Empresas y finanzas

Los operadores negociarán hasta marzo las alianzas para competir con Renfe

  • SNCF, Talgo y Trilantic e Ilsa garantizan sus ofertas el 31 de octubre
  • Los grupos podrán sumar socios en los meses posteriores a la puja

Los operadores ferroviarios podrán seguir negociando sus alianzas hasta el próximo mes de marzo, cuando está previsto que Adif firme los acuerdos marco con los adjudicatarios de la capacidad de red para operar la alta velocidad española y competir con Renfe. Las compañías tienen que presentar sus ofertas el próximo 31 de octubre, pero "con posterioridad podrán incorporar socios", indican fuentes empresariales. A apenas 13 días para que finalice el plazo aún no se ha forjado oficialmente ningún consorcio. SNCF, Talgo y Trilantic e Intermodalidad del Levante (Ilsa) han asegurado que participarán en la puja, al tiempo que otras firmas continúan deshojando sus opciones.

Las negociaciones entre las empresas interesadas se intensificarán en las próximas dos semanas para tratar de sellar alianzas, pero "es muy probable que en algunos casos no dé tiempo a cerrarlas", explican fuentes de los operadores privados, que recuerdan, además, que según el caso "podrían ser necesarias autorizaciones" de la Comisión Europea. Así, cabe esperar que los grupos dispuestos a liderar los consorcios presenten sus ofertas y con posterioridad, llegado el caso, sumen socios con participaciones minoritarias. Podrían hacerlo hasta que se firme el acuerdo marco -previsiblemente en marzo-, aunque, indican las mismas fuentes, "es probable que los movimientos más importantes se produzcan antes del 15 de diciembre", cuando Adif tiene que otorgar la capacidad a los distintos ofertantes.

El modelo implementado por Adif, con millonarias necesidades de financiación, provoca que la mayoría de las empresas quieran formar parte de un consorcio para mitigar los riesgos. La excepción es la gala SNCF, que ya ha dejado claro que puede concurrir en solitario, puesto que cuenta con los recursos suficientes, con el material rodante necesario y con la experiencia como operador en España por la conexión entre Madrid y Francia.

No obstante, su intención es unirse a alguna otra firma española y la mejor colocada, a día de hoy, es Alsa, aunque ha mantenido contactos en mayor o menor profundidad con otras como ACS y Globalia. También con Ilsa y Acciona, pero el grupo que preside José Manuel Entrecanales ha decidido retirarse de la carrera, como adelantó elEconomista. SNCF, en todo caso, presentará su oferta el día 31. Lo hará previsiblemente a través de Rielsfera, el vehículo creado para competir con Renfe -no será su marca comercial-.

Ilsa, por su parte, ultima un acuerdo con un socio internacional. En el sector apuntan a la italiana Trenitalia. Existen dudas de si lo cerrará antes del 31 de octubre. Asimismo, Talgo y su primer accionista, el fondo Trilantic, se han aliado para participar en la liberalización y están negociando incorporar a más empresas, como avanzó este diario el pasado mes de septiembre. Ferrovial, ACS, Globalia o Interbus se mantienen en liza como potenciales competidores, al igual que operadores internacionales como NTV, o Deutsche Bahn. Otra empresa que ha negociado en los últimos meses es Eco Rail, propiedad del grupo andaluz Magtel. Esta firma cuenta como asesora externa con la exministra de Fomento, Magdalena Álvarez. Mantiene contactos con diferentes compañías, aunque aún no ha tomado ninguna decisión en firme sobre su participación en este proceso de liberalización.

El 31 de octubre se descubrirán las principales cartas de los futuros competidores de Renfe, aunque en las semanas, e incluso meses, posteriores, aún tendrán tiempo para armarse con más socios.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum0