Empresas y finanzas

Italia inicia el camino para suspender las concesiones de infraestructuras a la familia Benetton, dueña de Abertis

  • La familia Benetton controla Autostrade per l'Italia, filial de Atlantia
  • Di Maio acusa a Autostrade de la caída del puente en Génova en 2018
El ministro de Exteriores italiano Luigi Di Maio y el primer ministro Giuseppe Conte. Foto: Reuters

El Gobierno italiano ha comenzado el camino para suspender las concesiones que tiene en el país Autostrade per l'Italia, filial de Atlantia y controlada por la familia Benetton, dueña también de la empresa española Abertis, según afirmó este miércoles el Movimiento 5 Estrellas (M5S), que dirige el país con el Partido Demócrata y otras fuerzas de izquierdas.

"Estamos comenzando un camino para algunas infraestructuras que nos permitirá revocar las concesiones a los Benetton", dijo el líder del M5S y ministro de Exteriores italiano, Luigi Di Maio, en una grabación publicada en las redes sociales.

La formación de Di Maio acusa a Autostrade de ser la responsable de la caída de un puente en Génova en agosto de 2018, suceso que causó 43 muertos, y por eso pide desde entonces cancelar sus concesiones en la amplia red que maneja y que supone más de la mitad de las autopistas del país.

Decreto del Gobierno

Para evitar que el Estado tenga que pagar una penalización económica por retirar estas licitaciones antes de tiempo, el Gobierno italiano acaba de aprobar un decreto -que aún debe obtener luz verde en el Parlamento- en el que se reducen las compensaciones en caso de rescisión de contrato.

"Los que se escandalizan porque el título de Atlantia cae en bolsa no lo hicieron cuando se derrumbó el puente de Morandi", declaró Di Maio.

Descartó que la cancelación de las concesiones vaya a provocar despidos y dijo que reducirá los beneficios de la familia Benetton, algo que será correcto porque "no hicieron lo necesario para mantener en pie" el viaducto.

No hubo controles

El M5S acusa a Autostrade de no realizar los controles pertinentes para garantizar el buen funcionamiento del puente y quiere desde entonces castigar a la compañía, especialmente después de que la Fiscalía de Génova, que está investigando lo sucedido, haya encontrado indicios de fraude documental en informes sobre el mal estado de otros puentes en el país.

Estas informaciones provocaron la dimisión en septiembre del ex consejero delegado de Atlantia -y de Autostrade en el momento del siniestro- Giovanni Castellucci, que fue uno de los hombres fuertes de la opa de la italiana sobre Abertis, que terminó en 2018 con un acuerdo con ACS.

El M5S está encendiendo su discurso contra la empresa italiana en las últimas semanas, entre otros factores porque el próximo 26 de enero se celebrarán las elecciones regionales de Emilia-Romaña (centro), que servirán para comprobar la confianza de los votantes en el actual Gobierno y medir las fuerzas que conserva el líder de la ultraderechista Liga, Matteo Salvini.

comentariosforum0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin