Empresas y finanzas

Vodafone crece en clientes de valor con un millón de abonados a las tarifas ilimitadas de datos

  • Reduce sus ingresos trimestrales el 9,3%, con ventas por 988 millones
  • Ya supera el millón de líneas móviles de datos ilimitados
  • La guerra del fútbol se ha saldado con una pérdida de 40.000 abonados de TV

Vodafone España comienza a vislumbrar la recuperación de su negocio en gran parte propiciado por la captación de clientes de alto valor en el segmento de telefonía móvil. Según se indica en las cuentas de su primer trimestre fiscal, el operador había alcanzado a finales de junio 750.000 líneas con tarifas móviles y convergentes con datos ilimitados en España. Esa cifra, actualizada al momento, ya rebasa el millón de abonados, lo que supone un impulso comercial relevante al tratarse de accesos cuyo precio mínimo arranca en los 40,99 euros al mes.

Además de los ingresos recurrentes, este tipo de tarifa -que permite al usuario desentenderse del consumo de gigas en su móvil al disponer de 'barra libre' de conectividad- también "supone una importante mejora de la experiencia para los nuevos y actuales clientes migrados", ya que según Vodafone "se traduce no solo en un incremento del uso de datos, multiplicando hasta por cuatro el consumo y revelando una demanda latente en relación al consumo sin restricciones, sino también en una mejora de la satisfacción del cliente (NPS) en todas las tarifas". En concreto, Vodafone España se considera líder en NPS en el segmento residencial, con una ventaja de más de cinco puntos porcentuales respecto a sus competidores. Asimismo, la estrategia por ofrecer la conectividad móvil más generosa ha permitido a Vodafone España "acabar el periodo con una clara mejora en la tendencia en portabilidades netas móviles y con saldo positivo en el último mes en el sector residencial", según apunta en su nota de los resultados semestrales.

Vodafone España percibe indicios de recuperación con un saldo positivo en portabilidades netas móviles el pasado junio

Pese a la apuesta por este tipo de tarifas móviles, y su efecto balsámico en términos comerciales, los pasados meses de abril a junio se han saldado con una caída de los ingresos del 9,3%, hasta los 988 millones. La menores ventas tienen su origen, según el operador, en "el impacto del reposicionamiento comercial del negocio llevado a cabo en el último año y a las consecuencias de la salida del fútbol". De hecho, la renuncia de Vodafone España a ofrecer los partidos en la televisión de pago de Vodafone se produjo en el segundo semestre del año pasado, por lo que las comparaciones referidas a la primera mitad del año no resultan totalmente homogéneas. Según el operador, las pérdidas de clientes de televisión por culpa del fútbol se ha cifrado en 40.000 bajas. La decisión de no adquirir los contenidos premium de los partidos de la Liga y la 'Champions League' ha permitido al grupo mejorar sus ratios de rentabilidad, lo que le ha animado a dar continuidad la misma estrategia para la próxima temporada, también sin invertir en el fútbol.

Gana clientes en fibra óptica

En el negocio de fibra óptica, Vodafone ya ronda los 2,9 millones de clientes, lo que representa una ganancia de 89.000 accesos de supera alta velocidad fija, siempre con datos referidos a finales del pasado junio. Hasta esa fecha, Vodafone contaba con 3,2 millones de clientes de banda ancha fija. En el segundo trimestre del año (que es el primer trimestre fiscal para la multinacional), Vodafone y Orange ampliaron su acuerdo de compartición de redes fijas a nuevas áreas geográficas para aumentar el número de unidades inmobiliarias a la que llegan sus servicios convergentes en un millón. Gracias a ese movimiento, Vodafone llega con fibra a más de 23 millones de unidades inmobiliarias en España.

Aunque ya excede el periodo de contabilidad de los resultados, Vodafone España se convirtió el pasado junio en la primera operadora en lanzar 5G en España, para incluirlo en la actualidad en todas sus tarifas para particulares y empresas.

Resultados del grupo

El Grupo Vodafone también recibe impulsos favorables en cuanto a la evolución de sus ingresos, con una tendencia alcista a finales de junio que la multinacional confía que sea el inicio de una recuperación gradual. Por ese motivo, la compañía ha decidido mantener sus previsiones para el conjunto del año. Los ingresos totales alcanzaron los 10.650 millones de euros en el primer trimestre fiscal de la compañía, un 2,3 por ciento menos debido a los efectos de los tipos de cambio. Los ingresos por servicios orgánicos cedieron un 0,2 por ciento, un porcentaje alejado de la caída del 0,7 por ciento del trimestre inmediatamente anterior.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum0