Empresas y finanzas

Roma planea nacionalizar Alitalia y España endurece las restricciones aéreas

  • El Gobierno prohíbe el tráfico comercial nacional en Canarias y Baleares
Avión de Alitalia

Los aviones prácticamente han desaparecido de los cielos italianos y polacos y están muy cerca de abandonar el resto del espacio aéreo europeo debido a las restricciones a la movilidad aprobadas por los distintos países para frenar al coronavirus. Unas medidas a las que se ahora se suman el cierre de las fronteras de la Unión Europea a los vuelos internacionales impulsado por la Comisión (CE) y el veto a los pasajeros en algunos aeropuertos españoles.

Las limitaciones al transporte han hundido las reservas y disparado las cancelaciones, lo que ha puesto contra las cuerdas al sector aéreo y, más si cabe, a Alitalia, que ha tenido que pedir a Roma que salga a su rescate por enésima vez debido a débil situación económica y de liquidez. Y dicho y hecho.

La "poderosa maniobra financiera" anunciada por el primer ministro Giuseppe Conte para hacer frente a la crisis incluye la nacionalización de la aerolínea de bandera italiana. Así, de los 600 millones en ayudas aprobadas para el sector aéreo, una parte importante se asignará a Alitalia, que lleva tres años en suspensión de pagos buscando comprador. Además, el decreto icónico autoriza la creación de una nueva sociedad, totalmente controlada por el Tesoro italiano o con una "participación publica predominante". Aunque Alitalia no parará oficialmente la venta, tras los 1.300 millones de crédito puente otorgado y sin compradores a la vista, Italia se hará con el control total de la empresa a la espera de que el transporte aéreo supere el colapso.

Con más de una década en números rojos a sus espaldas y verdaderos problemas para generar caja, Alitalia es una de las aerolíneas más débiles de Europa y la que más papeletas tenía para sucumbir al virus si no fuera por el respaldo estatal. El resto del sector aéreo europeo también va a sufrir mucho para sobrevivir a la crisis por lo que las asociaciones de aerolíneas se han organizado para pedir a la UE un plan de acción coordinado que les permita superar el primer golpe y tener el músculo para operar hasta que se recupere la demanda.

Piden a la UE un plan de acción coordinado que les permita superar el primer golpe

El principal objetivo de las aerolíneas es asegurar la liquidez y mantener la caja para no quebrar por el desplome de los ingresos y el auge de las cancelaciones. Así, A4E, formada por IAG, Air France, Ryanair, Lufthansa o easyJet, han enviado una carta a los ministros de Transporte de la UE que se reúnen este jueves para pedirles tener acceso a los fondos de ayuda habilitados por Bruselas, la puesta a disposición del sector de líneas de crédito suficientes, la suspensión o aplazamiento de los impuestos y flexibilizar temporalmente las políticas de protección a los pasajeros.

Así, instan a la CE que se limite el derecho de alojamiento a 3 noches con un máximo de 100 euros por noche y por pasajero y, lo más importante, que les permitan no devolver el dinero de los billetes cancelados. La idea de las aerolíneas es poder dar un bono a los pasajeros afectados para que vuelen en otro momento en vez de devolver el dinero del billete y así frenar la salida de caja. Es decir, cambiar los tickets pero no reembolsarlos ante la oleada de cancelaciones de vuelos que tiene que realizar por las restricciones aéreas.

Limitaciones en las islas

Limitaciones que están viviendo un nuevo capítulo en España, donde el Ministerio de Transportes prohibió el lunes por la noche la llegada de vuelos comerciales a Ceuta y Melilla, medida que ha extendido parcialmente a los aeropuertos de Canarias y Baleares. Según la orden ministerial publicada en el BOE, se prohíben todos los vuelos comerciales entre la Península y las islas y la llegada de jets privados, aerotaxis o aviones ejecutivos.

El Ministerio ha habilitado excepciones para que las aerolíneas pueda realizar un vuelo diario entre algunos destinos, pero deben comunicar si van a ejercer el derechos. La prohibición entre en vigor el 19 de marzo a las 00.00 horas. En principio, estas restricciones no van a afectar al tráfico de mercancías ni a los vuelos sanitarios. Orden ministerial también prohíbe la llegada de barcos de pasajeros nacionales una vez ya se ha prohibido los cruceros.

En principio, estas restricciones no van a afectar nunca al tráfico de mercancías ni a los vuelos sanitarios o humanitarios. En este punto, A4E insiste mucho en la necesidad de el negocio de carga siga activo ya que es fundamental para mover medicamentos y otra serie de mercancías valiosas.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum1

O no ?
A Favor
En Contra

Truco del tocomocho ..., al principio, todo es nacional...., luego se privatiza y se vende a amiguetes/tiburones por un valor inferior al real, con el consiguiente cobro de comisiones por los responsables de la privatización ...., luego se vuelve a nacionalizar, y se paga con dinero público, es decir de todos los paganos, asumiendo éstos los costes...., después, una vez saneados los distintos momios, se vuelven a privatizar en una o dos generaciones, cuando la gente ya se ha olvidado del anterior latrocinio legal ...., y así sucesivamente, hasta el infinito......

Yo, de mayor, quiero ser privatizador/nacionalizador.

Puntuación -1
#1