Empresas y finanzas

Endesa e Iberdrola pujan por adquirir activos de 2.000 millones de EDP

  • Naturgy y Repsol no participan en la subasta por más de 1.500 MW en Portugal

Endesa e Iberdrola han remitido sendas ofertas no vinculantes al concurso que ha lanzado Energías de Portugal (EDP), que vende más de 1.500 MW de centrales térmicas e hidroeléctricas por unos 2.000 millones de euros. Algunos fondos, como Brookfield, también participan, mientras que Repsol y Naturgy no han remitido ninguna propuesta.

EDP revisó su Plan Estratégico 2019-2022, incluyendo en él un objetivo de rotación de activos de 6.000 millones y, además, la venta de activos en Portugal por otros 2.000 millones, para captar fondos y cumplir con las inversiones previstas durante el período, de 12.000 millones, el 75% en renovables, tanto en Europa como en América del Norte.

Además, en el caso de los activos en venta de Portugal, la empresa dirigida por Antonio Mexia busca reducir su riesgo al objeto de mejorar su calificación crediticia y alcanzar el grado de inversión (BBB).

En consecuencia, además de bajar su deuda neta desde los 13.500 millones hasta el entorno de los 11.500 millones -ha cerrado el semestre en 14.043 millones-, quiere reducir su exposición al mercado para potenciar los negocios regulados y sujetos a contratos de largo plazo.

Reducir riesgo en Iberia

La firma ha identificado su principal foco de riesgo en los activos térmicos de gas y carbón en la Península Ibérica -sobre todo Portugal-, región que el aporta le 55% del resultado.

En el país vecino, EDP cuenta con dos plantas de gas: Ribatejo -con -1.200 MW, se puso en marcha en 2004-, y Lares, de 862 MW, puesta en marcha en 2009; también cuenta con la cogeneración de gas de 24 MW de Fisigen y la central de carbón de Sines, de 1.256 MW, puesta en marcha en el año 1985.

En hidroeléctrica, a priori más atractiva con vistas al proceso de descarbonización, cuenta con 6.767 MW -el 21% de bombeo, particularmente valiosa por su capacidad para almacenar energía-, cuyas concesiones alcanzan hasta 2054 de media.

Mexia, durante la multiconferencia con los analistas de la última presentación de resultados -ganó 405 millones hasta junio, un 7% más- indicó que la puesta en venta de más de 1.500 MW había provocado "un fuerte interés en el mercado" y que ya se había seleccionado "un grupo restringido de interesados para que presenten ofertas no vinculantes".

Ha trascendido que entre las empresas invitadas a participar en el proceso por Morgan Stanley y UBS -contratadas para la operación- estaban Endesa, Iberdrola, Repsol, Naturgy, Engie, y fondos de inversión como Brookfield. De esa lista, se mantienen Endesa -lo confirmó públicamente su propio consejero delegado, José Bogas- e Iberdrola -también había indicado que analizaba los activos-, mientras que Repsol y Naturgy han declinado participar.

EDP tiene un "Plan B"

En el caso de que las ofertas finalmente no alcancen los 2.000 millones de ingresos previstos, EDP ya ha diseñado un "Plan B" alternativo, tal y como anunció Mexia en la multiconferencia, para obtener ese capital antes de que concluya 2020.

De momento, la empresa ha cerrado ya el 25% de los 4.000 millones previstos para la rotación de activos, con dos operaciones: la venta en abril de 997 MW eólicos en España, Portugal, Francia y Bélgica, por un importe de 808 millones -le han aportado 219  millones en el último trimestre- y la desinversión, anunciada el lunes pasado, de 137 MW eólicos en Brasil por 155 millones, sin considerar deuda.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum0