Empresas y finanzas

Abengoa ultima con sus acreedores sacar del concurso a la filial en México

  • Abemex necesita el respaldo de al menos el 50% de las entidades
Foto: Archivo

Abengoa ultima un acuerdo con sus acreedores para sacar del concurso mercantil a su filial en México, Abemex. Las partes están definiendo un plan de pagos para saldar una deuda que se aproxima a los 200 millones de euros y que, de concretarse, supondrá un paso más hacia la normalización del grupo de ingeniería sevillano.

Abemex entró en concurso mercantil por primera vez en diciembre de 2016 a instancias de uno de sus acreedores, Banco Base, por el impago de obligaciones. En junio de 2017, la filial azteca de Abengoa logró el apoyo mayoritario de las entidades al convenio, pero el banco mexicano lo impugnó, lo que demoró varios meses su efectividad. Fue en enero de 2018 cuando una sentencia judicial certificó la salida del concurso. Sin embargo, en noviembre de 2018 volvió a declararse la quiebra al incumplir los pagos.

Desde entonces, Abemex y las entidades han estado negociando un nuevo convenio que garantice la viabilidad financiera y el tratamiento equitativo de los acreedores. Para rubricar el acuerdo, la compañía ha tenido que dilatar los periodos de adhesión en varias ocasiones en los últimos meses. Ahora, según las fuentes consultadas, habría alcanzado el porcentaje necesario para salir del concurso. De hecho, este viernes concluye el último plazo dado. Hace tres semanas, la firma comunicó al regulador mexicano que contaba con el respaldo del 48% de la masa acreedora, muy cerca, por tanto, del 50% requerido.

El objetivo de Abengoa, en todo caso, es conseguir el mayor apoyo posible, aunque aquellos acreedores que no se adhieran deberán aceptar las condiciones contempladas en el acuerdo y no podrán instar el concurso siempre y cuando la compañía cumpla el plan de pagos pactado.

Cabe recordar que la situación concursal de la filial azteca no impacta ni en la matriz ni en ninguna de sus filiales. En este sentido, la venta de planta de cogeneración A3T, en México, el mayor activo de Abengoa, no se ve afectada por este proceso. La compañía que preside Gonzalo Urquijo mantiene abierta la operación a la espera de recibir ofertas por un proyecto que utilizó la pasada primavera como garantía - a través de un bono- con el Banco Santander para reestructurar su deuda.

Cuatro años

Las condiciones del nuevo convenio de Abemex no han trascendido por el momento. En el acordado en junio de 2017 no se contemplaba quita alguna sobre la deuda, frente a lo ocurrido con Abengoa, cuyos acreedores asumieron un descuento de hasta el 90%. El plan de pagos establecido entonces fijó un plazo para liquidar el pasivo de casi cuatro años.

En concreto, una vez salió del concurso por sentencia judicial en enero de 2018, el calendario de pagos arrancó en marzo y debía prolongarse hasta diciembre de 2021. Sin embargo, la empresa se demoró ya en el segundo tramo y no pudo hacer frente al tercero. Abemex lo justificó en el retraso en la reactivación del negocio provocada, a su vez, por la tardanza en aprobar el convenio judicialmente -transcurrieron seis meses-.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum0
forum Comentarios 0
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.