Empresas y finanzas

Hesperia crecerá en el extranjero mediante operaciones corporativas y la compra de hoteles

  • La compañía apuesta por alianzas con grandes grupos internacionales tras romper con NH
  • Con una cartera de 6.500 camas, espera alcanzar las 8.000 habitaciones en los próximos tres años
Jordi Ferrer, CEO de Hesperia World

Grupo Hesperia arranca el 2020 con la vista puesta en su expansión internacional tras cerrar un 2019 de crecimiento en España.

La compañía, que se reinventa bajo el concepto de Hesperia World, cerró el pasado diciembre su primer año completo apostando por un nuevo modelo de negocio basado en la gestión multimarca. El grupo dio este paso tras romper su alianza con NH y salir del capital de la cadena hotelera, en la que ahora Minor es el principal accionista. 

"El 2019 ha sido un año de cambios y de grandes retos", explica Jordi Ferrer, CEO de Hesperia World, que se muestra satisfecho con el nuevo camino que ha emprendido la compañía, "apostando por alianzas con grupos internacionales de primer nivel como son Hyatt y Apple Leisure". 

Gracias a estos acuerdos en el último año Hesperia ha abierto las puertas de Hyatt Regency Hesperia Madrid, el primero de la marca Premium de Hyatt en España, así como los dos primeros Secrets de Europa, el Secrets Mallorca Villamil Resort & Spa, y el Secrets Lanzarote Resort & Spa. 

"Estas alianzas no nos cierran las puertas a nuevos socios. De hecho nuestra filosofía de negocio se basa en buscar la mejor opción para cada activo. Hay zonas donde incluso podríamos canibalizarnos, por eso primamos el recorrido de cada activo y actualmente ya estamos viendo varios proyectos con otras marcas, a la par que seguimos trabajando en nuestro crecimiento de la mano de nuestros socios actuales", explica Ferrer, en una entrevista a elEconomista.

Tras desembolsar alrededor de 100 millones de euros en la reforma y adquisición de nuevos establecimientos, como la operación de La Manga Club, uno de los mayores resorts del sur de Europa, la compañía mira ahora hacia el extranjero. "Queremos crecer a través de la compra de activos fuera de España y también mediante operaciones corporativas. Estamos buscando balance y equilibrio. Ya lo hicimos al tener hoteles urbanos y vacacionales. Los urbanos son menos rentables pero son más estables, mientras los vacacionales son mas rentables pero tienen más ciclos. Ahora también buscaremos equilibrio en los destinos para diversificar riesgo", apunta el CEO de Hesperia World.

La compañía ya cuenta con presencia internacional mediante la gestión de activos en el Caribe, pero ahora quiere crecer por propiedad y para ello buscará oportunidades en Europa, en destinos como Italia, Francia o los Países Nórdicos. Asimismo, también apostará por América o el Caribe, pero descarta su salto a Oriente o Asia. 

Mientras que en el extranjero apostará por la propiedad, "en España lo haremos por la gestión o el alquiler. Hacer grandes inversiones en España no tendría tanto sentido por la exposición que ya tenemos", explica el directivo.

Con una cartera de más de 6.500 camas, la compañía espera llegar a las 8.000 habitaciones en un plazo de tres años.

"La apertura de nuevos hoteles dependerá mucho de la oportunidad de mercado. Al no estar cotizados podemos moderar nuestra estrategia de crecimiento y dar mucha importancia al hecho de comprar bien las cosas y con valor añadido, pero estoy seguro de que este será un año de oportunidades, tanto de operaciones corporativas como de compra de activos que encajen con nuestra estrategia". 

En su expansión por España la firma tiene la diana en Madrid, "donde tenemos poca presencia, o en el sur del país, en algunas capitales. Asimismo, también nos falta consolidarnos en algunas islas de Canarias, ya que estamos concentrados en Fuerteventura y en Lanzarote. En el resto de España ya tenemos bastante presencia, lo que no significa que sigamos analizando buenas oportunidades si nos llegan", concreta Ferrer. 

Mercado estable en 2020

Sobre la evolución que experimentará el sector hotelero a lo largo del año, el directivo cree que "los precios se van a mantener o subir de manera moderada, no a los mismos ritmos que han crecido en 2019. Si que puede haber un poco de recuperación en algunos mercados vacacionales que el año pasado se vieron afectados por la quiebra de Thomas Cook, ya que esa crisis se ha resuelto de manera rápida", apunta el directivo, que destaca que por otro lado "los grandes temores de la economía de alguna manera se van mitigando, como el Brexit que parece que hay un mapa de ruta más claro o el tema de la guerra comercial entre China y América, que se está suavizando. Nosotros no vemos para nada una recesión, vemos un mercado más consolidado y creemos que va a ser un buen año", concluye Ferrer.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum0
forum Comentarios 0
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.