Empresas y finanzas

El Sabadell evita hacer provisiones por la investigación de TSB al no estar acabada

  • Las autoridades de Reino Unido investigan la crisis tecnológica de 2018
  • El banco ve difícil estimar la cuantía que se podría llegar a desembolsar
Sucursal de TSB en Londres.

El Banco Sabadell aún no ha registrado ninguna provisión en sus cuentas para asumir las posibles responsabilidades que se desprendan de la investigación que llevan a cabo las autoridades de Reino Unido sobre la crisis tecnológica que protagonizó su filial británica, TSB, en la primavera de hace ya dos años.

La entidad explica que la decisión de registrar una provisión por este concepto requiere del uso de juicio para concluir si existe una obligación presente de pago y, en su caso, si esta puede estimarse con fiabilidad. Teniendo en cuenta la información disponible sobre la marcha de dicha investigación, la dirección del grupo considera que no se dan las circunstancias que requieran el registro de una provisión por potenciales sanciones al no existir actualmente una obligación presente de pago ni, si esta existiera, poder estimarse con fiabilidad el importe que sería necesario desembolsar, según señala en su informe anual de cuentas del ejercicio 2019.

Las autoridades de Reino Unido comunicaron en junio de 2018, dos meses después de que tuviera lugar la crisis tecnológica por el cambio de plataforma en la filial, que abrió una investigación sobre la migración de sistemas informáticos ante el "significativo alcance y escala" de los problemas registrados y el impacto en los clientes de la entidad. Las indagaciones las están realizando de manera conjunta la Autoridad de Conducta Financiera (FCA) y la Autoridad de Regulación Prudencial (PRA).

Durante las primeras semanas del cambio de plataforma, los clientes de TSB tuvieron problemas para acceder a sus cuentas corrientes y, varios de ellos, vivieron algún episodio de fraude. La crisis tecnológica tocó de lleno las cuentas del Banco Sabadell en el ejercicio de 2018 después de registrar un impacto extraordinario de 460 millones de euros, entre otros motivos, para hacer frente a las compensaciones económicas a los clientes afectados. El grupo recuperó la normalidad en 2019, ejercicio en el que obtuvo unas ganancias de 768 millones, un 134% más que un año antes.

La crisis tecnológica de la filial británica marcó un antes y un después en TSB, que tuvo que rehacer por completo su hoja de ruta de cara a los próximos años. El Banco Sabadell presentó el pasado mes de noviembre el nuevo Plan Estratégico 2020-2022 de TSB, cuyo principal objetivo es lograr que la entidad sea eficiente.

Plan de ajuste

Así, el grupo financiero prevé ahorrar unos 116 millones de euros (100 millones de libras) en su filial británica de cara a tres años. TSB se marca un ajuste de la red, tanto de personal como de oficinas, para rebajar los gastos de los 980 millones de euros que sumaban en noviembre a unos 853 millones de euros.

Si se alcanza esta meta, el ratio de eficiencia mejorará en 15 puntos porcentuales, pasando del 85% actual al 70%. Además, prevé realizar este año un ajuste de 400 empleados, el 5% de la plantilla. Con esas cifras, la rentabilidad sobre fondos propios (ROE) se situaría cerca del 7%. Asimismo cerrará también a lo largo de este ejercicio 82 oficinas, lo supone un ajuste del 15% de la red, hasta situarlas en 460.

comentariosforum0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin