Empresas y finanzas

Elena Salgado presidirá la filial de Talgo que competirá con Renfe

  • La exministra de Economía también es asesora del fondo Trilantic

La exvicepresidenta del Gobierno y exministra Elena Salgado ha sido nombrada como nueva presidenta de Motion Rail, la filial creada por Talgo para competir con Renfe en el transporte ferroviario de viajeros a partir de diciembre de 2020. La compañía confirmó este miércoles que participará en el proceso de liberalización del sector y, para ello, se aliará con su accionista Trilantic y otros grupos, tal y como adelantó hace tres semanas elEconomista.

Salgado entró a formar parte del consejo de administración de Motion Rail el pasado mes de julio y ahora Talgo ha decidido promocionarla a la presidencia en sustitución Carlos María de Palacio y Oriol, primer ejecutivo del fabricante de trenes, según ha comunicado la sociedad al Registro Mercantil.

Como avanzó este diario, Salgado ha ejercido un papel protagonista en los últimos meses en el objetivo de Talgo y Trilantic de ser uno de los operadores que compita con Renfe en la alta velocidad española. No en vano, además de su presencia en el consejo de Motion Rail -ahora como presidenta-, la que fuera vicepresidenta del Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero también forma parte del consejo asesor europeo de Trilantic, fondo de inversión fundado por exdirectivos de Lehman Brothers.

Esta firma se ha decidido a participar como socio en un consorcio para pujar los surcos que licitará Adif junto con Talgo, de la que es su mayor accionista a través de Pegaso Rail International, que totaliza el 35% del fabricante de material rodante. El fondo tiene el 63% de este vehículo, en el que la familia Oriol ostenta el 20,3%.

Adif ha dado de plazo hasta el 31 de octubre para que los grupos interesados presenten sus ofertas.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum9

An
A Favor
En Contra

Donde vaya un politico.... ruina

Puntuación 9
#1
Kaput
A Favor
En Contra

Sabe mal que una empresa como Talgo le haga una puerta giratoria a esta nulidad ricatxona llamada Elena Salgado.

Puntuación 11
#2
incierto
A Favor
En Contra

"ESTA" AQUÍ, EL OTRO EN R.E.E.,EL "OTRO" EN INTERIOR, LA

OTRA EN HACIENDA, LA OTRA EN JUSTICIA, LA "CATEDRÁTICA"

( dónde compraría las papeletas,"el dinero público no es de nadie"),

.................... ES "LA" PSOE, FÁBRICA DE EXTREMISTAS INÚTILES,

VALAGA LA REDUNDANCIA........

PSOE, SEGURO DE RUINA DE ESPAÑA Y DE TODOS LOS ESPAÑOLES.

Puntuación 8
#3
Usuario validado en elEconomista.es
alfill
A Favor
En Contra

Esta señora no debe presidir nada, impresentable como ministra de Zapatero, nos llevó a la ruina económica

Puntuación 8
#4
MArc
A Favor
En Contra

Si fuera del PP se llamaría puerta giratoria, como es del PSOE supongo que se llama gran profesional. Lo que está comprando Talgo es que el gobierno favorezca a Talgo sobre Renfe, ni más ni menos

Puntuación 10
#5
El crítico
A Favor
En Contra

Los españoles estamos hasta los mismísimos de las puertas giratorias y después dicen que no hay poderes fácticos.

Puntuación 6
#6
Usuario validado en elEconomista.es
S Paradox
A Favor
En Contra

Elena Salgado, ingeniera industrial, tuvo un momento brillante cuando anunció en las cortes (antes del batacazo económico de ZP), que se estaban construyendo 750 mil viviendas al año, y se vendían 350 mil, 'vejigazo seguro'. Pasó a Endesa Chile ¿A repatriar beneficios 'de tapadillo'?, y ahora a 'Patentes Talgo', cosa que huele a imposición por 'poderes fácticos'. No habría cambiado el sistema básicamente desde los tiempos romanos, y del general ísimo, indicando la ausencia de estado de derecho, el carácter mafioso del poder político, económico, financiero, todo en manos de las tribus del señor (de las moscas); para eso trajeron a los matones y necios borbones, apellido masculino extinto con 'Carlos cuartos'. 'I don't need you, I drink my Whisky like you do' (Slade)

Puntuación 0
#7
Usuario validado en elEconomista.es
S Paradox
A Favor
En Contra

O se es empleado público, o se está en la empresa privada, ni décadas después de ejercer un alto cargo se debería poder trabajar en empresas que compiten, o necesitan intervención de poderes públicos.

No es que haya conflicto de intereses, es que se favorecen todo tipo de prevaricaciones, de manipulaciones. El acceso del de Olivares, Guzmán y Pimentel, sentó bases y modelo para el acaparamiento del estado por unas castas mafiosas, de un latrocinio.

'La mujer del César no solo debe ser honrada, sino parecerlo', ya no se molestan en eso, controlan todo, incluyendo judicatura y fuerzas 'del orden', haciéndolo a lo cínico hacen rabiar al contribuyente, y le subyugan. ¡La hoguera!, que cantó Javier Krahe con 'La mandrágora'

Puntuación 3
#8
Grrrr
A Favor
En Contra

Es brutal lo que está pasando en este País.

Puntuación 1
#9