Empresas y finanzas

IAG recorta más su crecimiento por el alza del crudo y el freno de la demanda

  • Dice que sus planes antiBrexit están validados y no precisan el respaldo de la UE
  • El holding saca músculo con sus resultados pese a los mayores costes
Iberia es la aerolínea que mejores resultados ha presentado

La debilidad de la demanda en Europa y el alza del crudo ha llevado a IAG a revisar a la baja el crecimiento de sus aerolíneas por segunda vez en lo que va de año hasta el 5% de media. Una política de moderación que extenderá hasta el primer trimestre de 2020 debido la incertidumbre económica y a la sobrecapacidad en mercados como el alemán o el austriaco, que han llevado a Lufthansa, easyJet o Ryanair a recrudecer la guerra de precios para llenar los aviones.

El freno a los planes de crecimiento ha afectado sobre todo a Vueling y Aer Lingus debido a su fuerte exposición al mercado de corto y medio radio, que muestra mayor debilidad que el de largo radio por la fuerte competencia, las bajas tarifas, los conflictos laborales y los retrasos.

Ajusta a la baja por segunda vez el aumento de la capacidad para 2019

En concreto, la aerolínea catalana prevé cerrar el año con un incremento de la capacidad del 3,9%, 1,6 puntos básicos menos que el alza del 5,5% anunciado a principios de año, mientras que la irlandesa ha recortado su crecimiento previsto en 1,8 puntos en lo que va de ejercicio (del 6,5% al 4,7%). Unos ritmos que contrastan con los alzas del 9,1 y el 10% registrados al cierre de 2018. "A principios de año ya fuimos prudentes en el crecimiento y se ha demostrado que fue un acierto. De cara al cuarto trimestre del año y el primero de 2020 vamos a volver a moderar el alza para adecuarlo a la demanda en línea con todo el grupo", explicó Javier Sánchez Prieto, presidente de Vueling, a la prensa.

British Airways e Iberia, las dos aerolíneas más grandes del grupo, también han rebajado sus previsiones de crecimiento aunque en menor medida que sus hermanas. Por ejemplo, la británica, que enfrenta una huelga de pilotos que la dirección espera desactivar en breve, cerrará con un incremento de su capacidad del 2% frente al 2,6% previsto y la española terminará con un alza del 8% frente al 8,7% anunciado.

Pese a la moderación en su expansión, sobre todo dentro de Europa, el holding aéreo asegura que la incertidumbre sobre el futuro del Brexit no ha afectado a su actividad ya que siguen viendo una fuerte demanda. Un diagnóstico que choca de frente con el del consejero delegado de Ryanair, Michael O'Leary, que aseguró que han tenido que bajar las tarifas un 6% para llenar los aviones por la guerra de precios en Alemania y "las preocupaciones sobre el Brexit, que pesan negativamente en la confianza y el gasto del consumidor de Reino Unido".

En este punto, y pese a que el nuevo primer ministro británico, Boris Johnson, amenaza con un salida de la UE sin acuerdo en octubre, IAG cree que "no habrá una salida abrupta". Pero, aunque finalmente se de el caso, el holding insiste en que no están preocupados ya que podrán seguir operando sin ningún problema pese a las exigencias de europeidad. "Todas las compañías hemos presentado los planes (antiBrexit) y han sido aprobados. Tenemos en respaldo de las autoridades locales y no necesitamos la bendición de Bruselas", explica Luis Gallego, presidente de Iberia. En este punto, hay que recordar que hace poco más de un mes la aerolínea de bandera y Vueling pasaron el examen de españolidad de Fomento.

Buenos resultados

En medio de la incertidumbre que rodea a la economía y el enfriamiento de la demanda, que ha llevado a las aerolíneas a lanzar ofertas para volar en verano y a registrar unos resultados más débiles, IAG ha sacado músculo con sus resultados semestrales y mantiene las previsiones de beneficio para el año. Así, la dueña de Iberia y British Airways ha ganado 806 millones de euros entre enero y junio, un 0,4%" más que en el mismo periodo del año pasado pese al fuerte alza del precio del crudo. Si se incluyen las partidas excepcionales registradas en el primer semestre de 2018, el resultado neto cae el 43%(ver gráfico).

Así, los ingresos han mejorado el 7,9% gracias al alza de los ingresos unitarios, animados por el largo radio, y el aumento del 6% del tráfico de pasajeros. Por su parte, los gastos han subido el 36,9% por el alza del 20% de los costes de combustible, la falta de extraordinarios y los ajustes contables tras la entrada en vigor de la Niif 16, que también se ha dejado notar en la deuda, que ha pasado de los 7.432 a los 12.808 millones tras incluir los arrendamientos de los aviones. ?

Así, pese al efecto negativo del coste del combustible, los resultados han estado por encima de las expectativas del mercado lo que ha llevado a la compañía a liderar las alzas del Ibex mientras sus principales competidoras cerraban a la baja. Así, las acciones de IAG han subido el 6,58% mientras que Lufthansa, que ha presentado pérdidas, caía el 0,27% o Ryanair, que bajó el 1,7%.

Iberia es la compañía del grupo que más ha crecido. Sus ingresos suben el 11,2% y e resultado mejora el 6,9%

"Nuestro desempeño ha sido positivo. A tipos de cambio constantes, los costes unitarios de combustible aumentaron un 6,3% y los ingresos unitarios de pasaje crecieron un 1,1%, beneficiándose del calendario de Semana Santa. Este desempeño vuelve a poner de relieve que nuestra estructura única y nuestra cartera de marcas diversificada sustentan nuestra fortaleza financiera y nuestra capacidad de obtener resultados sólidos", asegura Willie Walsh, consejero delegado del holding aéreo.

"Destinos como Canarias o Baleares están funcionando bien y los resultados de Vueling en su conjunto son positivos pese al efecto negativo del combustible"

Por negocios, Iberia es la compañía del grupo que más ha crecido. Sus ingresos suben el 11,2% a los 2.636 millones mientras que el resultados de las operaciones mejora el 6,9% a los 109 millones de euros. Por su parte, Vueling mejora su facturación el 7,1% y gana cinco millones de euros frente a las pérdidas de 11 millones del primer semestre del mismo periodo. "Algunos mercados del norte de Europa, como Alemania y Austria, se están viendo más afectados por la sobrecapacidad y los bajos precios, pero en España, destinos como Canarias o Baleares están funcionando bien y los resultados de Vueling en su conjunto son positivos pese al efecto negativo del combustible", explica el presidente de Vueling.

En cuanto a Level, Walsh ha sacado pecho del desempeño de su compañía de bajo coste y largo radio y ha asegurado que es "un negocio rentable" con una estructura de gastos contenido.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum0