta por Internet".

Al comercio de barrio le interesa dar salida al stock acumulado, por lo que tampoco viene bien una prohibición absoluta de rebajas. Según Galván, la solución pasaría por una regulación de las rebajas similar a la existente hasta ante sde 2012, cuando el Real Decreto 20/2012 de medidas para garantizar la estabilidad presupuestaria y de fomento de la competitividad, modificó La Ley 7/1996 de Ordenación del Comercio Minorista, liberalizando períodos de rebajas y horarios comerciales: "Un auténtico desastre para el comercio tradicional, una desprotección frente a las grandes empresas, al permitir rebajas todo el año y prácticamente sin requisitos", asegura.

comentariosforum1WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin

forum Comentarios 1

En esta noticia no se pueden realizar más comentarios

Usuario validado en elEconomista.es
Pepe Leches
A Favor
En Contra

Sería mejor dejar una burra suelta por el monte, y según que papeles pisara, hacer una cosa u otra. NO SE ENTERAN CO*O

Puntuación 3
#1