Empresas y finanzas

Bruselas autoriza a Rhône Capital a tomar el control del gigante de explosivos Maxam

Rhône recibe el visto bueno de la UE para tomar el control de Maxam.

La Comisión Europea (CE) ha dado hoy el visto bueno a la operación de Rhône Capital a través de la cual quiere tomar el control del gigante de explosivos Maxam. Mediante esta transacción, el fondo controlado en España por José Manuel Vargas, expresidente de Aena, pasará a ostentar del 45% al 71% del capital.

En este sentido, el vendedor de este paquete de acciones es José Sánchez-Junco, que ejerció como presidente y consejero delegado de la firma durante años, hasta que dejó hace escasos meses la función ejecutiva. El resto de acciones está en manos de antiguos trabajadores de Maxam y trabajadores en activo, que al hacerse público este movimiento accionarial, decidieron reagruparse para poder seguir participando de forma activa en la toma de decisiones de la compañía.

La posición minoritaria que ostentaba Rhône Capital en el accionariado era uno de los grandes problemas a la hora de tomar decisiones y gestionar el día a día de la compañía. También, fue uno de los motivos por los que otros fondos de capital privado decidieron no pujar por este activo hace un par de años, cuando Rhône consiguió hacerse con el 45% de la compañía. El otro de los grandes problemas para la operación anterior fue sobre el sector donde desarrolla Maxam sus operaciones, los explosivos, ya que buena parte de los fondos cuenta con limitaciones de sus inversores para entrar en este sector.

Gigante internacional

Al poco de que la firma controlada por Vargas entrara en su accionariado, Maxam firmó una financiación sindicada por 600 millones de euros con el objetivo de refinanciar la anterior (280 millones en 2014) y obtener más capital para seguir impulsando su crecimiento internacional. Maxam, fundada en 1872 por el químico Alfred Nobel y denominada Unión Española de Explosivos (UEE) hasta el año 2006, es la mayor compañía de explosivos de Europa y la segunda más grande del mundo.

En total, tiene 140 filiales, está presente en 50 países, desarrolla operaciones comerciales con otros 100 países y emplea a más de 6.500 trabajadores. A cierre del año fiscal en marzo de 2019 su facturación rozaba los 1.130 millones, con un beneficio de 166 millones. De sus ventas, el 90% procede del negocio internacional.

WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin