Empresas y finanzas

Sanidad anuncia medidas fiscales para ayudar a las clínicas privadas

  • El Ministerio no concreta las iniciativas, pero dice que la situación es prioritaria

El ministerio de Sanidad ha dado respuesta mediante una carta a las peticiones de medidas económicas y de liquidez que desde ASPE, la patronal del sector de centros sanitarios privados, se solicitaron el pasado 20 de marzo. Tras decretar el Estado de Alarma se desprogramó toda actividad no urgente o preferente, lo que está causando una brusca caída de ingresos ante la disminución de la demanda.

Según datos de ASPE, los ingresos del sector han descendido en promedio un 85% respecto a la situación previa. Al mismo tiempo todos los centros sanitarios, con y sin internamiento, han mantenido sus infraestructuras y equipamientos, en diverso grado según su tipología e involucración directa en la gestión de casos de contagio de coronavirus.

El mayor deterioro se ha producido en los centros sanitarios con internamiento (un 80% del sector) que están en primera línea de lucha contra el coronavirus. El resto, clínicas y centros sin internamiento, si bien han sido considerados también esenciales, "mantienen servicios mínimos para atender urgencias y casos relevantes en términos de diagnóstico, pronóstico y tratamiento", como recuerda en su escrito a ASPE el ministerio de Sanidad.

Sanidad considera que es "tarea prioritaria del Gobierno" estudiar las medidas fiscales y económicas a aplicar "entendiendo la urgencia que la falta de liquidez puede ocasionar, tanto en los balances de las empresas como en la calidad de los servicios que vienen prestando en el marco de esta situación de crisis".

Añade que el Gobierno viene dictando medidas para minimizar el impacto económico en gran parte del tejido productivo y "los operadores del sector sanitario privado no pueden ser una excepción, ya que resultan estratégicos, mantienen un servicio de primer orden en la lucha contra la pandemia, con inversión en recursos y medios, y cuando sus profesionales, aún con riesgo para su propia seguridad, están en la primera línea de la atención a los pacientes".

Sanitarios autónomos

Las respuestas que se dan en la carta enviada por el secretario general de Sanidad, Faustino Blanco, permiten pensar que esas ayudas se deben extender a aquellos profesionales sanitarios autónomos que también han visto deteriorada su actividad tras el confinamiento. Una de ellas es poder acogerse a un ERTE, tal y como ha solicitado, también por carta, el Consejo General de Médicos tanto al ministerio de Sanidad como al de Economía. También existen colectivos como los podólogos, odontólogos o fisioterapéutas que han visto reducir su facturación. Por ello también se solicita (a través de ATA) que para poder librarse de la cuota de autonómo en marzo, la disminución en la facturación sea del 40% en lugar del 75% que exige hoy el Gobierno.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum0