Empresas y finanzas

Bizum ya permite pagar las compras online con el número de teléfono

  • La compañía pretende adherir 5.000 comercios electrónicos en 2020
  • La empresa prevé duplicar los usuarios el próximo año, hasta 12 millones
  • La firma de pagos descarta salir a bolsa: "No está en la hoja de ruta"
Ángel Nigorra, director general de Bizum.

Bizum, el proveedor de servicios de pago que permite abonos entre cuentas tan sólo con tener el número de teléfono del destinatario, da el salto al comercio electrónico. La compañía ya permite pagar las compras online sin necesidad de teclear el número de tarjeta sino poniendo el teléfono móvil. De momento, Bizum ya ofrece este servicio en unos cien comercios electrónicos entre los que están Yelmo Cines o Iberdrola, pero su objetivo es acabar el año con 300 tiendas adheridas y alcanzar las 5.000 de cara a 2020.

El director general de Bizum, Ángel Nigorra, ha explicado esta mañana que la forma para pagar las compras a través de internet es muy sencilla y se hace en tres pasos. "Primero hay que elegir el método de pago, que entre otros, aparecerá Bizum, después el cliente se identifica con el teléfono e introduce la clave Bizum y, finalmente, la entidad con la que opere el cliente valida la operación mandando una clave", indica. Nigorra asegura que la clave Bizum es siempre la misma y el usuario sólo tiene que ir al menú de Bizum, solicitar su clave y podrá operar siempre con ella a modo de código PIN.

El objetivo de la compañía es tener presencia en las grandes empresas de distribución como Amazon, Inditex o El Corte Inglés. "Estamos encantados de estar ahí, aunque eso es una trabajo que harán los bancos con los comercios apoyados por nosotros para que se vayan incorporando", aseguró. Nigorra señaló que Bizum no pone ningún límite para pagar en las tiendas online más allá del máximo de 15.000 euros que establece el comercio electrónico. La firma confía ahora en establecerse en este nuevo segmento, que acaba de arrancar, y una vez consolidada su presencia en las tiendas digitales, se planteará saltar al comercio físico.

Objetivo: 12 millones de usuarios

Bizum tiene en la actualidad 5,3 millones de usuarios y su previsión es cerrar el año con 6 millones, frente a los 2 millones con los que cerró 2018. De cara al próximo año se ha marcado lograr 12 millones de usuarios, es decir, el doble que este año, triplicar el número de operaciones a los 180 millones y mover 9.000 millones de euros frente a los 3.100 millones movidos este año. Nigorra reconoce que el ritmo de altas en Bizum es alto y, tan sólo el pasado mes de octubre, captaron 670.000 nuevos clientes. "El perfil mayoritario del cliente tiene entre 25 y 34 años, los usuarios más jóvenes experimentan mayor crecimiento", detalló el director general de la compañía. Asimismo, destacó que el 80% de las transacciones que se hacen son de menos de 50 euros. "Hemos mejorado la morosidad entre amigos", bromeó Nigorra.

Nigorra: "N26 tiene interés en incorporar nuestro servicio de pago"

Bizum, que nació en 2016, cuenta en su accionariado con 25 bancos. En la actualidad tienen acuerdo con la mayoría de entidades que operan en España, cubriendo el 96% de la cuota de mercado. Quedan fuera de Bizum aún bancos como ING o N26, aunque en éste último caso, Nigorra aseguró que se está en conversaciones con la entidad y N26 "tiene interés" en incorporar el servicio de pago. Los clientes de ING aún no puede usar este servicio.

De momento, la compañía no tiene planes de salir a bolsa a corto plazo. El director general aseguró que el salto al parqué no está en la hoja de ruta de la compañía ni en sus perspectivas a corto plazo.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum0
forum Comentarios 0
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.